Review

Super Bomberman R

Un nostálgico y sobrevaluado regreso a los orígenes

LEVELUP

6.5

Malo

PROS:

Su mecánica es muy accesible

El multijugador es divertido

CONS:

El modo historia es excesivamente breve

El sistema de recompensas es muy exigente, pero te ofrece poco por tu esfuerzo

La historia es mediocre e incluso puede llegar a ser molesta por culpa de una mala actuación de voz

No hay mucho que reinventar con Bomberman: te abres paso entre laberínticos escenarios, usas bombas, derrotas enemigos, dejas bombas, resuelves algunos puzzles, avientas bombas, te enfrentas a jefes finales, esquivas bombas. Es una fórmula simple, divertida y bien diseñada, así que, en teoría, ¿para qué arreglar lo que no está roto? Desafortunadamente Konami, en un intento por rescatar a la franquicia del olvido, tomó demasiado literal lo de respetar la esencia al desarrollar Super Bomberman R, pues el resultado es un juego visualmente llamativo y con una mecánica fácil de adoptar para casi cualquier persona, pero carente de identidad propia.

Si nunca has jugado un título de Bomberman, debes saber que básicamente es pelear y sobrevivir en una cuadriculada arena de batalla, dentro de la cual hay toda clase de obstáculos o peligros. Tu poder se limita a dejar bombas, pero conforme te abres camino puedes encontrar algunos power-ups que maximizan tu desempeño en combate, como dejar múltiples bombas a la vez, caminar más rápido, que el estallido tenga más alcance, etcétera. Aún si al inicio puede parecer algo sin chiste, la magia de Bomberman siempre ha estado en que es fácil de aprender, pero difícil de dominar, así que entre más avanzas, la supervivencia requiere mayor complejidad.

Pero la simplicidad es clave en Super Bomberman R, ya que fue creado para que lo juegues en competitivo con amigos o desconocidos, sin que tengan la menor complicación durante las partidas que suelen durar muy pocos minutos. Al tener soporte para 8 jugadores (ya sea local o en línea), el modo VS salta constantemente entre lo caótico, lo divertido y lo frustrante, sobre todo después de que transcurre el primer minuto cuando todos recogieron sus power-ups y ya pueden dejar tapizado de bombas el campo de batalla. Hay momentos en que la estrategia dejar de ser suficiente, comienza a reinar la suerte y, al final, la victoria se hace impredecible. Puedes estar seguro de que aún si son unos momentos breves, la pasarás bien al jugar este título... siempre y cuando estés en sus modos competitivos.

Y es que las batallas contra otros jugadores han sido un acierto en casi todo Bomberman; esta última entrega no es excepción. Hay una gran variedad de formas en la que puedes modificar las reglas del combate, desde imponer que la posición de inicio sea aleatoria o que nadie pueda usar habilidades especiales, hasta permitir que quienes fueron derrotados aparezcan nuevamente en la orilla del escenario para que avienten bombas libremente y que provoquen más caos. Por supuesto la experiencia multiplayer cobra más valor, en este caso, considerando que es una versión para Nintendo Switch y el que la consola facilita la participación de varios jugadores al mismo tiempo, así que iniciar una batalla amigable en donde quiera que estés es tan sencillo como separar los Joy-Con, darle uno a cada quien y elegir una de las diversas modalidades (cooperativo de 2 jugadores en Historia, batalla de 4 personas en la pantalla del Switch o de 8 en la TV, 8 jugadores si tienes dos consolas). La idea es que no tengas limitaciones al momento de iniciar una partida.

Lamentablemente nos encontramos con mucho lag las veces que jugamos a través de Internet mientras que, por otro lado, en red local no experimentamos esos desafortunados problemas de conectividad. La limitada variedad de escenarios durante el modo de batalla es un punto en contra, pues sólo hay 8 mapas iniciales y si quieres conseguir adicionales, tienes que comprarlos usando monedas que se consiguen al ganar avanzar en Historia o conforme avanzas en las Batallas de Liga (el modo de clasificación competitiva de Super Bomberman R). Conseguir dichas monedas puede ser tardado y tedioso, pero al menos puedes utilizarlas también para adquirir sombreros para tus personajes.

Ahora bien, Hudson Soft trató de imprimirle un poco más de vida y personalidad a Bomberman con este juego, al presentar una historia con numerosos “cinemáticos” en los que protagonizan el equipo Bomberman, los enemigos y el malvado emperador Buggler. Uso las comillas porque la narrativa se resume a una serie de imágenes con estilo historieta, así que la experiencia no es muy cinemática que digamos; lo peor es que con todo y la estética caricaturesca, Super Bomberman R hace un pésimo trabajo al tratar de enamorarte, pues las situaciones que plantean ni siquiera llegan a lo cómico, además de que todo el diálogo va acompañado de voces en inglés que suenan forzadas y molestas.

Es triste que el regreso de Bomberman haya tenido una ejecución tan pobre, pues estamos ante una franquicia legendaria que, bien aprovechada —como sucedió con Bomberman Live—, puede ofrecer un gran valor. Esta entrega no es del todo mala, pero tampoco brilla; es ideal para los fans que quieren jugar batalla competitiva con amigos, pero más allá de ese hecho, es difícil recomendar la experiencia de juego para el resto de los poseedores de un Switch, en especial porque el precio del juego es de un AAA (cuesta poco menos que The Legend of Zelda: Breath of the Wild) y lo que ofrece es apenas de un título arcade.

¿QUÉ TE PARECIÓ Super Bomberman R

?

16 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

16 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

7.8

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos