Review

The Disney Afternoon Collection

Una remasterización casi perfecta

LEVELUP

8.5

Bueno

PROS:

Filtros visuales que permiten tener un feeling diferente con cada juego

Modalidades cronometradas que hacen más desafiante la aventura

Un botón para rebobinar la acción que hace más accesible la experiencia de juego para principiantes

CONS:

Bajadas de framerate que estuvieron presentes en las versiones originales

Qué sería mejor al relanzar un clásico ¿conservar la esencia intacta en favor de tener felices a los puristas o tratar de actualizar algunos aspectos para que sea “más atractivo” con las nuevas audiencias? Es un tema difícil, pues en ambos casos siempre habrá alguien insatisfecho o quien incluso lo considere afrenta personal. En mi opinión la solución es un perfecto equilibrio de nostalgia, al dejar las cosas tal como estaban, en combinación con características adicionales que no estuvieron en la versión original. No es mucho pedir, ni complicado de ejecutar y la evidencia idónea se llama The Disney Afternoon Collection, una recopilación de los juegos de 8bits que desarrolló Capcom para Disney a finales de los 80 y principios de los 90.

A diferencia de las remasterizaciones comunes con esta colección no se trata de retoques al apartado de arte ni de replantear la experiencia de juego, sino rescatar intactos algunos de los mejores títulos que existieron de Disney en NES, con su presentación pixelada y música de 8-bits. ¿Cuáles?

  • El legendario DuckTales (junto con su secuela) — Si no lo conoces, debes saber que es una leyenda del género de plataformas debido a que tiene mecánicas ingeniosas y bien diseñadas, además de una música memorable. Estar rebotando sinfín es una de las experiencias más divertidas en NES, sobre todo cuando se combina con la ambientación del nivel de la Luna o el de Transilvania. Si bien la secuela pasó casi de noche, fue una mejora sustancial en todos los sentidos, que ofrecía una aventura más desafiante y sustancial.
  • Chip ‘n’ Dale (y la segunda parte) — Otra leyenda del género, pero por razones distintas. Más allá de que los controles eran brillantes, lo irresistible de este juego fue su grandiosa experiencia cooperativa, en la que podías valerte de tu compañero para enfrentar cualquier obstáculo o simplemente molestarlo aventandole toda clase de objetos del escenario, justo como la relación caótica entre ardillas protagonistas en la caricatura de Rescue Rangers.
  • Darkwing Duck Este personaje de Disney nunca fue una estrella, pero el juego brincó a la fama por ser un clon de Mega Man en casi todo sentido. No hay pecado, considerando que fue Capcom quien diseñó el juego y, visto desde otra perspectiva, es darle sabor Disney a una fórmula exitosa.
  • Y TaleSpin Cuando Capcom lanzó este juego, ya sufría un poco de fatiga creativa, así que se limitó a crear un shoot’em up de calidad decente en términos técnicos, pero genérico en cuanto a concepto. La experiencia que ofrece no es mala, simplemente mediocre.

Si ya sujetabas un control en esa época probablemente te preguntas dónde quedaron Adventures in the Magic Kingdom o Mickey Mousecapade; la respuesta está en el nombre de este paquete: quisieron limitar la lista a juegos basados en las series de TV que transmitía Disney durante las tardes hace más de dos décadas. Pero es un hecho que no hizo falta agregar más, pues los 6 títulos incluidos en la recopilación ameritan completamente el precio de lanzamiento, no sólo por el valor histórico de cada uno, sino por todo lo que ofrece Digital Eclipse Software —quienes desarrollaron la adaptación y cuya fama explotó recientemente gracias a su gran trabajo con Mega Man Legacy Collection— en cuanto a extras.

De inicio puedes cambiar la apariencia de cada juego para obtener una experiencia diferente, según prefieras. Hay un filtro de TV, el cual hace que los pixeles se vean similares de como los recuerdas en televisores de bulbos (CRT), con ghosting y flickering incluidos. El filtro de Monitor deja las líneas divisorias (scanlines) entre pixeles, pero el color se ve sólido y nítido. Si no activas filtro los pixeles se ven fundidos, aunque bien definidos. También hay opción de hacer que la pantalla se estire, lo que resulta en pixeles un poco rectangulares y, por otra parte, puedes encender un borde que a modo de papel tapiz despliega arte del juego en el fondo.

Con filtro de monitor
Con filtro de monitor
Con filtro de TV
Con filtro de TV
Sin filtro
Sin filtro
En versión original 4:3
En versión original 4:3
Con fondo activado
Con fondo activado

La posibilidad de cambiar ligeramente el feeling visual se agradece y aunque no fui tan fan del filtro TV, estoy seguro que para mucha gente será un paso aún más cerca hacia la nostalgia absoluta. Y es que ese es el sentimiento clave de lo que hace genial a esta colección: el valor nostálgico está en cada rincón del paquete, desde que estás en la pantalla de selección mientras suenan remixes estilo chiptunes del soundtrack de cada juego, hasta que te sumerges en el contenido adicional. Que por cierto, viene la banda sonora de los juegos, catalogada por título y por tracks. También hay una galería en la que se listan ilustraciones originales de las series de TV, fotos de las cajas originales, datos curioso y bocetos de la etapa de desarrollo. No son apartados que visitarás a menudo, pero al menos quedarás satisfecho la primera vez que le eches un vistazo.

Volviendo al contenido de los juegos, lo interesante de la remasterización es que se introdujo un botón de rebobinado (mejor conocido como rewind) con el que puedes regresar tu avance tantos segundos como desees, para corregir errores o simplemente analizar qué hiciste mal. A pesar de que podría considerarse una trampa excesiva, la realidad es que hace más accesible la experiencia de juego; si no te agrada, siempre está la alternativa de no usar dicho botón. Ahora bien, no puedes usar el rewind en todas las modalidades del juego, sino exclusivamente en el de “historia” convencional, mientras que en el resto de los modos deberás valerte por tu habilidad y esfuerzo. ¿La razón? Esta recopilación ofrece para cada juego un par de retos cronometrados, el primero es nivel por nivel, mientras que en el otro debes vencer únicamente a los jefes. Si tienes alma de speedrunner los desafíos te encantarán, ya que tendrás oportunidad de competir contra otros jugadores —mientras ves en un recuadro su avance con cada segundo que transcurre— o simplemente ver sus jugadas en un modo teatro.

The Disney Afternoon Collection es, al igual que Mega Man Legacy Collection, un caso ejemplar de cómo deben presentarse las remasterizaciones: en su formato original, con respeto hacia el contexto histórico, pero agregando algunos extras para amplificar el valor de jugabilidad y mejorar la experiencia. Las contadas deficiencias técnicas —como el bajo framerate ocasional que parece estar ahí para dar mayor credibilidad a la adaptación— o el hecho de que TaleSpin es un juego mediocre, no evitan que la recopilación sea compra obligada para los fans de Disney o para los entusiastas de la era de 8-bits.

¿QUÉ TE PARECIÓ The Disney Afternoon Collection

?

1 Usuario ha calificado este juego. Danos tu opinión.

1 Usuario ha calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

10

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos