Review

Madden NFL 18

Nuevos uniformes pero casi las mismas jugadas

LEVELUP

8

Bueno

PROS:

MUT Squads refresca el modo Ultimate Team

Nuevo sistema de pases mejora el juego aéreo

Migración de motor gráfico realza la presentación

Play Now LIVE agiliza la experiencia y la hace más relevante

CONS:

Las pantallas de carga siguen siendo un dolor de cabeza

El modo franquicia recibió mejoras poco trascendentes

Longshot padece problemas técnicos y argumentales

Gauntlet y modos de entrenamiento abandonados

Narraciones y musicalización excluyentes para el mercado latino

Estructura general poco intuitiva

Como era de esperar tras la migración de su hermano FIFA al motor Frostbite, Madden NFL adopta este año una nueva apariencia y, con ello, incorpora un elemento narrativo que se antoja innovador para la franquicia. ¿Esto es suficiente para hablar de una temporada ganadora o por cada yarda al frente hubo también un balón suelto? ¡Averigüémoslo!

MADDEN 101

Cuesta creer que a estas alturas haya quien no conozca Madden NFL, pero si eres uno de los pocos, baste con decir que es un simulador de fútbol americano… el único con licencia oficial y también una de las franquicias deportivas más icónicas en el mundo de los videojuegos. Si éste es tu primer año en la serie o regresas tras un exilio prolongado, podemos decirte que se trata de un juego sólido, no sólo por tratarse de la única alternativa real —lo cual es lamentable—, sino porque es producto de un proceso evolutivo que abarca décadas.

Debido a que es una saga de entregas anuales, cada edición suele concentrarse en mejoras específicas. El año pasado hablamos de la franquicia, de las batallas de tacleo y, en general, de aspectos de mecánicas. En 2018, el enfoque está puesto en 3 aspectos centrales: los gráficos, el modo historia y Madden Ultimate Team. Sí, eso quiere decir que el modo franquicia no sufrió cambios muy notorios, pero hablaremos de eso después.

Como dije al comienzo, éste es el año de Frostbite e igual que con FIFA, eso significa mejor iluminación. El efecto volumétrico de la luz al interior de los estadios confiere una renovada sensación de realismo; da cuerpo a las arenas y realza las texturas de los uniformes, cosa que notarás con más claridad en partidos nocturnos, así como en escenarios con grandes ventanales como Arlington o Minnesota, donde las cosas adquieren un aire celestial. Esta mejora también sobresale en el inicio de los encuentros, pues algunos elementos de la presentación televisiva definitivamente ganaron con la transición. En contraste, los gestos permanecen como un tema incómodo porque no comparten el grado de realismo de los gráficos o las animaciones de locomoción, y los props que rodean el terreno de juego todavía muestran cierto descuido, algo que, desgraciadamente, salpica a Longshot donde abundan elementos que no son césped y claramente no son la especialidad de EA Tiburon.

LONGSHOT, LA OBRA DE BROADWAY

Longshot es el nuevo y flamante modo historia de Madden NFL 18 y aunque su sola presencia constituye un acierto por enriquecer una fórmula que había sido bastante repetitiva, consideramos que el resultado es muy inferior al alcanzado con The Journey, en FIFA 17.

Vamos a tratar de no echar a perder elementos narrativos clave —SPOILER: no hay tantos—, pero si no quieres saber absolutamente nada, mejor sáltate las siguientes líneas y quédate con nuestra conclusión: Longshot pudo ser mucho mejor.

En Longshot adoptas el rol de Devin Wade, quien acompañado por su mejor amigo, Colt Cruise, se embarca en la aventura por llegar a la NFL. Como fan de este deporte, esperaba vivir una experiencia que simulara con realismo la presión a la que se someten los jugadores colegiales: las distracciones, las lesiones, los tazones universitarios, el choque con los coaches, la competencia encarnizada por una posición… vaya, algo con el estilo de Remember the Titans o Friday Night Lights hecho videojuego. En vez de eso, Tiburon optó por poner a los protagonistas en medio de un reality show, algo que resultará ajeno para la mayoría de los fans y que, para fines prácticos equivale a Dancing with the Stars con Jerry Rice, en vez de All or Nothing o Hard Knocks.

Dancing with the Stars en vez de Hard Knocks
Dancing with the Stars en vez de Hard Knocks

Sospecho que la decisión obedeció al conflicto que hubo entre la NCAA y Electronic Arts hace algunos años, pero no puedo asegurarlo. El hecho es que Longshot se percibe falso, demasiado teatral y, en última instancia, insatisfactorio, sensación que se ve agravada por problemas de presentación. Si bien es cierto que Frostbite fue indispensable para este elemento, también es justo reconocer que la apariencia del modo historia es inconsistente. Los personajes centrales y ciertos escenarios lucen genuinos e implementan lenguaje cinematográfico con solvencia, pero muchos otros se antojan súper descuidados, vacíos, con bordes dentados, casi como la obra de la escuela (exageramos pero seguro entienden la idea)

Las mecánicas también pudieron ir más allá, como ocurrió en The Journey. Conforme juegas, hay elecciones y ciertos desafíos relacionados con conocimiento y ejecución de futbol americano que afectan el reporte de los scouts que están evaluando al protagonista. Varias de las “acciones” consisten en quick time events, lo cual pasa por aceptable porque es evidente la influencia de Telltale. Pero Tiburon no da suficiente peso al tema de los scouts —puedes ignorarlo por completo y no pasa nada— y los momentos más críticos son imposibles de fallar porque si lo haces, aparece una pantalla negra y se recarga el momento, así que no hay consecuencia.

Longshot dura 6 horas aproximadamente y después, algunos elementos de la modalidad así como los personajes figuran en MUT, pero ello no constituye una extensión formal de la experiencia y, encima, los retos que los involucran carecen de narración, así que se sienten más pesados de jugar. En resumen, Longshot es una experiencia fresca y eso está bien, pero creo que la ejecución fue decepcionante.

La presentación de Longshot tiene momentos desafortunados
La presentación de Longshot tiene momentos desafortunados

UNA FRANQUICIA OLVIDADA

El modo franquicia recibió algunas modificaciones de configuración como la alternativa de eliminar el despido de tu coach, mejorar las selecciones de draft de la computadora, los intercambios de jugadores son más realistas, ciertos mariscales de campo pueden retirarse más tarde y existe la opción de retomar tu temporada en momentos específicos... súper "excitante". Como esos, hay algunos ajustes adicionales en Franquicia que, para ser francos, pasarían sin mucho problema por incisos en la descripción de un parche, pero si no eres de los que juega múltiples temporadas en la misma edición del juego, difícilmente los notarás.

Franchise es casi igual que el año pasado

Por lo demás, Franchise es igual que el año pasado: hay un marcado énfasis en la progresión estilo RPG para tus jugadores, el juego resalta decisiones críticas a lo largo de la temporada, estableces tus metas al comienzo de la campaña, los entrenamientos están enfocados en las fortalezas del siguiente rival previo a cada jornada, puedes jugar sólo ciertas partes del partido, etcétera.

El cambio más interesante que aplicaron a las categorías de juego es, en todo caso, Play Now LIVE, módulo donde quedan agrupados todos los partidos individuales, desde el amistoso genérico, pasando por el siguiente cotejo de temporada para tu equipo favorito —al cual puedes acceder de inmediato— hasta llegar a encuentros clave o momentos específicos de la campaña en curso, con estadísticas y comentarios actualizados. Este nuevo menú es un acierto porque pone una pizca de agilidad en lo que comúnmente es una sucesión de tablas y pantallas de carga.

EL AÑO DE MADDEN ULTIMATE TEAM

Uno que sí recibió mejoras marcadas fue Madden Ultimate Team, la ya tradicional modalidad por sobres, donde creas un equipo ficticio y lo pones a competir contra los de otros jugadores. En Madden NFL 18 encontrarás MUT Squads, un modo cooperativo donde equipos de 3 usuarios combinan sus alineaciones y cada uno dirige sólo una de 3 facetas del juego, ya sea la ofensiva, la defensiva o el manejo del reloj. Si estás a cargo, tú eliges las jugadas pero los 3 participantes controlan jugadores durante el partido completo. Ésta se percibe como una manera más o menos fresca de experimentar el modo porque demanda comunicación y extrema coordinación, ya sea para estar en el lugar correcto al mandar un pase o para cubrir la asignatura adecuada al cubrir un pase rival.

Salvo por una que otra anomalía, encontrar compañeros para MUT Squads fue rápido —la mayoría, angloparlantes— y jugarlo tampoco demandó demasiado esfuerzo, aunque a la hora de cambiar de jugador, la cámara suele moverse de un modo súper violento que te saca de onda por un instante, pero la confusión baja con la práctica.

Elementos de Longshot se trasladan a MUT
Elementos de Longshot se trasladan a MUT

Otra novedad en Madden Ultimate Team es la opción de acumular experiencia. En años pasados, la única forma real de avanzar era acumulando monedas, jugando partidos contra la máquina u oponentes humanos, pero este año también hay experiencia que te permite subir de nivel y desbloquear modos de juego, desafíos, ofertas y sobres relativamente exclusivos, algo que confiere mayor sustancia a la experiencia pero también abona a esa sensación de no saber qué hacer con tantas formas de progresión porque ya tienes monedas, tókens (los explico abajo), tickets y ahora experiencia. Es un poco apabullante.

En Madden NFL 18 también puedes mejorar tus jugadores, uniformes, estadios y coaches; es decir, upgradearlos al coleccionar versiones básicas de ellos y combinarlas con tókens que, a su vez, produces deshaciéndote de jugadores dorados y plateados para añadirlos a los sets de sus respectivos equipos.

En paralelo a todo esto, permanecen Draft Champions (ahora MUT Draft), donde compites contra equipos creados al vapor; las temporadas Head 2 Head; los partidos rankeados con límite salarial; la casa de subastas, etcétera. MUT Champions es nuevo pero no pudimos probarlo porque está bloqueado hasta el 28 de agosto. Por si no es evidente con lo expuesto líneas arriba, el talón de Aquiles, no sólo para esta modalidad sino para el juego completo, es la experiencia de usuario, la accesibilidad y lo intuitivo, algo en lo que ahondaré líneas abajo.

EL TOQUE FINO

Ya en el estadio hay 2 mejoras importantes: los estilos de juego son una novedad de configuración que dicta qué tan realista es el partido, yendo desde lo más divertido y poco auténtico en la opción Arcade —donde abundan las jugadas de largo yardaje y escasean los pañuelos—, pasando por lo balanceado con Simulación que es la forma en que seguramente has jugado todos estos años hasta llegar a lo exigente en Competitivo. El cambio entre estas modalidades es notorio y juega un rol importante en tu experiencia de juego y la frustración. Aunado a eso está el Target Passing o Pase con Objetivo, el cual constituye una mejora muy valiosa para quienes privilegian el juego aéreo, pues al apretar el gatillo izquierdo antes del snap, muestra un cursor holográfico sobre el campo que puedes mover con uno de los sticks para colocar tus pases con una precisión atómica. Esta nueva mecánica resulta un poco extraña al comienzo, pero el mapeo de botones se vuelve intuitivo al poco tiempo y cierra la pinza con las mejoras del juego terrestre y defensivo de los últimos años para concretar los mejores controles que la serie ha tenido.

Dicho eso, Madden NFL lleva varios años batallando con defectos muy puntuales, algunos de los cuales regresan en 2018, empezando por las molestas y prolongadas pantallas de carga que a veces resultan más largas que ciertos desafíos solitarios de Madden Ultimate Team; en otras palabras, invertirás más tiempo viendo la barra llenarse que cumpliendo algunos retos, lo cual es absurdo. Este tema es recurrente, pero sigue sin resolverse y hace de la experiencia algo bastante engorroso.

El tema de la accesibilidad es contrastante

Y el tema de la accesibilidad es contrastante. Por un lado, están los estilos; por el otro, tienes la estructura del juego mismo. Con excepción de Play Now LIVE!, todo lo demás en Madden NFL 18 involucra una marea de menús, tablas, pantallas de carga, gráficos y procesos. El mejor ejemplo de esto son los ya mencionados tokens en MUT: devuelves jugadores para llenar sets, que a su vez te dan tokens, que a su vez sirven para combinarlos con la versión básica de un jugador y así dar como resultado otro jugador mejor. ¿Qué diablos? MUT está lleno de trámites similares que personalmente encuentro desalentadores y cero intuitivos. Es el típico mal de las entregas anuales que, en su afán por cambiar las cosas, terminan apilando unas funciones sobre otras más viejas hasta tener un auténtico Frankenstein de características, formas de progresión, monedas in-game, etcétera.

Los tutoriales y el Gauntlet, que deberían ser el antídoto para eso, también han estado abandonados y aunque están muy completos, podrían ser mucho más accesibles, incluso arcade; podrían ofrecer algo más divertido que realmente sea el punto de partida para novatos y no ahuyente con una experiencia tan cuadrada, porque en su estado actual, ya nada más falta que te pongan a analizar video para comprender el A-B-C del fútbol americano. En fin, en la práctica, ambos modos padecen los mismos males que otros dentro de la experiencia.

LA VOZ DEL ESTADIO

Llegamos así, al audio, mismo que no ha apelado al mercado latino en años. No hay algo que reprochar a los actores de Longshot… hasta Dan Marino hace un trabajo creíble y ni qué decir de Mahershala Ali, un actor consagrado cuyo rol en la trama es modesto, pero importante. Quizá lo único que resaltó como un poco acartonado fueron las narraciones de los partidos colegiales, pero no es algo catastrófico.

Luego tenemos las narraciones de Brandon Gaudin y Charles Davis, quienes regresan como la dupla de cronistas para los partidos y cuyo trabajo es contrastante. El análisis es excelente y noté líneas actualizadas que supuestamente continuarán renovándose con el paso de la temporada para permanecer vigentes donde te dicen sobre el estado actual de tu equipo o lo que ciertas jugadas implican durante momentos específicos del juego, pero lo que más me gustó fueron ciertos comentarios donde la pareja rompía la cuarta pared y hablaba de ti… el jugador, reaccionando cuando te saltabas el medio tiempo y haciendo una broma sobre cómo no hay tiempo para el resumen. Por otro lado, sigue haciendo falta más pasión o quizás nosotros, como latinos, estamos más acostumbrados al estilo exagerado de los narradores hispanoparlantes. En fin, no es grave, pero apreciaríamos más ímpetu en momentos clave y, por supuesto, narración en español.

Por lo concerniente a la música… bueno, en gustos se rompen géneros, pero este año noté un énfasis más marcado por el hip-hop en la selección musical, misma que excede los 30 temas licenciados, pero que no me parecieron especialmente atractivos. Hay variedad y tampoco me atrevería a decir que ese género es completamente ajeno al futbol americano, aunque prefería los días en los que el concepto era más orquestal/épico, como el de los documentales de la NFL. En Longshot, por otro lado, vas a encontrar mucho country… nada raro cuando recuerdas de dónde provienen los protagonistas; le viene bien y hasta hubo por ahí una canción algo boba que se me quedó pegada.

Salvo una que otra anomalía con el audio ambiental en Longshot, este elemento es cumplidor en Madden NFL 18, aunque podría mejorar con localización —especialmente ahora que hay partidos en México— y un enfoque más internacional para la musicalización, pues la NFL se está expandiendo a mercados como el británico.

EL MARCADOR FINAL

Para nosotros, más que una revolución completa Madden NFL 18 constituye la primera etapa de una reestructura y, por lo mismo, nuestra experiencia fue inconsistente. Como insinuamos al comienzo, por cada acierto hubo varios elementos que o nos decepcionaron o se sintieron abandonados y eso evitó que nos lleváramos un sabor de boca plenamente satisfactorio. Si hace mucho que no juegas Madden, 2018 es tan buen año como cualquiera para volver, incluso más si consideras que los controles viven una etapa magnífica. Si eres un fan cautivo, ten en cuenta que este año regresarás por las novedades en MUT, la mejora gráfica y un modo historia que todavía está lejos del ideal.

¿QUÉ TE PARECIÓ Madden NFL 18

?

0 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

0 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

0

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos