Review

NieR: Automata

Elegante destrucción

LEVELUP

8.8

Muy bueno

PROS:

Gran sistema de combate

Muchas opciones de personalización

Batallas épicas

CONS:

Zonas del mundo estériles

Misiones secundarias aburridas y repetitivas

NieR: Automata es el nuevo título de Platinum Games, desarrolladores conocidos por joyas como Bayonetta, pero más recientemente, por bodrios como el de Teenage Mutant Ninja Turtles, así que las duda estaba en al aire. En un mes de grandes lanzamientos, NieR: Automata brilla con luz propia gracias a su combinación de estilizado combate, sistema RPG adictivo y una historia profunda y memorable.

NieR: Automata se sitúa unos años después de la primera entrega porque, si no lo sabías, ésta es la secuela del juego que debutó en 2010. Este título sigue la historia de los sobrevivientes la humanidad que tuvieron que huir de la Tierra y se refugiaron en una base en la Luna después de que una invasión extraterrestre casi resultó en la destrucción de nuestro mundo. En ese lugar, los humanos crearon androides que libran las batallas para librarlos de la amenaza alienígena y tu tarea es tomar el lugar de uno de estos androides: 2B.

Después de que la última misión terminara de manera catastrófica, 2B se alió con el androide 9S, quien será tu acompañante el resto del juego. Mientras se adentran en los restos de la Tierra, 9S y tú van descubriendo que tal vez existe una última opción para recuperar el planeta de los extraterrestres y las máquinas que ahora lo dominan.

NieR: Automata combina varios géneros y mecánicas. A simple vista, es un hack/slash situado en un mundo abierto, pero mientras más juegas, descubres que posee una compleja modalidad RPG que te permite personalizar todo el sistema de combate, así como la forma en que lo juegas.

Tenemos un juego que no se trata de presionar los botones sin sentido

Vayamos por partes: la mayor parte del juego se sitúa en la Tierra, donde tienes libertad para recorrer todas las zonas del mapa. Aquí, juegas en tercera persona que es el núcleo del juego; el combate y la exploración ocurren en este formato. Sin embargo, habrá momentos donde la perspectiva cambie a 2D, lo que permitirá introducir la mecánica bullet hell y sucederá cuando te encuentres dentro de la nave de transporte de los androides.

Estos momentos bullet hell están muy bien logrados y, aunque no son tan difíciles como en otros títulos del género, son una buena adición, sobre todo porque están colocados en momentos específicos que cuadran a la perfección con la trama y llegan de manera natural.

El combate requiere dedicación
El combate requiere dedicación

Lo mejor de NieR: Automata es el combate. Los desarrolladores de Platinum Games son maestros para transformar el botoneo desmedido en una coreografía de golpes, ataques y efectos de luz que te hipnotizan desde el primer combo. El sistema de combate puede parecer simple, pero tardarás en dominarlo por completo. Cuentas con 2 tipos de golpe: débil y fuerte, que combinados con salto y esquivo, terminan convirtiéndose en una mortal lluvia de combos. Si a esto sumamos que, si logras esquivar en el momento adecuado puedes hacer ataques aún más poderosos, entonces tenemos un juego que no se trata de presionar los botones sin sentido, sino de armar poco a poco tu combo y descubrir en qué situación es mejor realizar ataques aéreos y en cuál es mejor mantener la distancia.

Como mencionamos, 2B no está sola; cuenta con ayuda de 9S que, igual que ella, puede enfrentar a los enemigos cuerpo a cuerpo. Ambos tienen apoyo extra que viene de sus pods, pequeños robots que sirven como asistente para distintas tareas y, durante el combate, pueden funcionar como armas a distancia porque disparan misiles o balas en una secuencia rápida y también tienen un ataque especial que inflige mucho daño, como un láser, un escudo que te hace invulnerable o una espada que gira a tu alrededor.

Las batallas contra jefes son épicas
Las batallas contra jefes son épicas

El elemento RPG de NieR: Automata se encuentra en la personalización de 2B y su pod. Aquí no encontrarás cambios de ropa o apariencia, sino algo mucho más complejo, lo cual es maravilloso. 2B es un androide y, por lo tanto, tiene un sistema de memoria que sirve para guardar datos importantes, así como habilidades. Tienes acceso a este sistema que puedes modificar con decenas de atributos que van desde incremento a tu HP, más daño o curación hasta cosas más superficiales que te ayudan a explorar (por ejemplo, mostrar el minimapa, puntos de guardado, tu barra de salud, etcétera). Todo esto puede sonar como algo que debería incluirse automáticamente en cualquier juego, pero una vez que comienzas a jugar con la personalización y descubres que mostrar tu barra de vida no es tan importante como curarte, empiezas a adentrarte más y más para conseguir que tu 2B sea la máquina de matar perfecta.

Los espacios para estas mejoras pueden ser comprados en distintos puntos del mapa a los comerciantes; son costosos, pero créeme que no te arrepentirás por haber gastado en ellos. Ahora bien, no solo se trata de comprar, puedes pagar por los chips que necesitas para estos upgrades o encontrarlos como loot en cofres o al derrotar enemigos. Cada chip ocupa cierto espacio dentro de sistema de 2B y mientras más útil o poderoso es, más espacio requiere, así que tendrás que tomar decisiones a la hora de colocar los chips. Si tienes miedo de aventurarte en esto, el juego puede colocarlos de manera predeterminada para darte los mejores atributos de acuerdo con los chips que tengas, pero eso resta diversión a la experiencia y no lo recomendamos.

Harán tu vida imposible

Los enemigos que encontrarás son máquinas creadas por los extraterrestres; no hay mucha variedad y tampoco son difíciles. Cuando enfrentas un gran número de máquinas, necesitas tus mejores movimientos para poder salir con vida. Un gran punto es que, durante tus viajes encuentras cierto número de enemigos que podrían representarse como jefes al principio, pero más adelante durante el juego aparecen constantemente, lo que añade cierto reto. Los jefes son un dolor de cabeza y cada uno cuenta con mecánicas que harán tu vida imposible. Esas batallas son épicas tanto en tamaño como en situaciones y transmiten ese sentimiento de grandeza una vez que las terminas… si es no moriste 10 veces intentándolo.

El combate fluye muy bien, los desarrolladores buscaron que cada uno de sus momentos fuera un caos, así que siempre tendrás enemigos disparando o buscando cómo golpearte y deberás estar atento a tu entorno. Durante las peleas, el contador de fps fue estable entre 50 y 60 cuadros, pero con enemigos más grandes o con un número mayor de ellos bajó a menos de 40, lo cual no arruina el juego, pero fue molesto sobre todo porque se pierde ese sentimiento de rapidez y agilidad. Durante los momentos fuera de combate también hubo variación de fps, pero repetimos: no es algo que dañe la experiencia.

La soledad y destrucción retratadas
La soledad y destrucción retratadas

NieR: Automata ocurre en un mundo abierto con limitantes que pueden ser muy obvias. El juego te invita a explorar el mundo, pero a su modo: existen caminos a ciertas zonas que debes recorrer por obligación, ya que no hay otro para llegar y se sienten como pasillos gigantes donde no hay nada más que la transición de ir de un lugar a otro. Este problema se presenta muchas veces, las zonas tienden a ser muy estériles, casi no hay enemigos y los que encuentras solo aparecen en áreas predeterminadas, así que en el resto no encuentras nada.

Si bien el mundo abierto está retratado de una gran manera con edificios destruidos, zonas donde la naturaleza gana terreno o lugares donde lo nuevo y lo viejo se combinan para crear un ambiente diferente, la poca variedad de escenarios termina por aburrirte. A eso hay que sumar el hecho de que las gráficas no son las mejores y entonces resulta tedioso tener que caminar y seguramente preferirás usar las terminales de fast travel y dejar atrás la exploración.

Rápidamente te aburrirás de estar dando vueltas

Ahora bien, el juego te da libertad para hacer lo que quieras, pero la historia principal está asignada a misiones que tienes que cumplir para continuar avanzando; al mismo tiempo, cada área te asigna misiones secundarias, en su mayoría de sabueso, es decir: ir, recolectar y regresar. Existen excepciones como misiones de carreras, de sobrevivencia y algunas tipo puzzle, pero son escasas, por lo que rápidamente te aburrirás de estar dando vueltas tratando de conseguir el material requerido. Lamentablemente, estas misiones no están disponibles siempre y habrá ocasiones en que, al avanzar en la historia principal, las misiones secundarias que no completaste desaparezcan y ya no tengas acceso a ellas, lo que termina por hacerte perder momentos clave de la historia, pues algunas te cuentan los eventos desde otra perspectiva y ayudan a entender a fondo todo lo que está pasando.

Como mencionamos, las gráficas no son las mejores que hemos visto y, aunque no son terriblemente horrendas, nos hubiera gustado que explotaran más la estética que maneja el juego. En cambio, las animaciones de 2B lucen geniales: los desarrolladores consiguieron crear un androide que se ve y habla como un ser humano, pero con movimientos mortales que lucen increíble en acción. Si a esto sumamos que en el soundtrack hay grandes composiciones que te llevan de la mano entre la calma de un mundo vacío y el frenesí de las balas de los combates, es seguro que quieras repetir una y otra vez esa canción que te recuerda el momento mágico donde acabaste con ese gran jefe.

El juego dura alrededor de 10 horas si solo buscas el primer final, pero requiere que lo acabes mínimo 3 veces para conocer el final verdadero y, aunque las misiones, los jefes y los entornos son los mismos, cada nuevo juego agrega algo distinto que preferimos no relevar para que lo experimentes por ti mismo. Piensa en este título como un New Game Plus mejorado, ya que podrás equipar tu nivel, tus mejoras y demás elementos, pero tendrás que dominar las nuevas habilidades que te asignen. Tener que jugar NieR: Automata 3 veces para conocer el final puede sonar como una manera sencilla de rejugabilidad por parte del desarrollador, pero si eres como nosotros, quedarás maravillado por los secretos que contiene y terminarás jugándolo una y otra vez.

NieR: Automata es una gran entrega que te atrapa desde los primeros minutos; lo bien logrado del combate, el misterio de su historia y una adictiva personalización te mantendrán pegado al control, y sus pequeños defectos no arruinan la experiencia. NieR: Automata combina muy bien distintos elementos y simplemente diremos que debes agregarlo a tu lista de juegos por probar este mes.

¿Tienes la dedicación para conocer el verdadero final de 2B?
¿Tienes la dedicación para conocer el verdadero final de 2B?

¿QUÉ TE PARECIÓ NieR: Automata

?

35 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

35 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

9.1

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos