Review

Horizon Chase Turbo

Una vuelta por el mundo llena de velocidad, diversión y nostalgia

LEVELUP

8

Bueno

PROS:

Mecánica sencilla, funcional y divertida

Amplia variedad de escenarios tematizados

Sistema de mejoras que recompensa tu habilidad

Efectos visuales que hacen más amena la carrera

Automóviles con características particulares que se notan en el manejo

Soundtrack memorable que rinde un gran homenaje al género

CONS:

Inteligencia artificial torpe en ocasiones

Detalles molestos en la generación del horizonte en ciertas pistas

Hace poco más de 20 años, los fans de los juegos de carreras contemplábamos el cambio de tendencia en el género que apuntaba hacia la simulación y representación de automóviles, pistas y ciudades reales. En ese entonces, parecía que la época de gloria del género llamado Arcade Racer había llegado a su fin y en parte así sucedió. Sin embargo, el género jamás murió y algunos exponentes mantuvieron latente el legado de juegos clásicos como Out Run (Arcade, 1986); Lotus Turbo Challenge (Amiga, 1990); Top Gear (SNES, 1992); Cruis’n USA (Arcade, 1994) y la serie Rush. Ésta historia, precisamente, es la que el estudio brasileño Aquiris decidió honrar con su nuevo título Horizon Chase Turbo. ¿Logrará llegar a la meta en primer lugar? Vamos a averiguarlo.

Para iniciar, es preciso mencionar que Horizon Chase Turbo es una versión adaptada y mejorada del título original, Horizon Chase World Tour, que debutó en 2015 para dispositivos portátiles y obtuvo un reconocimiento notable al plasmar de gran forma las mecánicas tradicionales de títulos como los que busca honrar. En esta ocasión, la que es definida por Aquiris como la nueva versión del título original recién debutó en PS4 y PC. Para esta reseña jugué la versión de PS4, que ya puedes adquirir en PS Store.

Una vuelta al mundo a lo largo de más de 100 pistas llenas de color y carisma

Horizon Chase Turbo es un título de carreras arcade que basa sus mecánicas en el estilo de juegos como Out Run y Top Gear. Básicamente, controlas el automóvil de izquierda a derecha esquivando a otros competidores y obstáculos mientras se presenta un horizonte dinámico que genera la sensación de profundidad y velocidad. Tal como sucede en los títulos clásicos del género, iniciarás la carrera en último lugar y tendrás que superar a los rivales hasta alcanzar la primera posición. El juego cuenta con 3 modos de juego: Vuelta al Mundo que representa el modo principal; Torneo, para competir contra amigos o el CPU dando como ganador a aquel que obtenga mayor puntuación y Resistencia, donde te esperan 3 desafíos con 12 pistas, después otras 36 y todas las pistas respectivamente, pero tu intento terminará si llegas por debajo del quinto lugar. Cada modo puede integrar hasta a 4 jugadores de manera local en pantalla dividida, mismos que pueden unirse a la partida en cualquier ocasión. En cuanto al componente en línea, éste permite registrar nuestros mejores tiempos y convertirlos en un fantasma que podrá ser desafiado en todo el mundo.

La carrera iniciará con el modo Vuelta al Mundo, donde tendrás que competir en 110 pistas ubicadas a lo largo de 48 ciudades de 12 países. El objetivo, además de cruzar la meta en una buena posición, es conseguir puntos que te permitirán abrir más pistas conforme progreses, desbloquear automóviles más poderosos, obtener mejoras para estos y, en general, tener un buen desempeño que se traducirá en un entorno de juego más sencillo o complicado, según sea el caso.

La interfaz de usuario contiene una representación del planeta Tierra, cuyos efectos de color y fondo cambian según las condiciones naturales del país que selecciones. Una vez que escojas una nación para competir te encontrarás con 4 circuitos, 3 que incluyen copas en igual número de ciudades y 1 especial en el que estarás obligado a conseguir el primer lugar para ganar mejoras que se aplicarán a todos los automóviles que tengas a disposición. En cada pista tendrás que estar al pendiente de 3 cosas importantes: alcanzar una buena posición en los primeros lugares, recoger la mayor cantidad de fichas a tu paso y rellenar tu tanque de gasolina constantemente. Cuentas con 3 tanques de Nitro, que te darán ese impulso extra y en todas las pistas hay tanques extra que puedes tomar. En las primeras carreras notarás que las cosas son fáciles, prácticamente las fichas y tanques de gasolina aparecen en tu camino y no tendrás que preocuparte más que por esquivar, rebasar y llegar en primer lugar. Sin embargo, conforme avances notarás que esos primeros circuitos solo fueron una breve etapa de enseñanza y todo se hará más complicado, más adelante seguirás encontrando tanques de gasolina y de Nitro en el curso de la carrera, pero estarán ubicados en posiciones más difíciles de alcanzar si no manejas bien.

Algo importante que debes considerar si quieres hacerte la vida más fácil en Horizon Chase Turbo es ganar las carreras especiales en cada país, pues de eso dependerá que obtengas mejoras para tus automóviles. Aunque al inicio se podría pensar que las mejoras solo son un pretexto y habría dudas en torno a lo necesario de cumplir con ellas, debo decir que sí tienen un efecto importante en el juego. En mi caso, las mejoras obtenidas mejoraron la respuesta de los autos en las curvas y una que en particular me ayudó mucho fue la mejora del sistema de inyección de combustible, que hizo rendir más los tanques y evitó que me quedara sin gasolina en más de una ocasión.

El horizonte de cada ciudad está representado de gran manera, con elementos llenos de color y condiciones climáticas que hacen más agradable la carrera

Siendo heredero de un título original para móviles, Horizon Chase Turbo parece arrastrar tu atención a la recolección de fichas, tanques y la obtención del primer lugar, pero para esta entrega, Aquiris acertó ofreciendo horizontes detallados que harán más agradable tu carrera y en muchas ocasiones te dejarán con una sonrisa al ver lo bien logrado del estilo gráfico retro y la manera en que se representan paisajes reales, como el Partenón en Grecia o la zona volcánica activa de Islandia.

Manteniéndose fiel a la esencia del género, el estudio brasileño fue capaz de crear horizontes y un sentido de profundidad adecuado para éste tipo de juegos. Los detalles no se reducen a paisajes con representaciones de entornos naturales o construcciones reales, también se ha sumado en algunas pistas el efecto de transición de día a noche y viceversa, lo que modificará el aspecto visual adecuándolo al paso del tiempo. En los circuitos que presentan un horizonte urbano es emocionante ver la manera en que la ciudad enciende sus luces en cuanto anochece. Al mismo tiempo, otro gran detalle responde a las condiciones climáticas que, aunque no tienen efecto en la carrera ni en el manejo, dan un toque peculiar que se agradece en cuanto a temática y se sufre en cuanto a dificultad, pues en ocasiones tendrás que correr a máxima velocidad en medio de un banco de niebla, una tormenta de nieve o de arena e incluso con la presencia de ceniza proveniente de un volcán.

Sin embargo, esto comienza a ser evidente después de los primeros circuitos pues algunas de las pistas iniciales, básicas en cuanto a contenido en el horizonte, no logran crear ese sentido de profundidad de forma adecuada y mientras corres notarás que el escenario se genera de una forma en que pareciera que una línea parte a la mitad la pantalla, algo que distrae tu atención en la pista y en ocasiones llega a ser molesto.

La variedad de escenarios se suma a una buena oferta de pistas que te serán presentadas de manera espaciada para que sientas que en cada carrera estás enfrentándote a algo nuevo, aunque es preciso reconocer que en algunos momentos la experiencia te recuerda su diseño básico y repetitivo. Ésta decisión fue sumamente importante dado el número de circuitos y el tiempo que se tiene que dedicar para sacar la mayor cantidad de puntos, por lo cual debes estar consciente de que no se trata de un título que puedas consumir rápidamente, tendrás que se persistente.

Control básico e inteligencia artificial que se desenvuelve entre la dificultad y la injusticia

Considerando que Horizon Chase Turbo es una versión mejorada de un título desarrollado para móviles, se puede pensar que su control no va más allá de cambiar de dirección y mantener apretado el acelerador. Esto, en parte, es cierto pues responde a los elementos básicos del género, sin embargo, conducir y salir con la victoria es algo que va más allá. Realmente quedé sorprendido cuando noté que la respuesta del control y la forma de manejo tenían impacto en cada uno de mis resultados. Al inicio, enfrentándome a las primeras pistas –fáciles por definición– todo se basaba en ir de izquierda a derecha en las rectas y llevar el stick izquierdo a cada extremo en las curvas mientras derrapaba; esa estrategia dejó de funcionar poco tiempo después. Conforme llegué a nuevas pistas me di cuenta que esa forma de manejo me llevaba a impactar otros automóviles o a salir del camino hasta estrellarme con algún objeto, mi reacción fue comenzar a frenar o disminuir la velocidad al tener muy cerca a otro competidor y calcular la inclinación del stick en cada curva tomándola adecuadamente como si se tratara de un simulador, el resultado: volví a ganar las carreras.

La dificultad en Horizon Chase Turbo, como en todo juego, aumentará conforme avances y poco a poco notarás que los automóviles usan sus tanques de Nitro y cada vez es más complicado rebasarlos. El margen de error disminuye conforme te enfrentas a nuevos circuitos y en algunos de ellos un simple error será suficiente para que des por hecho que no obtendrás el primer lugar y con suerte llegarás en cuarto o tercero. Esta situación lleva al juego a alcanzar un buen nivel de reto, pero en ocasiones rebasa la sutil línea que divide lo difícil de lo injusto y en ese sentido la inteligencia artificial te podría llevar al terreno de la frustración. En mi experiencia, algunos automóviles se dedicaban más a chocar entre ellos de maneras torpes provocando un caos de 20 vehículos en un tramo de 2 carriles y muchas veces un competidor apareció sorpresivamente junto a mí y me impactó, como si hubiera sido atraído por un imán. Obviamente sé que hay otros autos atrás tratando de rebasar, pero el juego no cuenta con algún elemento visual o de audio que te indique su proximidad. Fue en más de una ocasión que esta situación arruinó mis carreras y evitó que alcanzara un buen lugar al final, representando a mi parecer, algo injusto y no difícil, pues al final el sistema buscaba entorpecer mi camino pero no de una forma congruente con el diseño del juego.

Soundtrack memorable que rinde un sentido tributo a la historia del género

Los videojuegos son obras integrales cuyo mayor peso se encuentra en el diseño y mecánicas, pero estas pueden envolverse con una presentación visual atractiva junto con sonidos y temas musicales memorables. En el caso de Horizon Chase Turbo, el soundtrack corrió a cargo de Barry Leitch, compositor escocés con una amplia trayectoria en la industria y responsables de bandas sonoras que persisten en el recuerdo de los jugadores que disfrutaron los títulos de la serie Lotus y Top Gear. El apartado musical sin duda es motivante y te lleva por un recorrido retro con piezas similares a las de los títulos mencionados y otras nuevas que se adaptan excelentemente a cada carrera. Atinadamente, Aquiris realizó un buen trabajo asignando los temas según las condiciones de cada pista, de ahí que una canción rápida alimente tu emoción al correr en un circuito corto y breve y, en otras oportunidades, un tema resaltará tu recorrido en una recta mientras contemplas el horizonte detallado.

Una carrera en la que vale la pena llegar en primer lugar

Al inicio, durante y al final del desarrollo de un videojuego, más allá de los valores de producción y del presupuesto, todo se reduce a una sola pregunta, ¿es divertido? En el caso de Horizon Chase Turbo la respuesta es sí. En términos generales, el título de Aquiris es una buena opción para los fans del género Arcade Racer, en específico para aquellos que disfrutaron los juegos a los que el estudio brasileño rinde tributo con ésta entrega. Con un control básico pero responsivo, una dificultad que sí presenta un reto, pese a algunos detalles ocasionales, una presentación visual colorida, detallada y música memorable, Horizon Chase Turbo cumple con lo que promete, realiza el homenaje que ha dado origen a su existencia y representa una opción divertida que permite recordar la época de oro del género.

¿QUÉ TE PARECIÓ Horizon Chase Turbo

?

3 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

3 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

7

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos