ARTICULO

Cuando los fans dañan el desarrollo de un juego - parte 2

Más proyectos que sufrieron la furia del fanatismo


Ayer publicamos un artículo sobre 3 franquicias que habían sufrido consecuencias graves debido a la ira de los fans: Resident Evil, The Legend of Zelda y Devil May Cry. Como lo prometimos, continuamos con el conteo de penosos casos en los que los berrinches de ciertos consumidores y la incapacidad de las empresas para aprovechar la crítica provocaron desastres de relaciones públicas, de ventas y hasta de franquicias. ¿Quieres saber cuáles son? Te invitamos a seguir leyendo. Si, al final, tienes en la cabeza el nombre de algún juego o franquicia que haya sufrido por la misma causa, te invitamos a compartirlo en los comentarios.

Mass Effect 3

BioWare fue fundado por un trío de doctores recién graduados. Ninguno de los 3 permanece en la empresa. Augustine Yip se retiró en 1997 y los famosos Ray Muzyka y Greg Zeschuk anunciaron el año pasado que dejarían la industria de los videojuegos. Muchos han especulado sobre los motivos que los llevaron a dejar su propia compañía. La gota que derramó el vaso, especulan algunos, pudo haber sido el desastre que ocasionó el final de Mass Effect 3.

Cuando fue lanzado al mercado, la crítica lo recibió con los brazos abiertos. Los resultados de los análisis fueron prácticamente unánimes: estábamos frente a uno de los mejores juegos del año. Sin embargo, a medida que algunos fans terminaron el título y compartieron su opinión en foros y demás sitios similares, se gestó un movimiento tremendamente hostil contra BioWare y EA. El final de Mass Effect 3 es despiadado. No ahondaré en detalles para no arruinarle a nadie la sorpresa, pero algunos lo encontraron incoherente y otros se molestaron porque era implacable. Hubo quien aprovechó el sensacionalismo para escribir historias a favor de los fans que se quejaban y también quienes defendieron el derecho de los desarrolladores a terminar su trilogía como quisieran.

El problema fue tan grande que los agotados desarrolladores decidieron producir gratuitamente un DLC que profundizara algunos aspectos del final. Su idea era eliminar la ambigüedad intencional del título para mostrar que era verosímil. Algunos recapacitaron y decidieron esperar a jugar este final extendido; sin embargo, otros se molestaron más porque el desarrollador se rehusaba a terminar la franquicia de un modo distinto al que ellos habían imaginado.

Casey Hudson, uno de los desarrolladores más destacados de la industria, recibió muchas amenazas e insultos personales de "fans" que estaban inconformes con el final. Desde imágenes con su fotografía con leyendas sarcásticas hasta mensajes de muerte. Algunos miembros de la comunidad expresaron su pasión por los juegos de la peor forma.

El drama que desató la conclusión de Mass Effect 3 fue tal que, como mencioné, muchos sospechan que el motivo de la partida de los 2 fundadores de BioWare. Así, perdimos a 2 visionarios que crearon uno de los estudios de desarrollo más prestigiosos de la industria. Por supuesto que no podemos atribuir a los fans from hell sus acciones, pero sin duda alguna tuvieron un efecto muy grande en el DLC que fue lanzado para el título. Por un lado, es comprensible que un juego que produce tantas pasiones y con una trama íntima y personalizable provoque que los jugadores realicen una inversión emocional muy fuerte; sin embargo, pocos discutieron o trataron de entender el mensaje que BioWare intentó comunicar con el final original. El linchamiento virtual desplazó toda posible argumentación sensata y saturó muchos canales de comunicación con insultos, sarcasmo y mensajes negativos que, a fin de cuentas, no sirvieron para nada.

Deja tu comentario

 
 

Ordenar por