Aliens: Colonial MarinesXbox 360

Otra generación sin un buen juego de Aliens

Por Luis Sánchez El 13 de febrero a las 16:48

Lo bueno

Puedes jugar como un alien, algo poco común actualmente. Multijugador divertido. Excelente música orquestada y efectos de sonido. Regresarás a locaciones emblematicas de la película de Aliens.

Lo malo

Campaña de corta duración y dificultad nula. Deficiencias en animación, modelado e Inteligencia Artificial. Poca variedad de mapas multijugador. Gráficas de baja calidad. No hay mecánicas cooperativas. Las secuencia de disparos son genéricas. La atmósfera no genera tensión.

Gearbox terminó 2012 lleno de condecoraciones y premios gracias a su título insignia Borderlands 2, pero este año los resultados quizá sean muy contrastante. Para comenzar, tomaron una franquicia de ciencia ficción muy popular y querida por los fans del género, que durante los últimos 10 años han esperado un juego que haga justicia a lo mostrado en las películas. El resultado no fue lo que esperábamos.

Aliens: Colonial Marines es un shooter en primera persona, y como tal, esperamos acción continua, en este caso, contra los famosos Xenomorphs. Esto se traduce en encuentros esporádicos después de seguir un tramo del nivel, después los aliens dejarán de aparecer y estarás en un santuario donde podrás dejar tu control sin temor a que te sorprenda un enemigo, por lo menos hasta que llegues a la siguiente zona que demande un enfrentamiento.

Hay un gran repertorio de armas, todas representaciones fieles de las vistas en las películas; algunas son situacionales y resultan mejor si se usan contra cierto tipo de enemigo, y podrán ser desbloqueadas gracias a un sistema de progresión de rangos; asimismo, será posible desbloquear aditamentos como escopetas montadas en el cañón, diferentes tipos de miras ópticas y modos de disparo. A lo largo del juego también habrá armas legendarias que pertenecieron a figuras importantes en los filmes. Tienes la opción de cambiar todas las que has desbloqueado a través de un menú radial que activas presionando un botón, esto quiere decir que puedes elegirlas libremente y estarán disponibles en todo momento. Al agotar tu munición, mágicamente podrás seleccionar otra, lo que, por un lado, te da oportunidad de prepararte mejor en cada enfrentamiento pero definitivamente, arruina la atmósfera.

El Motion Tracker hace una aparición, pero no es estelar. Se supone que rastrea el movimiento de tus enemigos alertándote de su presencia, pero gracias al comportamiento de los aliens, su importancia es nula y servirá únicamente para indicarte el camino a seguir, ya que al activarlo se te mostrará la ubicación de tu próximo objetivo.

En general, los enemigos dejan mucho que desear, el diseño en la variedad no funciona bien y casi todo el tiempo estarás peleando contra la peor representación de los aliens en mucho tiempo. La mayor parte del juego combatirás a un alien genérico que tiene un comportamiento dinámico pero que pierde todo impacto cuando termina por atacarte caminando lentamente y eso lo vuelve un fácil receptor de plomo. Es una lástima, porque hay otro tipo de alien menos usado que representa un reto considerablemente mayor gracias a su comportamiento escurridizo, y con él sí es necesario tener cuidado, pues te acechará y esperará el mejor momento para atacarte.

A partir de la segunda misión comenzarás a pelear contra soldados del conglomerado de Weyland Yutani; aquí las reglas del combate cambiarán: dejarás de pelear cuerpo a cuerpo para pasar al combate a distancia, lo deprimente es que estos enemigos son los más desafiantes gracias a su puntería y letalidad.

Como es bien sabido, los fluidos internos de los aliens son de naturaleza corrosiva y en diferentes medios ha sido mostrado cómo pueden dañar a los marines. Dentro del juego, las explosiones de los Xenomorphs comunes son completamente inofensivas: cuando eliminas a uno en un rango muy cercano y explotan, puede parecer que te hacen daño de forma muy sutil, pero esta mecánica es inútil porque tu salud se recupera hasta cierto nivel en 2 segundos.

El diseño de casi todos los niveles de Colonial Marines es completamente lineal. La única ocasión en que tienes oportunidad de explorar es en la estación de comando de Hadley's Hope; aquí y en otras locaciones basadas en las películas como la nave Derelict y la sala del Space Jockey, se nota el esmero que el equipo puso en representarlas de manera fidedigna; un viaje que los fans de la franquicia sin duda disfrutarán.

« Primera |« Anterior |1 |2 |Siguiente » |Última »
Malo
5.0
 

Ficha del Juego

Aliens: Colonial Marines

Xbox 360, PlayStation 3, PC, Wii U

por Gearbox Software

12 / Febrero / 2013

Sitio Oficial »

MÁS REVIEWS