Review

Star Wars Battlefront II

Un gran juego corrompido por el lado oscuro

LEVELUP

7.7

Regular

PROS:

Tiene los gráficos más realistas hasta ahora

Increíble diseño de sonido

Gameplay sólido y bien diseñado

Recrea a la perfección el aspecto visual y el sentimiento del material original

Galactic Assault es un modo muy divertido y épico

CONS:

Sistema de progresión roto y aburrido

La campaña tiene el potencial de ser increíble, pero se vuelve predecible rápidamente

Ganar o perder partidas en multijugador no impacta el resultado final

La campaña parece más un checklist para fans que una historia bien desarrollada

Generalmente obtienes malas recompensas en los loot boxes

Tags

Star Wars Battlefront II es un juego que se ha visto envuelto en una enorme polémica por tener un sistema de progresión ligado a microtransacciones que levantó en armas a la comunidad gamer del mundo. El problema llegó tan lejos, que el publisher decidió deshabilitar las microtransacciones temporalmente para el lanzamiento del título y fue bajo estas condiciones que jugamos Battlefront II.

El primer Battlefront fue criticado por la falta de contenido en su fecha de lanzamiento y, afortunadamente, esta secuela no sufre del mismo problema porque hay una enorme cantidad de mapas, modos de juego y cosas por hacer. Tal vez una de las diferencias principales de este título y su predecesor sea la implementación de una campaña con una historia original.

Lo primero que te sorprenderá de Battlefront II son sus gráficos realmente increíbles que capturan muy bien la esencia de Star Wars. Desde las armaduras hasta las pistolas, pasando por las piezas más pequeñas de relleno ambiental, todo tiene un nivel de detalle y cuidado increíble que ayuda muchísimo a incrementar la inmersión. Los impresionantes efectos de iluminación volumétrica afectan a cada partícula y hacen que los efectos de los láseres iluminen el humo de forma espectacular y que cada explosión se vea increíblemente realista.

A pesar de lo pesado que parecería el motor, el juego corre suavemente incluso en el PS4 y XBO de primera generación y muy pocas veces noté una leve baja de frames en mis horas y horas de juego. Definitivamente, Battlefront II hace un uso excepcional del motor Frostbite, lo que lo convierte en uno de los juegos con mejores gráficos de la actualidad.


Pero la presentación no sólo es excelente en el aspecto visual, sino en el sonoro. Los efectos de sonido son realmente increíbles y la separación de audio es una maravilla. Cada uno de los sonidos tiene personalidad y es muy fiel a los de las películas. Una guerra caótica no termina en una cacofonía espantosa, sino en un equilibrio de sonidos de gran calidad que resulta emocionante y nada molesta. La música también es adecuada a cada situación e incluso cuando escoges a cada héroe hay una pequeña melodía correspondiente a su película. Si tuviera que calificar este juego sólo en audio y gráficos diría que tiene un sólido 10.

La campaña cuenta la historia de Iden Versio, comandante del Inferno Squad, un escuadrón de élite conformado por los mejores soldados del Imperio y quien recibe la misión de llevar a cabo parte de la misteriosa Operación Cinder. La historia comienza bien y al principio parece que conocerás un lado de la moneda que no habías visto antes, pero al poco tiempo te das cuenta de que, desafortunadamente, se desperdició la magnífica oportunidad de contar Star Wars a través de los ojos del Imperio y la historia se mueve rápidamente al rango de lo cómodo y lo predecible. No quiero spoilear mucho, pero en verdad me desilusionó el “Plot Twist” poco justificado y apresurado de la tercera misión que transforma lo que pudo haber sido una parte clásica de la historia de Star Wars en un cuento predecible que hemos visto millones de veces. Además, de pronto te encuentras jugando misiones muy seccionadas que parecen más un checklist de fanservice de Star Wars que una historia bien armada. Esto no quiere decir que la campaña sea horrible, pero resulta poco imaginativa y apresurada y no puedo dejar de pensar que pudieron hacerlo mucho mejor. No diré más, pues jugar ciertas partes puede ser algo muy disfrutable para los fans de la saga. Ah, y la campaña y todo el juego están totalmente narrados en español latinoamericano, lo que siempre es una adición bienvenida.

La campaña desperdició una magnífica oportunidad
La campaña desperdició una magnífica oportunidad

Algunas de las misiones son divertidas y llenas de acción e incluso presentan locaciones que no aparecen en los mapas multiplayer y que tienen personalidad propia. Hay otras que, a pesar de estar situadas en lugares increíbles, presentan un gameplay monótono y creado sin cuidado; se sienten como relleno y una especie de muiltiplayer diluido, pues se llevan a cabo en los mismos mapas del modo multijugador, lo cual no siempre es negativo porque puedes conocer algunos de estos mapas con más tranquilidad y explorarlos un poco. En total son 13 misiones y en la mayoría hay cosas interesantes, explosiones y láseres volando por todos lados. Podrás subir a vehículos y despedazar todo lo que esté a tu paso y tiene sus momentos épicos que resultan muy divertidos. Así que la campaña es una mezcla de aciertos y errores que te deja con ganas de más.

Por otro lado, la inteligencia artificial es normal y la dificultad de la campaña es inconsistente. En ocasiones, incluso en el nivel de mayor reto los enemigos sólo se esconderán detrás de cobertura para disparar y asomarán la cabeza para que los mates, pero hay misiones en las que morirás muchas veces porque te dispararán por todos lados sin piedad. A pesar de esto, el juego es fácil en general y si lo juegas en una dificultad menor podrás terminar la historia en unas 5 a 8 horas, máximo.

Por supuesto, no es en la campaña donde pasarás la mayor parte del tiempo, sino en el divertido multiplayer, cuyo modo principal llamado Galactic Assault es la estrella del juego. En este modo pelearás en 11 enormes mapas que se extienden a todas las eras de Star Wars donde tendrás que conquistar objetivos. Este modo de juego es asimétrico, lo que significa que cada equipo tiene roles y capacidades diferentes. En ocasiones, defenderás con el Imperio, en otras atacarás con los rebeldes y tendrás que evitar que el enemigo cumpla sus objetivos. Éste es un aspecto en el que los desarrolladores dieron totalmente al clavo, pues es muy divertido e incluso llega a sentirse como parte de una campaña con una inteligencia artificial superior. Al final de algunas batallas sentirás la adrenalina de que los 2 están a punto de ganar y todo se decide en unos segundos. Los mapas llegan a ser espectaculares y épicos y realmente se sienten como una guerra galáctica de grandes proporciones con explosiones y láseres volando por todos lados acompañados por increíbles gráficos y efectos de iluminación y humo. Los ambientes están sorprendentemente detallados y capturan perfectamente el aspecto visual y la sensación de las películas. Nunca olvidaré mi primera vez en Endor la noche que —para mí— marcó un nuevo estándar para este tipo de juegos.

Galactic Assault es un modo épico
Galactic Assault es un modo épico

Otro modo de juego que también es genial es Starfighter Assault, donde pilotas diferentes naves del Imperio y de los rebeldes en una auténtica guerra galáctica que mejoró muchísimo en comparación con su antecesor. Los controles son más sólidos y mejor pensados y el sistema de batallas es mucho más divertido; puedes entrar en la cabina de cada una de las naves y jugar en primera persona, lo que ayuda a la inmersión. A veces te encontrarás dando vueltas en círculos tratando de esquivar a un enemigo mientras trata de matarte, pero es parte de la diversión. Nuevamente, los mapas tienen un enorme nivel de detalle y se sienten fieles al material original y cada nave tiene debilidades, fortalezas y una forma especial de manejo. La inclusión de enemigos extra con inteligencia artificial añade algo positivo a las batallas, pues otros jugadores pueden distraerse matándolos y tú aprovechar la situación. En este modo también hay objetivos que tienes que cumplir y me parece el segundo mejor del juego.

Aparte de estos modos multiplayer está la modalidad de Héroes contra villanos en el que escoges a los personajes más importantes de Star Wars y los pones a luchar unos contra otros. En este caso, los resultados son mixtos. A veces tendrás momentos geniales, a veces estarás apretando el botón de ataque sin cesar en una pelea de sablazos que no tiene pies ni cabeza y sólo es un “a ver quién tiene suerte y gana” y en ocasiones todo será más caótico porque habrá 4 personas con sables en una maraña de luces y 2 personas disparando al bulto a lo lejos. Definitivamente, este modo es una mejora en relación con el juego anterior, pero aún se necesita un sistema de peleas con lightsabers mejor que apretar un botón con la esperanza de ganar.

A estos modos los acompañan una especie de Capture de Flag y Team Deathcmatch que usarás sólo cuando quieras jugar algo más rápido y conciso, y un modo Arcade que se siente poco inspirado y sin mucho objetivo, pero que puedes jugar con otra persona.

En la mayoría de las modalidades de multijugador puedes elegir ente 4 clases: asalto, soldado pesado, oficial y especialista. Cada una tiene 3 habilidades que puedes personalizar en forma de cartas. Por ejemplo, la clase de asalto tiene granadas, una escopeta y un scanner que te dice temporalmente dónde están los enemigos, mientras que el oficial tiene una torreta que dispara automáticamente contra los contrarios. Adicional a estos personajes hay unidades de élite que puedes desbloquear cada partida y que obtienes mediante puntos de batalla que recibes al cumplir objetivos o matar enemigos. También puedes usarlos para desbloquear héroes que, en esta ocasión, son menos poderosos que en el pasado e incluso pueden morir a manos de una unidad menor si te agarran desprevenido, lo que da mucho más balance al juego y te hace tener cuidado con cómo empleas tus puntos —puedes ahorrarlos para usar a un personaje muy fuerte o para tener muchos élite—. Con estos puntos también puedes desbloquear vehículos pequeños y masivos que son increíbles de manejar en su mayoría y que dan oportunidad de divertirse a jugadores menos experimentados o pueden darte un cambio de ritmo si te están haciendo pomada en un round.

Todo lo anterior nos lleva a hablar de lo que, desafortunadamente, jala este juego hacia abajo: el sistema de progresión. La forma en que desarrollas a tu personaje está íntimamente ligada con un desafortunado sistema de microtransacciones que EA deshabilitó temporalmente, pero que sigue afectando al juego de forma importante.

El sistema de progresión estaba ligado a Microtransacciones
El sistema de progresión estaba ligado a Microtransacciones

Al final de cada batalla obtienes puntos que puedes usar para comprar loot boxes en las que se encuentran todas las mejoras de todas las clases. Cada batalla te da alrededor de 300 puntos y las cajas más interesantes cuestan 4000 puntos, así que te tomará unas horas conseguir lo suficiente para comprar una. Una vez que abres las cajas recibes mejoras aleatorias que rara vez son útiles y aún más difícilmente se ajustarán a tu estilo de juego. La mayoría de las veces te saldrán cosas inútiles, como animaciones de victoria o derrota que nunca supe dónde pueden usarse, así que tu progreso depende de suerte más que de habilidad. A esto se suma que realmente no importa si eres bueno o malo en el juego, ya que el primer y último lugar de cada partida reciben prácticamente la misma cantidad de puntos y hay poco incentivo para querer ganar o tener miedo de perder. Estos puntos también pueden usarse para desbloquear héroes como Darth Vader o Luke Skywalker que cuestan 15,000 puntos, mientras que otros son mucho más baratos y la mayoría ya vienen desbloqueados. En las cajas sale otra moneda que te ayuda a mejorar las cartas que tienes, pero es escasa y tendrás que tener mucho cuidado con lo que subes de nivel. Esta complejidad, lejos de ser divertida o interesante, se siente como una tarea que debes cumplir y quita todo sentimiento de logro al juego y lo reemplaza por la sensación de haber ganado una recompensa útil al azar.

Un pequeño vestigio de un sistema de progresión más lógico está en las armas que desbloqueas según mates enemigos en multijugador, de manera que al matar a 500 contrarios desbloqueas un arma un poco más poderosa, lo que se siente más justo que abrir una caja y cruzar los dedos.

Las batallas aéreas son muy divertidas
Las batallas aéreas son muy divertidas

Como mencioné al principio, en el momento de escribir esta reseña el sistema de microtransacciones estaba desactivado y desconocemos si regresará o si la compañía escuchará las voces inconformes de los gamers —como lo hizo en el pasado— y cambiará todo el sistema de progresión. Lo único que sabemos es que todo el DLC futuro de este juego será gratuito, lo cual es un gran acierto y esperamos que más compañías adopten esta idea.

Battlefront II es un juego al que definitivamente le pesa el tema de un sistema de progresión aburrido y aleatorio fundado alrededor de microtransacciones, pero esto no le quita que es un juego de enorme calidad y cuidado con gran valor de producción al que se le siente el cariño de los desarrolladores. En general es un juego divertido que desafortunadamente se vio involucrado en una polémica que lo rebasó y se volvió el estandarte de anticorporativismo y el rechazo de los gamers a las tácticas predatorias de consumo. Pero si dejamos la controversia de lado, es innegable que es un producto de calidad con un núcleo de gameplay sólido, pero un sistema de progresión muy roto.

¿QUÉ TE PARECIÓ Star Wars Battlefront II

?

26 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

26 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

4.7

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos