Review

Castlevania: Lords of Shadow – Mirror of Fate

La combinación vampírica entre un juego de plataforma y de acción

LEVELUP

8.5

Muy Bueno

PROS

    Excelente sistema de batalla que mejora conforme avanza la aventura

    Escenarios majestuosos y envolventes; más aún cuando se activa el efecto 3D

    Fascinante historia que da nueva perspectiva a la familia Belmont

    Música orquestal que apoya los momentos de acción y de tensión

    La historia de cada personaje es distinta, y cada uno tiene su propio estilo de combate y estilo de resolución de acertijos

CONS

    La narrativa desaprovecha la mitología de Castlevania

    La exploración no es real, sólo vuelves atrás para conseguir algunos power-ups

    La mayoría de las habilidades están desaprovechadas

    Pocos retos de destreza y razonamiento, para avanzar sólo hay que ser persistentes

La saga de Castlevania nunca fue del todo uniforme debido a que estuvo en manos de diversos realizadores; sí, cada entrega mejoraba la fórmula y evolucionaba el concepto, pero las historias se vinculaban más por conveniencia que por genuino progreso narrativo. Cuando MercurySteam reinventó los cimientos de la franquicia, decidió dar un nuevo propósito a la familia Belmont y con Mirror of Fate se consagra aún más dicha intención, pues se trata de un fascinante relato de venganza en el que cada personaje tiene su debida importancia, desde el icónico Simon hasta el idolatrado Alucard. Se trata de un interludio mientras llega la verdadera secuela de Lords of Shadow, pero sin lugar a duda estamos frente a uno de los juegos más interesantes de esta serie de cazavampiros.

La virtud de Mirror of Fate es fusionar a la perfección las delicias de la exploración con dosis de acción. Si bien el avance es evidentemente lineal, hay oportunidad de investigar para descubrir algunos secretos. En momentos existen tantas ramificaciones en el camino que parece una intrincada red de túneles y pasajes, y aunque no es así, consigue satisfacer tu curiosidad.

El sistema de progresión permite que se hereden las mejoras de un personaje al otro
El sistema de progresión permite que se hereden las mejoras de un personaje al otro

Tal como citaba el director David Cox, no es un intento por replicar el concepto Metroidvania, sino de pautar una dirección más orgánica de complejidad y dificultad. Atrás quedan los laberínticos escenarios de Symphony of the Night y los tintes RPG de Order of Ecclesia, en su lugar queda una impetuosa apuesta por el combate de forma muy similar a Lords of Shadow, aunque más refinada, a pesar de que el control está simplificado.

Y es que este título se define por su enfoque en la combinación de latigazos y acrobacias para ejecutar impresionantes ataques que responden a muy diversas combinaciones de botones. Siguiendo los mejores atributos del género de acción, este juego basa su mecánica en intrincados combos y secuencias de ataque que se aderezan con habilidades especiales, así que tendremos desde el golpe básico que puede sacarte de casi cualquier apuro hasta estrategias elaboradas para enfrentar batallas específicas, de modo que sobrevivir requerirá tanto habilidad como ingenio.

Para efecto práctico, tus 3 aventureros comparten talento, lo que significa un esquema de manejo similar, sin llegar a ser exactamente igual. De inicio, cada personaje tiene sus fortalezas y debilidades, lo que por cierto se refleja en el diseño de niveles. Mientras Simon es lento y resistente, Alucard es ágil, además de que sus segmentos se centran en resolución de acertijos ambientales, y Trevor es ejemplo de intensidad dada su gran velocidad y movimientos livianos. Jugar con esta tripla es fascinante, lo triste es que esa sensación dura muy poco: las 3 campañas no suman más de 9 horas, y cuando apenas comienzas a dominar al personaje, de pronto aparece la pantalla que anuncia el siguiente capítulo.

Mirror of Fate es un tributo a las crónicas de la familia Belmont. Para los puristas es una herejía, después de todo continúa la intención de cambiar el canon original; basta ver el excéntrico trato que le dieron a Alucard para aclarar el punto, pero también hay perspectivas frescas que renuevan el romanticismo clásico de Castlevania y lo transforman en algo más real y de cierto modo, tangible. Más allá de lucha justiciera, es una misión personal para acabar con el rastro de muerte y crueldad que dejó el paso de Dracula.

Irónicamente ya no quedan muchos seres chupasangre en los grandes salones del castillo, aunque sobran las amenazas. De gigantescas abominaciones a espectros ancestrales, sin olvidar los esqueléticos guardianes y una que otra jocosa criatura, todo en esta aventura garantiza dificultades al pelear. El problema es la escasa variedad de enemigos, sin mencionar los ataques repetitivos de algunos de ellos. Tal defecto pasaría desapercibido si no fuera porque tu arsenal es robusto, así que las herramientas se desaprovechan casi en su totalidad. Hay habilidades de uso común, como el salto doble que se vuelve imprescindible para pelear y explorar, pero la capacidad de correr queda en el olvido después de 2 usos.

No es por quitarle mérito al repertorio de habilidades, cada una podría explotarse de modos muy creativos, desafortunadamente, terminas con guerreros muy capaces que no pueden desenvolverse por la falta de un espacio propicio. Usar la cadena para columpiarte de todas partes es muy entretenido y aprovechar la dualidad de magia blanca y negra -para recuperar vida y generar más daño, respectivamente- es casi adictivo, mientras carece de sentido que te dejen convertir en hombre lobo para que lo utilices muy, pero muy pocas veces.

La historia es interesante aunque la narrativa es estéril, pues se cuenta por medio de breves cortos caricaturescos
La historia es interesante aunque la narrativa es estéril, pues se cuenta por medio de breves cortos caricaturescos

Tales defectos se compensan con la excelente atmósfera, construida con música orquestal dramática y emocionante y una estética que parece arrancada de pinturas de la época victoriana. Aunque la aventura se desarrolla en el plano bidimensional, los fondos están edificados con polígonos, lo que se traduce a un mundo lleno de vida y detalles. Los salones del palacio aparentan salir de la pantalla, mientras parecen sumergirte los calabozos y las cavernas, efecto envolvente que por supuesto está ideado para funcionar en armonía con la capacidad 3D de la portátil.

Mirror of Fate es un excelente experimento que demuestra la pasión de MercurySteam por Castlevania. Tiene defectos, sin mencionar que le faltó definición en ciertos aspectos, incluido el defectuoso esquema de plataformas o el hecho de que hay muy pocos acertijos, pero también es una de las propuestas más emocionantes del 3DS, saturada de experiencias memorables y momentos cinemáticos.

¿QUÉ TE PARECIÓ Castlevania: Lords of Shadow -- Mirror of Fate

?

1 Usuario ha calificado éste juego. Dános tú opinión.

1 Usuario ha calificado éste juego.

Terrible

Terrible

Muy Malo

Muy Malo

Malo

Mediocre

Bueno

Muy Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

1

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos