Asesinamos a todo un pueblo en Red Dead Redemption 2

El nuevo juego de Rockstar es el proyecto más ambicioso del desarrollador hasta el momento


Hace unos días tuvimos la oportunidad de viajar a Nueva York para visitar las oficinas de Rockstar Games en Nueva York, convivir con los desarrolladores y, principalmente, para echarle un ojo la versión más reciente de Red Dead Redemption 2. Desde que recibimos la invitación hace unas semanas, el prospecto de jugar este esperado título causó ciertos estragos en un servidor; por un lado, por fin podría saber de primera mano qué esperar del juego, pero por otro, tendría la obligación de regresar a casa y valorar toda la información para escribir este texto. Obviamente, con un juego de este calibre hay que tener cuidado porque la gente espera ciertas cosas, buenas y malas de él, especialmente después de un título como Grand Theft Auto V.

La experiencia comenzó, inesperadamente, incluso antes de visitar las oficinas Rockstar, ya que la noche anterior tuve la oportunidad de compartir una cena con otro miembro de la prensa mexicana y gente de Rockstar. Y sí, la conversación giró en torno al juego, pero también se alejó a otros territorios familiares: historias de la infancia, el papel de los videojuegos en nuestra etapa formativa, compartir con hermanos y primos estas experiencias, etc. Al final, fue justo esa conversación la que me dejó preparado para experimentar ciertos aspectos del demo que pudimos jugar, durante casi 3 horas.

Durante el demo, el desarrollador aseguró que Red Dead Redemption 2 es, sin duda, el proyecto más grande y ambicioso que han emprendido hasta el momento y eso no tiene nada que ver con el tamaño del mapa o de los distintos pueblos que podremos visitar durante nuestra estadía en este mundo. RDR2 nos llevará a vivir una historia intensa, llena de decisiones complejas, que irán forjando el carácter de Arthur Morgan, el protagonista del juego, a lo largo de la aventura. Y con esto me refiero a que podremos decidir si Arthur es un cuatrero honorable o uno desalmado y feroz, ya que, como miembro de la banda de Dutch van der Linde, los atracos, robos y balaceras están a la orden del día.

Al inicio del demo nos encontramos con una banda de forajidos recelosa y preocupada, sin dinero y perseguida por la agencia de detectives Pinkerton, ya que su último atraco salió mal y, no solo perdieron todo su dinero, sino que mataron a gente inocente y ahora se encuentran al frente de la lista de criminales más buscados y perseguidos por la ley. La misión giró en torno de un segundo atraco, en el que la banda decidió robar un tren perteneciente a un gran magnate local, para poder capitalizarse y alejarse de la región. Desde el principio pudimos ver que el mundo presentado por Rockstar en Red Dead Redemption 2 está diseñado para sentirse como un lugar orgánico, lleno de vida y de peligros y en esto es en donde radica una de las diferencias más grandes entre esta saga y Grand Theft Auto.

Formarás alianzas con la banda de Dutch van der Linde
Formarás alianzas con la banda de Dutch van der Linde

Básicamente, en Red Dead Redemption 2 el personaje y, por lo tanto, el jugador, habitan un mundo salvaje, violento e impredecible; un mundo rojo, con garras y dientes, en el que no necesariamente son siempre el máximo depredador. Los parajes del viejo oeste estarán llenos de peligro y en el que deberás adaptarte a ellos si quieres sobrevivir y sacar ventaja. Según el desarrollador, RDR2 incluirá más de 200 animales, desde pequeñas lagartijas hasta enormes y peligrosos Grizzlies, pasando por lobos y pumas. Y sí, como ha sucedido desde tiempos del homo habilis, la tecnología es la que nos ayudará a salir victoriosos ante el embate de la naturaleza, ya que nuestras armas y la destreza adquirida con ellas, serán lo único que te permitirá sobrevivir.

Esto lo comprobamos después de terminar la misión del atraco, ya que tuvimos un rato para deambular por el mundo, experimentando los cambios de clima repentinos, la ambientación sonora y demás detalles que Rockstar incluyó en este mundo, para permitirnos experimentar un estado casi presencial en el juego. Durante esta etapa contemplativa, me topé con algunos ciervos y me dediqué a seguirlos hasta llevarlos a un acantilado del que no sería fácil que escaparan y utilizando uno de los rifles que Arthur tenía a la mano, logré abatir a uno de ellos. Aquí, el juego brinda 2 opciones, la primera es montar el cadáver del animal en la grupa del caballo, para llevarlo al pueblo y venderlo para obtener carne y, la segunda, es desollarlo para obtener la piel. Un detalle increíble es que, si no te apresuras a llevar a tu presa al carnicero, el inclemente calor del desierto se encargará de que el cadáver se descomponga y pierdas la oportunidad de obtener algo valioso de tu presa.

RDR2 presenta un mundo salvaje, violento e impredecible, un mundo rojo, con garras y dientes

Después de haber abatido a la primera presa, me dediqué un poco a revisar mis armas y pude notar que sus estadísticas se encontraban ligeramente disminuidas debido al uso normal y a que, durante nuestras andanzas nos habíamos mojado un poco bajo la lluvia. Esta situación se resolvió fácilmente al limpiarlas, utilizando un poco de aceite para armas y un trapo. Y aunque esta mecánica no resulta nada del otro mundo, sirve para sumar puntos de realismo a un mundo como el del juego, en donde, si quieres que tu caballo esté siempre allí, listo para llevarte en tu siguiente aventura, también deberán cuidar de él. Así, es, tu caballo deberá volverse parte de ti y de tu estrategia, ya que deberás cepillarlo y asegurarte de que esté bien de salud y, cuando vayas a enfrentarte a un grupo de enemigos, también deberás mandarlo lejos, para que no salga herido en la balacera.

Tu caballo no solo es un vehículo, sino también un amigo
Tu caballo no solo es un vehículo, sino también un amigo

Estos detalles de verdad podrían sonar como cosas pequeñas, pero al irse sumando cambian la perspectiva del mundo y nos ayudan a darnos cuenta de que, como ya dije, estamos en un mundo en el que necesitamos adaptarnos constantemente si queremos vivir. Y un parte importante de ese proceso de adaptación también involucra la manera en la que interactuamos con el resto de las personas virtuales que habitan este complejo mundo. El comportamiento que mostremos al encontrarnos con un NPC será lo que determine el tipo de interacción que tendremos con él, por ejemplo, en el demo decidí detener un vagón en el que viajaba una persona y, al tratar de dialogar con el conductor, mi falta de pericia con el control hizo que sacara mi revolver repentinamente. Ante esta situación, el conductor lanzó una advertencia verbal y, como no pude guardar mi arma rápidamente, el personaje comenzó a tratar de matarme. Obviamente, me defendí y lo maté, pero en ese momento el viajero saltó del carro y comenzó a correr.

RDR 2 te llevará a los límites de la civilización
RDR 2 te llevará a los límites de la civilización

En ese momento, el desarrollador empezó a decirme algo como “Bueno, ahora tienes a un testigo que vio tu cara y presenció el asesinato, el siguiente paso es decidir qué…” Pum (ya conocen la onomatopeya de un disparo). “Ok, asunto arreglado…” Más adelante tuve más ejemplos de este tipo de interacciones, como cuando visité una especie de parada privada para el tren. Al acercarme un guardia solitario me saludó. Yo, lo saludé. Al ver que seguía avanzando, me advirtió que el lugar era propiedad privada y que sería mejor que me diera media vuelta y siguiera mi camino. Yo, lo saludé. El guardia, al ver que sus indicaciones habían sido ignoradas y ya me encontraba pasando las primeras casas del lugar, lanzó una especie de grito y comenzó a dispararme. En el momento siguiente, todo el pueblo, incluyendo a un perro, se abalanzó sobre mi persona, echando tiros como charro en 15 de septiembre.

Obviamente, yo quería vivir y decidí defenderme, utilizando por primera vez la mecánica conocida como Dead Eye, en la que el protagonista entra como en una especie de bullet time, en la que debemos mover la mira sobre los enemigos para marcar puntos de impacto y, al presionar el gatillo, dispararemos automáticamente sobre ellos. Igual que en la entrega pasada. Y sí, mi primer intento no fue tan eficaz, ya que, de entrada, había más de 10 enemigos presentes, pero también había un cánido enfurecido atacándome. Ante esta situación, tuve que decidir matar al perro, lo que causó un gran alboroto en el demo. “You shot the dog!” “ I’m sorry...” “You are still shooting at it!” “I know… and I’m still sorry…” que se traduce más o menos en “¡Le disparaste al perro!” “Lo siento…” “¡Le sigues disparando!” “Ya sé… y sigo sintiéndolo…” Al final, todos reímos y yo morí miserablemente en ese pueblucho horrendo de manera tan espectacular que, cuando Arthur respawneó, había perdido hasta su sombrero.

No hay falta de acción sangrienta y dramática
No hay falta de acción sangrienta y dramática

Después de ese momento tan intenso, decidí visitar otro pueblo cercano, en el que comencé comportándome como un ciudadano modelo; asistí a la cantina, comí un poco de cordero y tomé una cerveza. Según Rockstar, comer será importante en Red Dead Redemption, ya que, si comes poco o no comes, Arthur comenzará a bajar de peso y, si comes demasiado, también notarás los efectos negativos (una mecánica que me ha costado dominar en nuestro mundo). Después de esto, visité al barbero (un saludo a Sekayx9) y cambié el look del protagonista. Los desarrolladores me comentaron que en RDR” los cortes de cabello sólo podrán hacerse hacia estilos iguales o más cortos, o sea, se acabaron las extensiones mágicas de cabello (si llegas a la barbería como Walter White de la temporada 4, ni podrás salir de allí como el de la 1). Al final elegí un corte con raya a la derecha, con el cabello estilizado con una pomada especial y una barba sin bigote, muy a mi estilo. Cabe mencionar que, más adelante, cuando visité el campamento de la banda, Dutch reaccionó al cambio de aspecto de Arthur y comentó acerca del nuevo estilo y algo relacionado con la elegancia francesa.

Justo después de mi cita estética, decidí ir a investigar algunos de los negocios locales y una sugerencia del desarrollador me llevó a visitar la farmacia local, en donde pude comprar un poco de medicina para mi caballo, porque, después de todo no solo es un vehículo, sino también un amigo. Un detalle interesante es que en estos locales puedes elegir los productos desde un catálogo muy al estilo de los de la época, con dibujos ilustrativos, o puedes simplemente ir a los anaqueles y elegir lo que deseas comprar. Después de realizar la transacción descubrí una puerta metálica pesada interesante y, al tocar en ella, una rendija se abrió y un rufián malencarado me mandó a volar. Para abrir la puerta tuve que ir con el encargado de la farmacia, para obligarlo a punta de revolver a tocar y convencer a los malandrines de abrir. Aparentemente esta farmacia servía como una fachada para cierto negocio ilegal, desgraciadamente para mí, asesinar a todo mundo y no lograr salir rápido de la farmacia me llevó a un enfrentamiento abierto con las autoridades.

Al no lograr dejar la escena del crimen, los alguaciles comenzaron a dispararme desde el principio, por lo que yo tuve que hacer lo mismo y, armado con un rifle y mi revolver, comencé una orgía de sangre y plomo digna de Clint Eastwood en sus mejores tiempos. Utilizando cobertura y Dead Eye, así como posicionamiento estratégico, pude acabar con los enemigos de manera rápida y eficaz, creando cuellos de botella en los que simplemente tenía que ajustar la altura de los tiros para acabar con los enemigos que venían en hilera por los callejones y solo tuve que distraerme en algunas ocasiones para despachar a uno que otro que decidió rodearme. Al haber dejado el pueblo sin un solo defensor o habitante, traté de escapar a pie, pero haber alcanzado un nivel tan alto de recompensa hizo que los alguaciles siguieran llegando. Al final, quedé atrapado entre un risco y las oleadas de enemigos y terminé muriendo en las piedras, con el sol y algunos zopilotes sobre mi cadáver.

Red Dead Redemption 2 es extremadamente prometedor y, como el mismo desarrollador declaró, es su proyecto más ambicioso en la historia, el juego en el que han incluido la mayor cantidad de avances y detalles, tanto técnicos como estéticos y esto se logró gracias a que, desde el principio, RDR2 fue pensado para aprovechar las capacidades de las consolas de nueva generación. Gracias a esto y a un esfuerzo enorme, Rockstar ha logrado recrear un mundo lleno de vida, un mundo que nos deja con un sentimiento de asombro y curiosidad, pero también de tristeza, ya que ese mundo, en el que puedes encontrar a una manada de mustangs salvajes, corriendo por las praderas, es un mundo que no existe más.

Un mundo hermoso, pero perdido
Un mundo hermoso, pero perdido
Al final, quedé atrapado entre un risco y las oleadas de enemigos y terminé muriendo en las piedras, con el sol y algunos zopilotes sobre mi cadáver

Y sí, Rockstar ha tratado de mantener el secreto entorno al juego, pero lo han hecho para tratar de sorprendernos y de lograr que nuestras cabezas exploten cuando finalmente le pongamos las manos encima a la versión final del juego, que llegará a Xbox One y PlayStation 4 el 26 de octubre de este año. Un detalle importante es que este mundo está pensado para que los jugadores lo habitemos y nos ajustemos a él, a diferencia de juegos más modernos, en los que simplemente podemos subir a un vehículo y viajar a toda velocidad, ajenos a lo que sucede en el mundo, dejando de lado experiencias especiales o triviales que suceden cerca de nosotros, pero que se vuelven inaccesibles por ese tipo de gameplay. Al final, RDR2 requiere un poco más de cuidado y de tiempo, pero el mundo está bien desarrollado y balanceado, tanto como para lograr que eso no se vuelva pesado o cansado. Realmente es un juego que habrá que considerar y que trae consigo una gran promesa para apoderarse del codiciado título de Juego del Año.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos