Guía de compras navideñas

Recomendaciones para hacer feliz a todo tipo de gamer

Por Roberto Jiménez El 20 de diciembre a las 12:45

Aficionados a las peleas

Tekken Tag Tournament 2 (PlayStation 3, Xbox 360)

A diferencia de otras franquicias de combate cuerpo a cuerpo, la de Tekken ha permanecido intacta, fiel a sus raíces en casi cada elemento, pero sin dejar de evolucionar. Esta dualidad se debe a que la mecánica de pelea es una de las más precisas y exigentes, así que a menos que seas un jugador empedernido o habilidoso, la saga no es para ti. Por lo demás, es una de las experiencias más sofisticadas del género, y con mayor oferta de contenido, ofrece diversas modalidades, combos y ataques especiales. Pero más allá de lo que parece convencionalismo, los más de 40 personajes son muy diferentes entre sí, conociendo artes marciales peculiares y técnicas muy específicas; así, dependiendo de a quien elijas, vivirás algo muy distinto. De algo puedes estar seguro: para ganar en Tekken Tag Tournament 2 no puedes recurrir al botonazo sin sentido, hace falta verdadera destreza con el control.

Dead or Alive 5 (PlayStation 3, Xbox 360)

Se dice que cada serie tiene su propia identidad y la de Dead or Alive está enfocada en lo cinemático, que en su quinta entrega está repleta de acción de principio a fin, incluso durante las peleas relativamente genéricas. En parte, es el beneficio de que todo en el escenario es destruible e interactivo, lo que agrega dramatismo al enfrentamiento y un elemento de estrategia. Eso no es todo, se decía que la sensualidad se estaba diluyendo, no obstante las exóticas combatientes que participan en este torneo a muerte conservan su sex appeal, sus exuberantes curvas y su actitud desafiante al momento de los golpes. Dead or Alive está lejos de ser el más virtuoso del género, sin embargo basta con la oferta de entretenimiento puro y la seducción de Kasumi, Ayane, Lisa, Hotomi, etc., para que sea una oferta atractiva.

PlayStation All-Stars Battle Royale (PlayStation 3, PlayStation Vita)

El nicho de peleas es muy celoso en cuanto a innovación, y aquellos que incursionan tienen que apostar por una fórmula fresca a riesgo de morir en el intento. Bajo esas condiciones, Sony tuvo a bien crear una fiesta combativa con las mascotas de sus más celebres franquicias, pero en lugar de rendir tributo a lo visceral de God of War o a la crudeza en BioShock, optó por algo más digerible y hasta gracioso. Con ello, Nathan Drake se columpia entre los árboles de fieltro en un escenario de LittleBigPlanet mientras Parappa the Rapper lo ataca con un arsenal de color y luces; entretanto, Jak y Daxter acribillan a Sweet Tooth sin la mínima compasión. Podría decirse que es un coctel poco convencional debido a la excéntrica combinación de personajes, pero algo queda claro desde que tomas el control: se trata de un título con gran personalidad y que se convierte en una excelente experiencia.

Adultos

Halo 4 (Xbox 360)

Durante más de una década, Halo ha fascinado por igual a amantes de la acción y la ciencia ficción con la historia del conflicto épico entre una futurista humanidad y terribles invasores alienígenas. Si bien la calidad de la franquicia es incuestionable, la más reciente aventura elevó las virtudes a un nivel completamente nuevo, ofreciendo una narrativa envolvente en la que se exploran enigmas ancestrales y se revela un enemigo aún más terrible. Por otra parte, este cuarto capítulo está atestado de emocionantes novedades, como una campaña adicional que se cuenta a modo de serie de televisión y de la que se lanzarán episodios nuevos de forma periódica. Por supuesto, uno de los mayores atractivos de Halo 4 está en la experiencia en línea, pues su colosal oferta multijugador ofrece diversas modalidades que garantizan acabar con la monotonía. En pocas palabras, este título es uno de los más completos a la fecha en cuanto a cantidad de entretenimiento y actividades.

Call of Duty: Black Ops II (PC, PlayStation 3, Wii U, Xbox 360)

Hay muchos estigmas en torno a Call of Duty: que si la franquicia ya se estancó, que si es lo mismo de siempre, pero lo cierto es que no hay un deleite más grande para los aficionados a los juegos de disparos que disponer de una propuesta entretenida y confiable con diseño sólido. Black Ops II cumple con todos y cada uno de los requisitos. Cabe mencionar que esta saga ha evolucionado lentamente con el paso de los años, abandonando el cliché de la Segunda Guerra Mundial para abordar los conflictos modernos y ahora, viajar a un futuro hipotético en el que la exótica tecnología es complemento de las batallas más encarnizadas. A diferencia de sus predecesores, este reciente Call of Duty apostó por una historia mucho más elaborada, para la que incluso se recurrió a guionistas profesionales de Hollywood (el autor de The Dark Knight Rises específicamente), aunque la sustancia de toda propuesta de este tipo se basa en la acción, así que la esperada intensidad en un muy variado repertorio de escenarios bélicos está presente, eso sin olvidar que su componente en línea es uno de los más sofisticados en todo el entretenimiento del pixel, y su comunidad es simplemente masiva.

Sleeping Dogs (PC, PlayStation 3, Xbox 360)

Después de que se ha quemado tanto el concepto sandbox, es difícil aportar algo nuevo sin que surjan las obvias comparaciones, pero no todo lo similar es necesariamente una copia, y un caso más que ejemplar se da con Sleeping Dogs. A pesar de que esta propuesta de Square Enix recibió muy poca publicidad en comparación con Deus Ex: Human Revolution o Hitman: Absolution, tiene la misma calidad de entretenimiento, iguales valores de producción y su concepto no le pide nada a los grandes como Grand Theft Auto. Y es que esta historia, desarrollada en Hong Kong, tiene de todo: carreras de autos, pelea con artes marciales y hasta karaoke, sin mencionar que hay mucho por explorar y descubrir. Dicho de otro modo, si esperabas hacerte de un juego que brinde incontables horas de contenido, este es el indicado.

Far Cry 3 (PC, PlayStation 3, Xbox 360)

La trayectoria de Far Cry está lejos de ser estelar, pues la primera entrega fue una promesa inconclusa mientras que la segunda cometió demasiados errores; afortunadamente, Ubisoft rediseñó hasta el más pequeño componente del concepto para crear con el tercer juego, una experiencia simplemente fascinante. Por una parte está la campaña que además de tener a uno de los villanos más memorables de la generación, es una interesante combinación de shooter, sandbox y RPG, aunque a diferencia de otros títulos que intentaron tal extravagante combinación, Far Cry 3 logra un balance perfecto. Eso significa que hay interminables momentos de acción, mucha personalización de tu protagonista y más terreno para explorar del que ofrezca, a la fecha, cualquier otro juego de video. Y si te aburren las aventuras solitarias, siempre puedes recurrir al modo cooperativo para 4 personas y experimentar una serie de misiones que garantizan constantes tiroteos y mucha emoción.

MÁS ARTíCULOS