Review

Prey

Memoria de reliquias del pasado

LEVELUP

9

Excelente

PROS:

Puedes crear tu propio estilo de juego

Excelente diseño de niveles

Diseño audiovisual de gran nivel

Ambientación sobresaliente

Buen desempeño en PC

CONS:

Diseño visual de enemigos sin inspiración

Leves errores técnicos que afectan la inmersión

Tags

Se dice que los juegos de antaño son mejores, pero quizá sea nuestra nostalgia la que lo piensa. Esta sensación es diferente con Prey, la más reciente entrega de Arkane Studios, que combina elementos modernos con filosofías de diseño perdidas en el tiempo. El resultado es un vivo recordatorio de lo que se perdió con los años y una experiencia de la vieja escuela, pero que resulta refrescante y única en la actualidad.

El sistema de juego que define a Prey es la inmersión de primer nivel. En esta aventura en primera persona visitas una estación espacial que parece tener vida gracias a un intricado diseño de niveles que fomenta la experimentación y te motiva a seguir un estilo de juego propio. Este género se conoce dentro de la industria como Simulador de Inmersión y debe sus orígenes a entregas legendarias de Looking Glass Studios, como Thief II y, en especial, System Shock 2.

En esencia, en Prey te enfrentas al diseño de niveles con las características del personaje y su arsenal, que a su vez funcionan como herramientas para interactuar con el mundo de juego. Tu personaje, Morgan Yu, puede incrementar y modificar sus habilidades empleando Neuromods, objetos que encuentras a lo largo y ancho del juego y que te dan puntos de habilidad. Al comenzar la aventura tendrás pocos, pero conforme las horas se apilen, también lo harán los Neuromods, lo cual hará más fuerte y versátil a tu personaje.

Los Neuromods alimentan 6 árboles de habilidades para incrementar tu pericia de sigilo o combate, hackear terminales, y reparar y levantar objetos pesados. Incluso es posible incrementar tu salud y emplear poderes elementales y psíquicos de origen misterioso. Aquí es evidente la inspiración de ciertas joyas del pasado, por ejemplo, los poderes de System Shock que incluso se dejaron ver en BioShock.

Paralelo al progreso del personaje se encuentra el sistema de herramientas. Por ejemplo, para explorar locaciones que están fuera de tu alcance puedes apilar objetos o emplear el cañón de Gloo, que es un arma que dispara espuma que se endurece al contacto y así creas plataformas en las paredes. Algunos objetos pesados pueden actuar de diferentes formas: puedes cargarlos, empujarlos y hasta eliminarlos por completo. Todo depende de la disponibilidad y selección de habilidades y herramientas presentes en el momento que quieras usarlos.

También encontrarás cerraduras electrónicas que puedes hackear para ingresar en habitaciones protegidas, pero si no cuentas con esa habilidad, es factible seguir una ruta alterna. Encontrar la contraseña adecuada en notas de texto ocultas en la cercanía es una ocurrencia común, sin embargo, puedes explora el nivel para hallar el cadáver de la persona que posee la llave adecuada. También es posible encontrar ductos de ventilación y hasta emplear un arma de juguete para activar la cerradura a distancia. Todo en Prey es una herramienta, desde la estación espacial que oculta detalles íntimos de sus habitantes hasta la pistola de juguete que tiene aplicaciones útiles.

Utiliza las herramientas de forma creativa
Utiliza las herramientas de forma creativa

El combate también es una opción para progresar. Con una variedad limitada de armamentos, ofensivos y utilitarios, puedes establecer tu propio sistema de combate, ya sea inutilizando a los enemigos con granadas y el cañón de Gloo para después rematarlos con la escopeta, o bien, asaltando directamente la amenaza con ordenanzas de fuego pesado. Todo es válido. Nuestra forma de jugar tiene raíces narrativas, es decir, limitamos nuestro poder ofensivo por el desarrollo de la historia. Sólo elegimos 2 habilidades telepáticas, una para impedir que el enemigo utilice sus habilidades brevemente y otra para liberar del control de mentes a otros NPC.

En combate, la habilidad telepática nos permitió acercarnos al enemigo para desatar una ráfaga de Gloo y después detonar cartuchos de escopeta en el inexistente rostro del enemigo. La acción es arriesgada y peligrosa, pero el resultado fue totalmente gratificante.

Asimismo, Prey cuenta con un sistema de inventario que debes gestionar. Cada pieza de armamento ocupa cierto espacio y después de un par de horas podrías terminar con el inventario lleno. Para solucionar este dilema, puedes emplear máquinas especiales que reciclan chatarra en elementos básicos y que son útiles para fabricar otros objetos. Incluso se presentan situaciones donde te encuentras muy lejos de una máquina para reciclar mientras tu inventario está repleto; en este caso, puedes emplear un objeto especial que destruye a nivel molecular los objetos en la cercanía. De esta forma, puedes tirar toda la basura de tu inventario y arrojar una de estas granadas para convertir el desecho en materia prima.

La vibrante estación espacial que visitan, Talos-I, parece tener vida propia. Hay jardines, oficinas, habitaciones y baños. Los ambientes son creíbles gracias a su diseño art déco y a la atención que pusieron en los detalles. Explorar la estación, levantar cada silla, mirar detrás de los anaqueles y leer sobre la vida de sus habitantes es una actividad gratificante que te absorbe de lleno. Por ejemplo, disfruté muchísimo participar en una cacería del tesoro organizada por un grupo de jugadores de Calabozos y Dragones, así como hallar todos los tomos de la novela de ciencia ficción más popular en la instalación.

¿Te tomarás la molestia de salvar a los humanos?
¿Te tomarás la molestia de salvar a los humanos?

Jugar Prey nos recordó indudablemente a los juegos de PC de la vieja escuela que lo inspiraron y una época donde no había salud regenerativa ni objetivos con ayuda paso a paso. La dificultad respeta tu inteligencia como jugador y esto queda claro con los objetivos. Lo único que conoces es el siguiente lugar a visitar, pero tu albedrío es el que te indica la mejor forma de progresar y esto requiere todo tu ingenio. El gran éxito del juego es permitirte resolver cualquier problema gracias a su diseño de sistemas inmersivos similares a un sandbox.

De esta forma, es evidente que el sistema de juego en Prey se basa en reaccionar de forma única ante los retos, lo cual es un gran acierto por parte de Arkane. El diseño inmersivo convierte a la experiencia en un juego no-lineal con diferentes ventanas de oportunidad sumamente satisfactorias.

Sobre la historia podemos decir que es una experiencia única que debes descubrir e intentar dar sentido por tu cuenta. Cualquier detalle que mencionemos sobre ella es un gigantesco spoiler, sin embargo, podemos mencionar que la narrativa es de buen nivel, que tiene giros inesperados y otros no tanto, y temas dignos del género de la ciencia ficción con tinturas de horror psicológico.

El juego es sumamente extenso debido a su naturaleza no-lineal de progresión. Además de los objetivos primarios, encontrarás misiones secundarias ocultas en cada rincón del juego que te obligarán a ir y regresar entre locaciones, y en más de una ocasión se presentarán retos morales y existenciales que te pondrán a pensar y reflexionar. Al final de la aventura verás reflejadas todas tus hazañas, lo cual se presta para terminar el juego más de una vez.

Ambientación sobresaliente
Ambientación sobresaliente

Jugar Prey en pleno 2017 es una experiencia un tanto añeja. Queremos decir que dista mucho de ser un juego con un apartado visual ultra realista; en cambio, Arkane Studios presenta una dirección de arte similar a la que encontramos en Dishonored 2 y el resultado es un juego con personalidad propia que resuelve efectivamente el dilema del realismo y la inmersión visual.

Lo que ves en pantalla te absorbe inmediatamente cuando la banda sonora cambia las tranquilas y melancólicas melodías de exploración por sonidos agudos llenos de intensidad que te pondrán a dudar si algún enemigo te acecha. El sistema de audio contextual modifica la banda sonora de acuerdo con lo que sucede en pantalla y tus alrededores. El resultado es toda una experiencia audiovisual de primer nivel, con un apartado gráfico único y sistemas dinámicos de audio que acentúan la inmersión.

Reseñamos la versión de PC y no tenemos grandes quejas; las opciones de video son poco detalladas, pero suficientes para una entrega en esa plataforma. Sin embargo, nos quedó a deber algunas opciones especiales, por ejemplo, una barra para ajustar el campo de visión o la opción para desactivar el desenfoque de movimiento, también conocido como Motion Blur, aunque estas opciones pueden ajustarse agregando líneas de código dentro de ciertos archivos fuera del juego.

Arkane aseguró que no volvería a repetir la historia de problemas técnicos que afectó el lanzamiento de Dishonored 2, y lo cumplió, pues Prey resultó una grata sorpresa digna de un lanzamiento en PC.

Por otro lado, hay que decir que existen ligeros errores técnicos que interrumpen la inmersión. Por ejemplo, nuestro pasatiempo favorito en Prey es arrojar objetos para mover barricadas y abrir nuevos caminos, pero en más de una ocasión éstos pasaban a través de las trincheras como si no hubiera obstáculos de por medio. Por último, el diseño visual de la raza alienígena nos pareció poco imaginativo; los Typhoon (la raza alienígena que acecha tus pasos) son sólo sombras y creemos que se perdió la oportunidad de crear una raza con características visuales únicas, aunque el diseño de sus variedades y poderes nos parecieron aceptables.

Como conclusión, podemos decir que si esperas una entrega llena de acción, explosiones y alto octanaje, con una mano invisible que guía tus pasos con el fin de mantener un ritmo acelerado que ofusca las deficiencias de su diseño, tenemos que decir que Prey te dejará decepcionado. En cambio, si buscas un reto como pocos en la actualidad, una ambientación de envidia que da vida a un vibrante mundo y un sistema de juego que pone a prueba tu ingenio, tenemos que decir que este juego es la joya que buscas.

Prey, la más reciente entrega de Arkane Studios, es una obra maestra de la ciencia ficción que celebra los valores de un género que pensábamos extinto, lo que resulta una gran experiencia refrescante en la actualidad.

????
????

¿QUÉ TE PARECIÓ Prey (2017)

?

12 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

12 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8.5

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos