ARTICULO

Momentos memorables en la historia de los E3

Cinco instantes indelebles en la memoria de la industria


Toda forma de entretenimiento que se considere importante en el mundo actual tiene un evento que la define; una fecha y un lugar en torno a los cuales las hordas de fanáticos pueden converger –incluso a distancia– para recordar una vez más que son hermanos de una misma pasión global y entrar en comunión con sus ídolos.

El soccer tiene el Mundial, el futbol americano tiene el Súper Tazón, para el cine están los premios Oscar, la música a Lollapalooza y el videojuego tiene la Electronic Entertainment Expo. Tres días de auténtica fiesta donde los actores más notorios de la escena interactiva se reúnen para hacer anuncios que revolucionarán la forma de vida de millones de fieles seguidores.

Ahora bien, pese a lo anterior, no todo lo que se presenta en cada E3 pasa la prueba del tiempo; ciertas develaciones carecen de impacto, hay proyectos que prometen pero quedan en el tintero y también hay historias desafortunadas donde las cosas no salen como se planearon. Pero eso no es lo que hace grande al E3, lo que lo hace grande es la sorpresa, la revolución, es ese instante de hormigueo y piel de gallina en el que nosotros, los jugadores, nos damos cuenta de que atestiguamos algo inmortal que generaciones venideras habrán de recordar. Con ello en mente y a escasas horas de que arranque la edición 2012 de esta sensacional expo, decidimos hacer una breve lista de momentos memorables del E3, aquellos de los cuales esperamos ver más en los próximos días.

Reggie y Shigeru enloquecen a los fanáticos

Sólo a Miyamoto se le pudo ocurrir algo así de espectacular
Sólo a Miyamoto se le pudo ocurrir algo así de espectacular

A lo largo de los últimos años, Nintendo ha tenido algunas presentaciones de E3 un poco desafortunadas, pero la de 2004 fue todo lo contrario. En aquel evento la Gran N anunció el DS, que a la postre se convertiría en una de las plataformas más exitosas en la historia de la industria, pero también hizo su debut en sociedad el entonces vicepresidente ejecutivo de ventas y marketing, Reggie Fils-Aime, y lo hizo de una forma poco común no sólo para un hombre de negocios, sino para un ejecutivo que pertenecía a una compañía familiar.

“Mi nombre es Reggie. Me dedico a patear traseros, anotar nombres y nos dedicamos a hacer videojuegos,” esas fueron las primeras palabras de Fils-Aime ante la comunidad, y los fanáticos amaron su actitud de inmediato, pues le inyectaba frescura y pasión a una empresa algo tradicionalista. Sin saberlo, esa audaz presentación sería clave en el ascenso de Reggie a la presidencia regional de Nintendo, que ocupa hasta nuestros días.

Pero eso no sería todo. Lo mejor vendría hacia el final del evento con un trailer que a la fecha sigue poniéndoles la piel de gallina a los periodistas. El compás de épicos acordes orquestales dio paso a la majestuosa aparición de Link cabalgando con el atardecer como fondo. El salón de conferencias explotó en gritos de emoción como nunca se habían escuchado antes en un E3. Era la primera vez en cuatro años que Zelda se presentaba con gráficos tridimensionales y de nueva generación. “Espadas sangrarán. Escudos se quebrarán. Pero cuando la luz se apaga, ¿se levantará el héroe nuevamente? ¿O la oscuridad reinará?” Esas palabras resonaron como un himno en el corazón de los presentes, muchos de los cuales se levantaron a saltar y aplaudir cuando el logotipo de la afamada franquicia apareció en la gigantesca pantalla, sólo para dejar listo el escenario para que Shigeru Miyamoto, ataviado con espada y escudo, rematara uno de los momentos más emocionantes en la historia de E3: la develación de The Legend of Zelda: Twilight Princess.

Killzone 2 y los gráficos del futuro

Honestamente, nosotros tampoco creíamos que gráficos así pudieran llegar a ser parte de nuestra realidad
Honestamente, nosotros tampoco creíamos que gráficos así pudieran llegar a ser parte de nuestra realidad

Los trailers son una parte fundamental de E3, pues procuran entregar a los fanáticos un seductor vistazo de los juegos que están por venir; cuando Guerrilla mostró su adelanto de Killzone 2 en la edición 2005, se suscitó una de las polémicas más grandes de las que la industria tenga memoria.

Y es que el mencionado video de poco más de dos minutos desplegaba un desempeño gráfico tan impactante que muchos fanáticos sencillamente se sintieron engañados. Para empeorar las cosas, Guerrilla dijo que el material era su visión del producto final, pero Jack Tretton, presidente y director general de SCE de América, fue enfático al subrayar que se trataba de imágenes in-game. En pocas palabras, nadie sabía a ciencia cierta si lo mostrado era real o un ardid mercadológico.

El clip retrataba los primeros instantes de una guerra en el planeta Helghan –algo así como un Día D de ciencia ficción– pero la iluminación, los efectos, el audio y sobre todo las animaciones y gesticulación de los personajes a cuadro no se veían como algo que un juego hubiera podido replicar en tiempo real hasta entonces.

Cabe recordar que en ese punto las capacidades del PlayStation 3 todavía eran un misterio y faltarían nada más y nada menos que cuatro años para que el juego viera la luz. Era muy temprano para poner el estándar tan arriba.

Al final del día, Sony logró lo que quería: generar una cantidad de atención histórica en torno a su conferencia durante ese E3. Irónicamente, pese a que más adelante Guerrilla reconoció que el trailer estaba conformado por material preprocesado, Killzone 2 casi alcanzó el aspecto que se prometió aquella tarde de 2005 y ya ni hablar de su sucesor, Killzone 3. En conjunto, se trata de dos de los juegos gráficamente más espectaculares en la historia del entretenimiento electrónico.

Deja tu comentario

 
 

Ordenar por