El peligroso drama detrás de Red Dead Redemption 2

La lucha por el poder en Rockstar Games


En 2014 Hideo Kojima ―la leyenda detrás de la longeva saga Metal Gear Solid― entregó el BAFTA Fellowship Award (uno de los premios más respetados de la industria) a los 3 titanes detrás de una las franquicias de videojuegos más exitosas y populares de la historia: Grand Theft Auto.

Soñando con ser súper estrellas

Leslie Benzies, productor de la más reciente entrega, subió al escenario a recibir el premio junto a Dan y Sam Houser, los hermanos que desde pequeños soñaron ser estrellas de la música y, por ende, bautizaron a su compañía Rockstar Games. Durante el emotivo discurso de agradecimiento, Dan (el menor) se encargó de elogiar la visión que tuvo su hermano desde un inicio y agregó que “Rockstar siempre ha sido un equipo y, sobre todo, una familia que antepone la colaboración por encima de cualquier cosa.”

Dan continuó: “no sé cómo se hagan las películas o series de TV, pero sé que los juegos requieren un enorme grupo de individuos talentosos.”, mientras su hermano y Benzies sonreían complacidos. Aunque sólo unos cuantos miembros del equipo estuvieron para recibir el reconocimiento, fue la primera vez que este galardón se otorgaba a un estudio completo ―en lugar de a un solo individuo―.

“Rockstar siempre ha sido un equipo y, sobre todo, una familia"

Aquellos días, en 2014, parecía que todo era armonía y felicidad para la compañía fundada en el Reino Unido. Los elogios e ingresos monetarios para la quinta entrega no pararon: las cifras en ventas fueron aplastantes (hoy ha sobrepasado los $1000 millones de dólares) e incluso aseguraron algunos récords Guinness.

El principio del fin

Lamentablemente, ahora sabemos que también empezaba a cocinarse una historia llena de rencores y pugnas internas que concluyeron en la supuesta traición por parte de los Houser hacia Benzies, quien fue echado de la compañía después de lanzar GTA V. Hoy tiene una demanda vigente en contra de los hermanos por una cantidad superior a $150 millones de dólares, con el argumento de regalías no pagadas.

Pero vayamos al principio para entender mejor una historia que bien pudo haber sido de un drama televisivo al estilo The Sopranos, o mejor aún: una de las grandes narrativas criminales dentro de los múltiples GTA.
La demanda de Benzies (con fecha del 4 de abril de 2016) es un documento por demás interesante no sólo para quienes son seguidores de GTA, sino también para los que quieren estar más enterados de los pormenores de la industria. Rockstar es una de las compañías más celosas de su privacidad, y más allá de los anuncios o las conferencias de prensa llenas de extravagancia y los eventos de relaciones públicas plagados de glamour, nunca habíamos escuchado noticias referentes a un conflicto entre los Houser y Benzies.

Tras concluir su participación como director de GTA V, Leslie Benzies, quien fungía como presidente de Rockstar North (fundada como DMA Design y luego adquirido por Rockstar en 1999) fue persuadido por sus colegas para tomar un periodo sabático de 6 meses. Sin embargo, Benzies acusa que, durante su ausencia, los hermanos ―entre otras cosas― despidieron a su hijo así como a algunos de sus mejores compañeros, al mismo tiempo que cortaron su acceso al mail de la compañía. Cuando Benzies intentó regresar a su lugar de trabajo en Escocia, el administrador de la oficina lo escoltó para salir de las instalaciones.

“La gente que continúa ahí tiene miedo de hablar”

‘The Benz’, como es apodado en la industria, asegura que la empresa lo amenazó mediante “acusaciones difamatorias” sobre sus acciones como trabajador y las llamó "una táctica de venganza que habían usado antes contra otros empleados, en un intento por concebir falsos argumentos para justificar su despido.”

Benzies agregó que “Sam Houser orquestó y promovió un comportamiento de trabajo que incluía clubes de striptease, fotos personales de los empleados en posiciones sexuales comprometedoras y otras conductas ofensivas que violaron los estándares de conducta en el lugar de trabajo.”

Por su parte, el periodista David Kushner, quien escribió un libro sobre Rockstar Games, explica la cultura de la empresa “como Willy Wonka y la fábrica de chocolates: la gente entra pero no sale y jamás ves cómo se hace el chocolate.”, además de que “la gente que continúa ahí tiene miedo de hablar.”

La demanda afirma que el trabajo de los Houser en los primeros GTA trajo consigo resultados mediocres. Fue hasta que Benzies se involucró en el proyecto (a partir de GTA III) que la serie finalmente despegó. “Aunque son expertos en sus respectivas contribuciones, Sam y Dan Houser no ayudaron a inventar, crear o desarrollar ninguno de los aspectos de fondo que llevaron al juego a romper paradigmas en desarrollo, diseño e innovaciones artísticas. Desde GTA Vice City el rol de los Houser se ha limitado a desarrollar la historia y los personajes en los juegos, mezclando elementos temáticos de películas y series televisivas dirigidas a audiencias adultas como Miami Vice, Carlito’s Way y Heat.”, declara el documento en contra de los hermanos.

El genio salvador

En caso de confiar en lo que Benzies dice, es él quien entendía mejor el proceso detrás de la programación y producción de los títulos. Los Houser (quienes rara vez conceden entrevistas o se dejan fotografiar en público) sabían sobre desarrollo de personajes y modelos de negocio, pero ―al parecer― no mucho fuera de eso.

"Necesito tu ayuda para terminar Red Dead Redemption"

Como ejemplo podemos citar el caso de Red Dead Redemption, título desarrollado por Rockstar San Diego y no su contraparte británica, del que sabemos sufrió en los meses previos a su salida. Nunca se reveló quien fue el encargado de llevar aquel barco a un puerto seguro, pero gracias a esta demanda sabemos que, aunque los Houser estaban a cargo, fue Benzies quien evitó la catástrofe.

Si todo lo que Benzies señala es cierto, entonces se involucró en el proyecto después de recibir un mail de Sam para que los ayudara: “POR FAVOR necesito tu ayuda para terminar Red Dead Redemption. Soy un desastre en estos momentos. Esto es una pesadilla, pero una de la que tenemos que salir. ¡Tengo problemas con la cámara por doquier! Son tantos, ¡que no puedo ser racional o específico sobre ellos!! ¡La oscuridad!! Necesito a ‘The Benz’.”

Leslie Benzies
Leslie Benzies

Cuando todo parecía perdido, el visionario diseñador se lanzó al rescate y todo sugiere que se encargó de que el juego viera la luz del día. Algo que, sin duda, millones de fans le agradecerán siempre.

La relación entre el trío parece haber entrado en franco conflicto a raíz de la llegada de GTA Online, que fue lanzando algunas semanas después que GTA 5. “Los Houser tenían poco interés en GTA Online y no se enfocaron en su desarrollo.”, acusa Benzies.

Aunque la versión en línea de Grand Theft Auto no apantalló en un inicio, jamás dejó de percibir un incremento en el número de jugadores activos. Take Two (compañía madre de Rockstar) suele ser muy celosa en el momento de revelar sus cifras, pero de acuerdo con un reporte publicado en noviembre de 2015, el juego albergaba alrededor de 8 millones de usuarios cada semana. Estos números resultan aún más impresionantes si los comparamos con la cantidad de usuarios que tenían los Battlefield de aquella época, con apenas 4 millones de usuarios al mes, aproximadamente.

Para una referencia más clara, diremos que las cifras en los charts de Steam el miércoles 26 de octubre de 2016 por la tarde, GTA Online es el séptimo título más jugado en PC con 41,789 gamers conectados. Hay que recordar que esta cantidad representa sólo a 1 de las 3 plataformas en las que el juego está disponible.

GTA Online continúa siendo un éxito
GTA Online continúa siendo un éxito

Duelo de egos

Tal vez lo que provocó aún más fricción en el equipo fue el hecho de que Benzies pusiera su nombre en el lugar principal de los créditos iniciales de GTA 5, sitio que siempre había ocupado Sam Houser. The Benz explica que esto enfadó particularmente al mayor de los Houser: “Solamente se dio cuenta de esto hasta que el juego había sido lanzado”, explica la demanda, “Lo cual quiere decir que no jugó o ni siquiera vio el juego antes de ser lanzado o lo habría notado.”

El texto explica también que Jennifer Kolbe, una ejecutiva en Rockstar, informó a Benzies que los Houser estaban inconformes con el hecho de que quisiera "tomar el control de la compañía.”

Ni siquiera vio el juego antes de ser lanzado...

Pero el verdadero meollo del asunto y la cuestión más sensible resultó, para variar, lo relacionado con las ganancias monetarias detrás del negocio, aunque con Take-Two, los 3 jefes habían creado un documento denominado ‘Plan de Regalías’ que explicaba cómo serían repartidas las ganancias extra del producto.

Firmas y traiciones

Este documento detallaba la manera en que los mandamás de la empresa (es decir, los Houser y Benzies) serían los principales beneficiados, ya que recibirían millones de dólares cada vez que concluyera un periodo fiscal. Aunque vale la pena leer el documento completo, la demanda de Benzies hace énfasis en la forma en que delegó todas las negociaciones a los hermanos y admite que confió en que velarían por sus intereses. Benzies incluso cita un correo supuestamente de Houser donde se lee: “Siempre es un placer cuidar de ti. Con cariño, Sam.”

Sin embargo, Leslie Benzies asegura que fue engañado el día que había que firmar los documentos. Al parecer, Rowan Hajaj, un ejecutivo senior de la compañía, voló de Nueva York a Escocia para que Benzies firmara los documentos, pero sólo le dio 45 minutos para revisarlos. El creativo confiaba en su equipo, así que firmó y fue después cuando entendió que el documento incluía una cláusula acerca de un ‘Comité de Asignación’ que podía (y eventualmente lo hizo) excluirlo de sus regalías.

"Su estancia en Rockstar concluía igual que sus regalías."

Otro punto muy interesante de la demanda es que, aunque Rockstar nunca lo ha revelado, GTA Online ha recaudado más de $500 millones de dólares en microtransacciones desde su lanzamiento. Esto hace pensar que cuando los Houser se dieron cuenta de lo mucho que debían a Benzies por apostar en este proyecto (ahora de un valor altísimo) buscaron la forma de apartarlo de las ganancias que ―sin lugar a dudas― le correspondían.
“La urgencia con la que Benzies planchó su firma en estos documentos refleja un claro engaño”, reclama la demanda. Sam Houser cesó toda comunicación con Benzies, a quien “inhabilitaron el teléfono de la compañía sin previo aviso, además de bloquear su cuenta de correo corporativa. Cuando pidió acceso durante su sabático, éste le fue completamente negado.”

Benzies comenzó a preguntar insistentemente a Kolbe sobre su estatus como empleado y cuando intentó regresar a trabajar a su oficina, se llevó una sorpresa porque las cerraduras estaban cambiadas. Cuando al fin pudo ingresar, recibió la orden de regresar a casa. Así, la estancia de Benzies en Rockstar concluía, igual que sus regalías.

John Marston, protagonista de RDR
John Marston, protagonista de RDR

La respuesta de la empresa no se hizo esperar. A través de un comunicado (y posteriormente una contrademanda) Rockstar desechó las acusaciones de la que alguna vez fuera la cara más reconocible dentro del edificio; el argumento era que, en el momento en que Benzies se había ido, había perdido los derechos a recibir más pagos. Sin embargo, la compañía no revela los detalles de la salida del ejecutivo.

Millones en disputa

A principios de este año, Rockstar se limitó a anunciar la salida de The Benz elogiando su trabajo, pero el ejecutivo asegura que, en ese momento, no había concluido su trabajo en la desarrolladora. Una vez que la demanda se hizo pública en abril, el departamento de relaciones públicas del estudio cambió su versión de los hechos y publicó: “Leslie Benzies fue un valorado empleado de la compañía durante años. Sin embargo, los eventos que culminaron en su despido se originaron por problemas de desempeño y conducta que tratamos de resolver de forma amigable (...) Leslie ha tomado una ruta que busca hacer a un lado los términos contractuales a los que accedió en varias ocasiones. Sus reclamos carecen de bases y, en algunas instancias, francamente están fuera de lugar, así que confiamos en que esto se resolverá a nuestro favor.”

La compañía agregó que le parecía muy triste y decepcionante que Benzies buscara reconocimiento personal por algo que siempre había sido un esfuerzo conjunto de todo el equipo, quienes “se mantienen trabajando duro para brindar las mejores experiencias de entretenimiento a los fans.”

"Sus reclamos carecen de bases y, en algunas instancias, francamente están fuera de lugar"

Lo realmente curioso es que la demanda original revela la gran amistad y el cariño que existía entre Benzies y los Houser antes de que lo echaran. En el documento legal encontramos, una y otra vez, referencias al “amor” y la “confianza” que había entre ellos, incluyendo citas de varios correos electrónicos.

“Hey amigo, ¿todo bien con Hajaj? ¿Cómo te estás sintiendo??”, escribió Houser en un correo a Benzies después de firmar el ‘Acuerdo de Regalías’. “¿Acabas de firmar tu vida al psiquiatra por unos años más? ¿O estás emocionado por dominar al mundo? ¿O las 2? Yo estoy emocionado y asustado. ¡¡Es hora de golpear fuerte con el martillo y destruir!!! Tenemos mucho que hacer en tantos niveles... Hagámoslo. ¡¡Socios de verdad esta vez!!! Creo que es increíble. Lo hablamos durante tanto tiempo y ahora lo hemos logrado. ¡Asombroso!! Familia de verdad. Tan único y especial. Nunca miraremos atrás. Hay que estar seguros de ello. Cruzo los dedos. Con amor, Sam.”

Un cruel desenlace

Es pronto para saber si este asunto podrá resolverse fuera de la corte. Los abogados de Benzies se han mostrado abiertos para difundir el mensaje de su cliente, mientras que sus exempleadores han decidido mantenerse más al margen, como suele ser su costumbre. Sin duda, esta historia aún está lejos de terminar.

La controversia no es nueva para la multimillonaria compañía, todo mundo recuerda el escándalo del Hot Coffee en San Andreas o declaraciones como “si no les gusta [la violencia y grado de realismo en GTA V], no lo compren.” O el caso de Jack Thompson, el famoso exabogado en contra de la industria, quien estuvo encima de Rockstar durante años tratando de evitar que sus títulos salieran a la venta.

Futuro incierto

El anuncio de la semana pasada de Red Dead Redemption 2 hizo que muchos recordaran la lucha interna entre los que alguna vez se consideraron familia y se sintieran desalentados.

El título contará con modalidad en línea probablemente desde el arranque, y aunque admitimos que estuvimos saltando de alegría con el estreno del trailer, no pudimos dejar de recordar que la función online y acabar la crisis en Red Dead Redemption fueron obra de Benzies. Así que quizá no resulte tan descabellado imaginar en que este título no tenga la magia de las anteriores entregas; después de todo, éste será el primer juego de Rockstar desde GTA 3 que no contará con el visto bueno de ‘The Benz’.

De alguna manera, resulta hasta profético que el mismo Kojima se encargara de entregar el reconocimiento al trío maravilla en aquellos BAFTAS hace un par de años. Después de todo, la salida del japonés de Konami hace muy poco tras concluir MGS V, también parece haber sucedido en términos por demás extraños: casualmente, ambos casos comenzaron con el anuncio del periodo sabático de su desarrollador estrella, y ahora podemos interpretarlo como el inicio del fin de su presencia en la empresa.

Tras el anuncio de Metal Gear Survive este año, se percibió una decepción generalizada por parte de los fans debido al nuevo giro que la compañía pretendía dar a la franquicia tras la partida de su creador. Muchos piensan que, definitivamente sin Kojima, nada volverá a ser lo mismo.

Quizá las cosas no resulten iguales en este caso. Aunque hemos visto muy poco sobre el nuevo Red Dead Redemption, esperamos de todo corazón que la franquicia y los futuros juegos de Rockstar no sufran cambios tan extremos ahora que Benzies se ha marchado.

Después de todo, como mencionó Dan Houser en su discurso de agradecimiento: los juegos de la empresa siempre han sido una colaboración masiva de gente impresionantemente talentosa. Esperemos que la filosofía vanguardista que The Benz tatuó en la mente de sus empleados, no se borre ahora sin su presencia.

El legado de Rockstar debe continuar, así como el de Leslie y su genio en un nuevo lugar donde, estamos seguros, pronto nos ofrecerá algo completamente innovador que una vez más nos volará la cabeza.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos