2014 FIFA World Cup Brazil Xbox 360

FIFA 14 disfrazado de Mundial

Por Rodrigo Villanueva El 15 de abril a las 13:28

Lo bueno

Presentación llamativa y gran atmósfera. Mismos controles sólidos y responsivos de FIFA 14. El rol de los minijuegos para mejorar el rendimiento del equipo. Buena selección musical. Narraciones apasionadas, si bien genéricas.

Lo malo

Modos de juego repetitivos y poco imaginativos. Final desangelado. Gráficamente, el juego ya luce avejentado, pese a los detalles coloridos. No hay algo, más allá de lo estético, que realmente lo distinga de FIFA 14.

Cuando se trata de juegos del Mundial de futbol resulta complicado apreciarlos como producto individual, sobre todo cuando medio año antes salió FIFA y utilizó las mismas herramientas y desplegó los mismos avances.

2014 FIFA World Cup Brazil padece, como siempre, el mismo problema. Si se evalúa al margen de la serie FIFA, es un gran juego de soccer, uno que verdaderamente está a la altura del magno evento del balompié internacional, pero si se le compara con FIFA 14, la magnificencia se diluye, aunque no al punto de perder completamente el encanto.

En esencia, FIFA World Cup Brazil es FIFA 14 con otro maquillaje; uno que compensa la falta de atmósfera del simulador y consigue envolver al usuario en el clima mundialista para hacerlo sentir dentro de la gran fiesta que se celebra cada 4 años.

La esencia es, por supuesto, el Mundial, es decir, la fase final de 32 selecciones, donde el jugador elige a una—regularmente, la de su país— y la lleva de la ronda de grupos a los octavos de final y los cuartos de final hasta alcanzar la final y derrotar, si todo ocurre de acuerdo con la lógica, a un gigante de la talla de España o Brasil.

Para no ser tan superficial, EA Canada acompañó el paquete central con 7 modos de juego alternativos, predecibles, pero consistentes con todo aquello que rodea a la justa global. Esto significa que además de controlar a la escuadra completa y llevarla a conquistar la Copa, también habrá que librar una batalla individual para ganar un lugar entre los 23 seleccionados que comienza años antes y la cual se ve recreada en el modo Capitanea a tu País, en el que es posible tomar a un jugador existente o crear uno y disputar cada encuentro amistoso y de clasificación, incluido el recorte del entrenador y quedar en la selección final.

Se trata de una aproximación distinta al tradicional manejo total del equipo, si bien una un tanto desgastante y reiterativa, pues sobra decir que la cantidad de encuentros necesarios para alcanzar la capitanía es cuantiosa, sin mencionar que no todo está en manos del usuario. Nosotros tomamos a Javier "El Chicharito" Hernández, y muchas veces, el tipo abandonaba la cabecera, a la espera de que sus compañeros virtuales hicieran la tarea en el fondo, recuperando pelotas y arrojándolas en su dirección, mientras su calificación bajaba por no poder intervenir. Claro, siempre existe la opción de hacer labor de sacrificio y bajar a 3 cuartos de cancha a recuperar la pelota, pero ésa no es la idea. El hecho es que este modo, aunque resulta interesante, se siente también desarticulado y puede llegar a ser monótono. Otro detalle es que el ángulo de cámara no siempre es el mejor, especialmente cuando viene un centro o tiro de esquina, pues realmente no se sabe dónde caerá el esférico.

Otra opción de juego es la Historia de las Clasificaciones, que es la clásica donde se recrean momentos de la vida real, en este caso, provenientes de las rondas clasificatorias en cada región, ya sea CONCACAF, CONMEBOL, UEFA, etcétera. Aquí, el jugador se topará con situaciones clave que traerán recuerdos amargos o alegres a los fanáticos del futbol, en las que una selección, con viento en contra, remontó y se sobrepuso o aprovechó una circunstancia para superar a su rival, por ejemplo cuando Estados Unidos goleó a una desconcertada selección de Costa Rica, que no sabía cómo jugar en la nieve, o cuando Jamaica empató a México en el Estadio Azteca. Encontramos un defecto en un desafío en el que, precisamente, había que asumir el rol del portero de Jamaica y mantener el arco a salvo en el Coloso de Santa Úrsula, pero un objetivo secundario era ganar el partido. ¿Cómo conseguirlo si sólo se controla al guardameta? Sí, claro, el juego permite dar indicaciones a la distancia para que los compañeros virtuales pasen el balón a algún jugador libre, pero eso no significa tener injerencia genuina en el rendimiento del equipo y, por lo tanto, en el marcador. En resumen, existe un objetivo que realmente es difícil cumplir.

Algo atractivo es que cuando arranque el Mundial, aproximadamente dentro de 50 días, se activará una modalidad de momentos reales similar, pero basada en eventos del torneo en curso. Además, aprovecha el sistema Match Day de FIFA, lo que significa que las estadísticas y el momento, tanto de selecciones como seleccionados, varía dependiendo de las incidencias de la realidad; esto es una novedad en cuanto a títulos del Mundial, si bien ya se había visto un par de veces en FIFA.

Otra alternativa muy obvia, es la de Rumbo a la Copa Mundial de la FIFA, donde se puede tomar a cualquiera de las 203 selecciones agrupadas en la Federación Internacional de Futbol Asociación, para llevarla al Mundial. Como con el modo de Capitanea a tu País, aquí únicamente los más entusiastas resistirán para atravesar el proceso que lleva a una selección al evento. Recordemos que el Mundial es la etapa final de un proceso que inicia 2 años antes y que involucra decenas de partidos, incluyendo encuentros amistosos. Como dijimos antes, es una modalidad necesaria y natural, pero también maratónica y no estamos seguros de cuántos fans realmente quieran probarla —quizá quienes vivan en países no clasificados, como Panamá o San Vicente, por mencionar un par—.

« Primera |« Anterior |1 |2 |Siguiente » |Última »
Bueno
7.3
 

74

Ficha del Juego

2014 FIFA World Cup Braz..

Xbox 360, PlayStation 3

por EA Canadá

15 / Abril / 2014

Sitio Oficial »

MÁS REVIEWS