Jugamos casi 5 horas de Shadow of the Tomb Raider

La historia de origen de Lara llega a su conclusión y finalmente sabremos si en verdad es una heroína


Hace unas semanas asistimos a un evento secreto en Los Ángeles donde pudimos jugar durante más de 4 horas un demo extensivo de Shadow of the Tomb Raider. Para los que no estén enterados, la tercera entrega de la saga marca el final a la nueva historia de origen de Lara, en la que la vimos pasar de ser una joven e inexperta aventurera hasta convertirse en un elemento letal. A lo largo de los juegos pasados, Lara vivió una transformación, comenzando por el enfoque de su aventura. Al principio, Lara solamente quiere descubrir si la investigación de su padre era real y posteriormente trata de demostrar al mundo que Lord Croft estaba en lo cierto y que hay un mundo supernatural oculto.

En SotTR, Lara está enfocada en detener un apocalipsis que ha sido causado por su propia obsesión con Trinity, el grupo antagonista de la saga. Este cambio también se refleja en las habilidades de Lara, quien se ha convertido en un depredador, un elemento letal que acecha a los enemigos como un animal que se encuentra a la cabeza de la cadena alimenticia. Un detalle interesante, que plantea de forma clara la diferencia en la trama y en la motivación de la heroína en este juego, es que, al inicio del juego Lara está acechando a Trinity, tratando de descubrir qué están haciendo en las junglas del sur de México, buscando coartarlos y ganarles el premio. Esto nos indica que, de cierta forma, los papeles se han invertido, algo que se hace más obvio al avanzar en la trama.

Lara se ha convertido en un depredador, un elemento letal

El nuevo escenario también influye en la percepción que tenemos de Croft, ya que la jungla es uno de los ecosistemas más peligrosos y llenos de vida y de muerte. Y este mismo escenario parece estar hecho para demostrarnos que ya no somos la presa, sino un depredador más, lo que resulta mucho más obvio en una escena donde un jaguar tiene a Lara arrinconada, después de un épico enfrentamiento (del que no daremos muchos detalles), y decide dejarla con vida, como si la reconociera como una igual, con respeto, incluso. Durante otra escena, un grupo de guardias parece estar nervioso y asustado hablando de las amenazas que se esconden en la selva y Lara es incapaz de descubrir que los hombres están hablando de ella.

Estos cambios son obvios, sin embargo, también es obvio que los acontecimientos recientes han dejado una huella profunda en la heroína, quien deberá enfrentar la realidad de que, quizás, el enemigo más grande en su camino sea Trinity. Lara deberá tomar decisiones y aceptar que las consecuencias de sus actos la afectarán, pero también al mundo que la rodea y, durante esta aventura se dará cuenta de que su propia humanidad está en juego. La línea entre lo blanco y lo negro se difumina rápidamente y la lucha entre lo humano y lo sobrenatural se hará más evidente conforme avance el juego.

Dejando de lado esto, el juego se siente sólido y la experiencia que ofrece es más profunda que en las entregas pasadas, en muchos sentidos. Ahora Lara tiene a su disposición nuevas mecánicas, como la habilidad de descolgarse, rapeleando, desde algunas superficies, lo que hará que la exploración sea más compleja y que las cuevas y las tumbas escondan más secretos y retos. Particularmente en este rubro el juego es mucho más robusto, pues el desarrollador decidió que ya era tiempo de que las tumbas dejaran de ser solamente un reto para el intelecto y se volvieran un lugar letal y peligroso donde la muerte acecha cada paso de Lara de manera casi corpórea, como una entidad ctónica. Y un detalle que muchos amaremos es que ahora el juego ofrece muchas opciones de personalización para la dificultad, ya que puedes tener un setting para la exploración, para el combate y para las tumbas, así que nadie se sentirá abrumado.

Durante el demo pudimos probar el combate que, como habíamos dicho, se siente igual de fluido y gratificante que en las entregas pasadas, particularmente si decides atacar sin ser visto, desde las sombras. Las armas siguen agrupadas bajo los mismos arquetipos: pistolas, escopetas, rifles de asalto, arco y piolet, así que no habrá muchas sorpresas en este rubro; incluso la munición especial sigue siento prácticamente igual que en las entregas anteriores. Un elemento que no habíamos probado y disfrutamos mucho fue el uso del lodo como herramienta de sigilo, ya que Lara puede cubrirse con él para ocultarse y tender trampas brutales a los enemigos. Y sí, en esta ocasión pudimos explorar ambientes subacuáticos completos y, al menos un servidor, quedó encantado por la manera en la que fueron ejecutados. En uno de ellos tuvimos que escondernos en unas algas para no ser detectados por un cardumen de pirañas asesinas y también tuvimos que luchar contra una morena.

Otro elemento nuevo fue la posibilidad de visitar uno de los hubs del juego. En este caso se trató de una pequeña población, llena de gente y vida, en la que Lara puede comprar y vender cosas, conocer gente y enterarse de historias locales y obtener pistas, lo que muchas veces se traduce en misiones secundarias. Y es que SotTR es un juego con una historia linear, pero en estos hubs los jugadores podrán pasar horas y horas haciendo misiones secundarias antes de proseguir la historia principal y así obtener recursos, habilidades y armas para mejorar sus posibilidades de salir airosos en la aventura. Según nos comentó el desarrollador, el hub que pudimos visitar no es el más grande, ya que no querían que pasáramos demasiado tiempo allí y pudiéramos continuar la historia presente en el demo, sin embargo, teniendo en cuenta esto, calculamos que el juego nos mantendrá tan ocupados como los anteriores, lo que se traduce en decenas y decenas de horas de acechar y cazar “malos”.

Así que, Shadow of the Tomb Raider trae mucho de lo mismo que vimos en las entregas pasadas, en cuanto a aventura, exploración y combate, sin embargo, añade nuevos elementos y ofrece mejoras a las cosas que más disfrutamos en los otros títulos: la exploración de las tumbas. Básicamente, Shadow of the Tomb Raider mantiene los elementos que amamos, pero añade suficientes nuevos para emocionarnos y mostrarnos esta nueva visión de Lara como una fuerza de la naturaleza, una fuerza que deberá decidir entre su aspecto caótico o creador. Recuerda que Shadow of the Tomb Raider estará disponible para PlayStation 4, Xbox One y PC el 14 de septiembre de este año, completamente libre de microtransacciones y con doblaje al español latino o subtítulos, si prefieres escucharlo en el idioma original.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos