Babel RisingXbox 360

Juega a ser dios y ponle un alto a la torre de Babel

Por Guillermo Navarrete El 25 de junio a las 15:08

Lo bueno

Buen nivel de dificultad. La idea de ser dios en un pasaje bíblico es interesante.

Lo malo

Controles deficientes. La dirección de arte es pobre y la calidad en de los gráficos deja mucho que desear. Mala implementación de los comandos de Kinect.

En Occidente predominan las religiones judeocristianas y toda la mitología que las acompaña, y el mundo de los videojuegos también ha sido igualmente influenciado por esta idiosincrasia, por lo que es frecuente ver referencias a lugares como el cielo y el infierno; Babel Rising va mas allá y nos invita a ser dios y terminar con los hombres que intentan construir la torre de Babel.

Mando Productions, un pequeño estudio francés con apenas un par de juegos en su historia, decidió adentrarse en el universo de Xbox LIVE Arcade para adaptar su título más exitoso al control de movimiento Kinect, aunque ya estaba disponible para PS3, PC, Mac, iOS, Android, Windows Phone 7 y hasta Rim. Babel Rising es una especie de tower defense de acción en el que mediante el control divino de los elementos frenas pequeñas oleadas de obreros que buscan construir una torre al cielo.

Al inicio de la partida verás los cimientos de la construcción y que de un extremo desfila un montón de obreros cargados con pesadas piedras para construir una parte de la torre; la estructura es una espiral, por lo que la edificación de los pisos se acelera mientras transcurre la partida. Para evitar el levantamiento de la edificación tendrás a tu disposición cuatro elementos: tierra, agua, fuego y aire, cada uno con dos tipos de ataque, rápido y lento; los rápidos incluyen piedras, rayos, lluvia y bolas de fuego, mientras los lentos son terremotos, tornados, poder de congelación y cortina de fuego. Un detalle atractivo es que una vez que has destruido a muchos enemigos con uno de los elementos, puedes lanzar un poder ultra para afectar un mayor número de trabajadores; estos consisten en una piedra que baja por la torre y elimina todo lo que encuentra en su camino, un enorme viento que manda a volar a todos, un diluvio que inunda la base de la torre y una lluvia de fuego que calcina sin misericordia.

La forma de controlar los elementos es colocando un cursor sobre los trabajadores que queremos eliminar y eligiendo el poder que soltaremos sobre ellos, ya sea utilizando Kinect o el control convencional. Cuando decidimos emplear Kinect, los poderes rápidos se lanzan bajando la mano izquierda como botando un balón y los lentos moviendo esa misma mano hacia adelante como si empujáramos algo; en los niveles suelen usarse dos elementos, por lo que en Kinect debemos cambiar de elemento y valernos de comandos de audio, sea diciendo lo que queremos o aplaudiendo. El control resulta mucho más efectivo para lanzar los poderes, pues se ubican en los botones A, B, X y Y, y para controlar la cámara y el cursor, están los sticks.

Igual que suele suceder con los títulos de Kinect, los comandos no siempre responden como quisiéramos, lo que rápidamente puede generar frustración mientras movemos las manos como locos sin lograr lanzar poderes, en los niveles avanzados de la campaña, que además es casi imposible terminar. El control convencional es un poco más efectivo en estos niveles, pero podemos concluir que definitivamente el juego fue diseñado para jugarse con un control táctil.

Babel Rising ofrece muy poco, incluso para Kinect; su aspecto gráfico es deficiente y aunque el nivel de dificultad presenta un reto, la imprecisión del control torna frustrante la experiencia. Si estás interesado en adquirirlo, te recomendamos que sea para otra plataforma.

Malo
5.6
 

Ficha del Juego

Babel Rising

Xbox 360, PlayStation 3, iOS

por Mando Productions

13 / Junio / 2012

MÁS REVIEWS