Review

Warhammer: End Times - Vermintide

El apocalipsis de las ratas gigantes

LEVELUP

8

Bueno

PROS:

Imparable acción caza-ratas en el genial mundo Warhammer Fantasy

La fórmula Left 4 Dead con sangriento combate medieval

Buenos gráficos y fidelidad a la saga

Los héroes funcionan como clases, dando diversidad al combate

CONS:

Bugs que pueden destruir tu progreso

Algunos problemas de optimización en configuraciones altas

Tags

La última propuesta de Fatshark ambientada en el épico universo de Warhammer Fantasy, Vermintide nos pone en los zapatos de los héroes del Imperio intentando sobrevivir a hordas interminables de hombres rata o Skaven en una fórmula first person que recuerda muy de cerca a Left 4 Dead. ¿Es recomendable esta entrega de uno de los universos más influyentes para los amantes de la estrategia? Nuestra impresión es mixta: aunque Vermintide es brillante como un tipo de Left 4 Dead de combate cuerpo a cuerpo y ha ganado justos elogios, lo cierto es que ciertos bugs excesivamente molestos matarán todo tu disfrute de esta propuesta, al menos en lo que éstos son arreglados.

¿Tienes lo que se necesita?

El final se acerca: el Imperio de la humanidad está en decadencia, se rumora el regreso apocalíptico de Sigmar y las deidades del Caos están a las afueras del reino de Reikland. Sin embargo, una amenaza más inmediata ha despertado en la ciudad de Ubersreik: en el subsuelo de la ciudad los túneles ancestrales de los Skaven, una raza de ratas gigantes, se han llenado de ruidos inquietantes. Con la aparición de Morrslieb, la Luna del Caos, una pestífera infestación de cientos de miles de Skaven ha comenzado a apoderarse de la ciudad, guiados por el horrible culto de la Gran Rata con cuernos. En el momento de la desesperación, cinco héroes totalmente dispares, unidos por circunstancias azarosas, se disponen a trabajar para derrotar la invasión. ¿Tienes lo que se necesita para limpiar las calles, templos y alcantarillas de Ubersreik de los Skaven y de sus formidables guerreros?

¡El final ha llegado!
¡El final ha llegado!

Como su trama lo sugiere, Vermintide es un juego cooperativo de acción para 4 jugadores. Sin embargo, a diferencia de otras entregas de Warhammer, una franquicia que se presta muy bien para la estrategia, este título es acción en primera persona, con armas medievales de cuerpo a cuerpo o de rango (arcos, mosquetes, magia). Tu misión es formar un equipo de guerreros que puedan confrontar a centenares de guerreros Skaven y escapar con vida. El juego incluye actualmente 5 héroes que funcionan hasta cierto punto como clases: el cazador de brujas, Victor Saltzpyre, experto en combate con sable y pistolas; Sienna, la piromántica, que domina la magia de fuego; el enano guardabosques Bardin Goreksson, un pequeño pero poderoso guerrero con alta resistencia y una mortal hacha; Keryllian, la vigía, una elfo del bosque con un letal arco estilo Legolas que prácticamente garantiza una muerte por flecha; y el soldado imperial, Markus Kruber, una imponente mole que prefiere el mandoble (espada a dos manos) o el martillo para mantener a raya a hordas de guerreros Skaven.

Como hemos mencionado, el juego es básicamente un clon cooperativo de Left 4 Dead, pero mucho más enfocado en el combate cuerpo a cuerpo debido a la ambientación medieval, y con héroes que funcionan como clases en sí mismos debido a sus muy distintas habilidades. Cada misión consiste básicamente en recorrer las desoladas calles y alcantarillas de Ubersreik para confrontar a una infestación de ratas a cada esquina. Tus personajes intentarán defenderse y atacar para avanzar lentamente, pero debes siempre mantenerte cerca de tus aliados no sólo porque la infestación es casi inacabable, sino porque ciertos enemigos pueden raptarte o dejarte en el suelo con un sólo ataque. Una vez que está en el piso por falta de vida o por un ataque especial, tu personaje será atacado por la multitud hasta que se termine su segunda barra de energía (la de emergencia), teniendo que ser rescatado posteriormente.

Control de plagas
Control de plagas

Afortunadamente, el juego, aunque sea tan similar, es bastante competente en lo que hace, y presenta un diseño variado tanto en enemigos como en eventos jugables: cada mapa no será el mismo 2 veces. En cuanto a los Skaven, tenemos muy distintos tipos dependiendo del clan al que pertenecen: tenemos los clásicos guerreros básicos de ataques cuerpo a cuerpo que mueren a los pocos golpes, los molestos arqueros y guerreros a distancia, los gigantescos mutantes del clan Moulder, experto en bestias de batalla; los asesinos del clan Eshin, que pueden dejarte en el suelo en un sólo asalto, y los doctores de la plaga del clan Pestilens, que envenenan el ambiente y hacen decaer tus atributos. Tus personajes tendrán que lidiar con estos monstruos en toda clase de escenarios y eventos: estrechas y traicioneras calles, segmentos de sigilio, plazas que se vuelven verdaderos coliseos, puertas que debes abrir con dinamita, hasta resistencias desesperadas al final de la escena, en la que, por lo general, centenares de ratas y varios mutantes súper poderosos intentarán hacerte añicos antes de que la carreta de escape llegue por ti.

Vermintide es un juego de notable dificultad, y las duras leyes de la supervivencia harán que todo jugador que ignore el principio de trabajar en equipo sea eliminado a tan sólo dar unos pasos lejos de sus compañeros. Los escenarios son sumamente variados y no siempre tienen los mismos objetivos: algunas veces tendrás que defender una posición o poner explosivos en una puerta, pero en otras es mucho mejor pasar sigilosamente o escabullirte por atrás que intentar la Leeroy Jenkins y acabar con un cuarto entero de Skavens. Asimismo, los héroes, que funcionan como clases, tienen una jugabilidad sumamente distinta y cumplen funciones específicas: desde los héroes de rango como la piromaníaca y la elfo, los héroes de combate cuerpo a cuerpo como el enano y el guerrero imperial, hasta la clase intermedia entre distancia y cuerpo a cuerpo, como lo es el cazador de brujas. Asimismo, los enfrentamientos no son una simple fiesta de botonazos: el uso de la defensa con el clic derecho del mouse es esencial para no verte sobrepasado por los ataques de los Skaven. En eventos como la aparición de súper mutantes o de hordas en puentes y tejados es donde las virtudes de un equipo lucen y muestran lo acertado del diseño de juego.

Acción y sangre
Acción y sangre

En general, tanto los aspectos de diseño (misiones, escenarios, desafíos) como la jugabilidad (responsividad, control) están llevados a cabo con mucha habilidad por parte de Fatshark; sin embargo, hay un aspecto vital en el que el juego es una experiencia incluso frustrante: los bugs. En varias de mis misiones más épicas, después de terminar un escenario de elevada dificultad, llegué al final, entré a la carreta de escape con mis compañeros tras una masacre y... nada. El cochero era de adorno o algo, porque el escenario nunca acabó. Esto me pasó 3 veces seguidas, lo cual mató toda mi fe en el juego. Entiendo que es un género difícil y hay cientos y miles de factores en cada escenario, además de triggers que no siempre son fáciles de programar, pero en la experiencia final de usuario esto es inaceptable. Ignoro si se ha resuelto el problema o este tipo de experiencias desagradables siguen, pero perder toda tu experiencia y el trabajo de más de una hora de juego en un escenario de alta dificultad por un trigger mal hecho es simplemente un insulto.

Un juego de notable dificultad

En cuanto a gráficas, el juego luce muy bien, con buen diseño de escenarios, efectos y una gran atención al look auténtico de Warhammer Fantasy. Sin embargo, esto viene a un precio: si bien el juego es muy funcional en settings bajos y medios, por alguna razón los settings elevados prácticamente quemarán tu tarjeta de video a pesar de no ser precisamente espectaculares. Al menos queda el consuelo de que el juego se ve casi igual de bien en medium y high, por lo que recomendamos a los jugadores no experimentar gráficas ultra si no quieren framerates ridículos. En esto, como en otras cosas, el juego es un poco experimental, pero nada que sea imposible de solucionar.

¡Súper mutantes!
¡Súper mutantes!

Warhammer: Endtimes -Vermintide no sólo es un título con gran "potencial" sino con una gran propuesta: sangrienta, satisfactoria e incesante acción en primera persona, con variedad, verdadero carácter cooperativo, un sistema de loot y progresión satisfactorios y gran diseño de escenarios. El problema está en que los bugs que el juego presenta sí son rompejuegos y hasta rompe-almas, así que yo esperaría a que los usuarios reporten más estabilidad, sobretodo porque la pérdida de tu progreso resulta descorazonadora, tan fea como si el astabandera de un nivel de Mario Bros. no funcionara. Sin embargo, en todo lo demás es un juego notable, incluso diría excelente, que te hará vivir la emoción de las batallas en el universo grimdark que dió origen a los juegos de estrategia en tiempo real modernos. En fin, un titulo sobre el que recomendaría esperar por el momento, pero sobre el que también puedo decir que la espera valdrá la pena.

¿QUÉ TE PARECIÓ Warhammer: End Times - Vermintide

?

1 Usuario ha calificado este juego. Danos tu opinión.

1 Usuario ha calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

10

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos