Review

Forza Motorsport 5

Un manjar automovilístico

LEVELUP

9

Excelente

PROS

    Excelentes gráficos y efectos de iluminación

    Cada automóvil se siente y se maneja diferente

    Los presentadores de Top Gear imprimen su sello personal a las narraciones

    Los ajustes de dificultad se adaptan al modo de juego de cada persona

    Forza Vista te permite apreciar la perfección y detalle en cada modelo

    Increíble personalización estética de los vehículos

CONS

    Pocos autos y escasa cantidad de pistas

    El sistema Drivatar deja mucho que desear

    No se puede cambiar la hora del día ni el clima en las pistas

Forza Motorsport está de regreso con su quinta entrega, un título de lanzamiento para la nueva consola de Microsoft, el Xbox One. Con el paso de los años, la serie ha mejorado en todos los aspectos, pero ¿con la nueva generación veremos un verdadero cambio a partir del uso de todo el potencial del Xbox One?

Cuando arrancas el juego por primera vez, tendrás la posibilidad de manejar el automóvil insignia de Forza Motorsport 5, el nuevo McLaren P1. Esta es la bienvenida: un súper auto de $1.3 MDD, la ciudad de Praga en una carrera de exhibición y tú; este primer encuentro te ayudará a conocer los botones y las diferentes vistas para jugar. Al terminar, llegarás directamente a la primera liga —correspondiente con los conocidos como sport compactos— donde comprarás tu primer vehículo. Desde el principio, la variedad es muy buena y seguramente podrás elegir ese auto deportivo que te gusta y que alguna vez viste en la calle. La primera serie de carreras obligatoria te servirá para jugar con las asistencias que puedes activar o desactivar, ajustar la dificultad y conocer a fondo tu nueva adquisición. La segunda es una característica nueva llamada Drivatar, que implica enfrentar siempre a supuestas personas reales gracias al servicio de nube, pues cada participante cuenta con un Drivatar. Tu forma de manejar, tus tiempos y todo lo que hagas en la pista alimentará a este avatar, que incluso correrá aunque no estés frente a tu consola. Es precisamente por esto que la primera serie de carreras es obligatoria, pues tu desempeño y reacciones serán información primordial para que, una vez que salgas de esta serie, tu Drivatar esté listo para correr en cualquier parte y momento.

Una vez terminado lo que podría considerarse el tutorial de 5 carreras, el juego se abre por completo. Comprar un auto de carreras para competir en esa modalidad sólo requiere que tengas dinero suficiente; no necesitas licencias ni te ponen candados para correr en otras ligas. Las series de cada liga cuentan con una pequeña introducción narrada por los conductores del programa británico Top Gear. Jeremy Clarkson, Richard Hammond y James May te llevan de la mano para explicarte qué es lo mejor de esa serie de carreras, cuáles autos pueden ser los mejores y por supuesto, hacer los comentarios característicos; si a esto sumamos la maravillosa presentación visual, tenemos intros que son un verdadero deleite audiovisual. Cada serie de las ligas cuenta con diferentes carreras y de vez en cuando encontrarás eventos especiales como persecuciones, competencias con autos idénticos al tuyo, jugar boliche en la pista de pruebas de Top Gear o incluso, participar en una carrera contra el primo digital de Stig.

En esta entrega dejó de ser importante quedar en primer lugar, pues el oro es para los 3 primeros lugares, la plata va del 4.° al 6.°, y el bronce, para los que lleguen entre el lugar 7 y el 10. Las recompensas de experiencia y créditos se otorgan de acuerdo con el puesto que alcanzas. Por otro lado, ajustar características del vehículo, como quitar el control de tracción, desactivar la línea de manejo o incluso activar el daño real, elevará considerablemente la recompensa en créditos al terminar cada carrera, pero claro, será mucho más difícil jugar así. Sin embargo, hay que tener en cuenta que subir la dificultad de los Drivatar que enfrentes también aumentará la recompensa en créditos. Esto va de la mano de la experiencia que recibes después de cada competencia, aunque no se verá afectada por cambiar los ajustes o subir la dificultad del Drivatar; sin embargo, podrás subir algo llamado Affinity, que se consigue por correr siempre con la misma marca de autos, entre más “afinidad” tengas con una compañía, mayor será tu recompensa en créditos al terminar la carrera.

La modalidad Free Play te permite correr en cualquier pista con tus autos o tomar prestado uno, aunque únicamente hay aproximadamente 20 disponibles para préstamo, desde un simple Audi hasta un Ferrari o un Indy Car. Puedes jugar solo o con un amigo con pantalla dividida, tú pones las reglas. Ahora, si lo que te encanta es competir contra otras personas, el multijugador online es para ti, ya que participan jugadores propiamente dichos, no Drivatars. Por último, el modo Rivals está conformado por retos que deberás superar y competirás contra la comunidad de Forza; cada que venzas a un rival, te pondrán uno nuevo. Los eventos de esta modalidad se actualizarán y cambiarán con el tiempo.

Laguna Seca es una de las pistas que regresa a Forza Motorsport 5
Laguna Seca es una de las pistas que regresa a Forza Motorsport 5

Hablemos ahora de cómo se siente esta nueva generación de simuladores. En pocas palabras, es más de lo que esperaba. Forza Motorsport 5 cuenta con mejores dinámicos en los autos y mucho de esto es gracias a Calspan, la organización líder en pruebas de llantas que llenó de datos esta entrega. El sistema de juego fue mejorado, es más responsivo y reacciona como nunca. Toda la información hace que cada automóvil sea único, en particular, gracias a su suspensión y neumáticos. Puedes manejar 2 autos Ferrarri, pero nunca se sentirán igual. Además, el nuevo control del Xbox One tiene vibración independiente en cada gatillo, así que la retroalimentación del comportamiento del auto es mucho más completa. Si aceleras y hay fricción con el asfalto, lo sientes en el dedo con el que estás apretando el acelerador; lo mismo pasa con el freno, pues frenar de golpe hará que el gatillo izquierdo comience a vibrar. Forza Motorsport 5 nos lleva a conocer la nueva forma de disfrutar los simuladores de autos.

La personalización, tanto visual como del motor también es una novedad. La parte visual es impresionante: puedes tener hasta 3000 capas de imágenes por lado, lo que significa un mundo de posibilidades de diseño. Por el lado del tuning hay cientos de mejoras y ajustes; digamos que si puedes hacerlo en la vida real, también en Forza Motorsport 5. Es factible hacer muchas de las mejoras de tuning de forma automática, sólo es necesario decir al asistente a cuál versión te gustaría actualizar tu vehículo.

En el apartado visual, el juego es impresionante. El modo Forza Vista está de regreso, pero ahora te permite explorar cada detalle y distinguir entre los materiales para saber a simple vista si es plástico, piel, aluminio o cualquier otro. También puedes entrar en el auto para explorarlo, conocer sus especificaciones, datos curiosos e incluso, escuchar una breve historia, ya sea de la marca o del modelo. Los gráficos, en general, son increíbles, aunque hay que reconocer que la mejor forma de disfrutar la experiencia, visualmente hablando, es desde el interior del auto, ya que así disfrutas los reflejos en el parabrisas, en el tablero y en las piezas cromadas; incluso si dejas que el Sol te deslumbre un par de ocasiones, te darás cuenta del nivel de detalle e iluminación del título. Si decides usar la vista por fuera, verás los reflejos de la pista y otros objetos, así como sombras increíbles. El detalle de las pistas es impresionante: puedes ver grietas en los muros de concreto, el asfalto, el pasto y las pilas de llantas amontonadas en las curvas, incluido el desgaste de cada una. El único detalle donde falla es en el público, en particular porque es muy diferente al mostrado en la revelación del juego. Se trata simplemente de personas estáticas en 2D, muchas de ellas idénticas, aún paradas una al lado de la otra; el único movimiento en esa zona se limita a las banderas que usan algunos asistentes.

La vista interior de los autos es la mejor forma de experimentar los detalles visuales del juego
La vista interior de los autos es la mejor forma de experimentar los detalles visuales del juego

Hasta el momento, suena como un sueño, pero no todo es así. Tenemos, aproximadamente, 200 autos cuidadosamente detallados, pero deberían ser más si tenemos en cuenta que en Forza Motorsport 4 había 500 al momento del lanzamiento. Además, únicamente existen 14 pistas, las cuales empiezas a odiar después de unas horas, aunque la mayoría tenga opciones como diferentes rutas o jugarlas en modo reversible. Por lo general, el trazado cambia únicamente cuando compites en un evento especial y, aunque son rápidos, creemos que debería haber más. También falta el legendario Nürburgring o Suzuka Circuit, y suponemos que pronto saldrán a la venta como contenido adicional, lo mismo que los paquetes mensuales de autos.

Otro problema es el sistema de Drivatar, pues la idea de los desarrolladores es que cada uno se comporte de forma diferente y que corresponda con la forma de juego del usuario; la realidad es otra. Aumentar la dificultad del Drivatar no lo hace más agresivo o competitivo, simplemente va más rápido que tú; esto evidentemente dificulta ganar, pero es una solución muy fácil y barata. Un error más es la falta de uso de los datos aportados por Calspan; Turn 10 Studios comentó que los neumáticos se comportarían de acuerdo con el clima y las condiciones de la pista, pero hasta el momento, es imposible correr en un circuito en una hora o condición climática distinta a la establecida por el juego; correr en Praga por la tarde o en los Alpes en Suiza de noche y con lluvia, situaciones que agregarían dificultad, resulta imposible, aunque esperemos que eso cambie pronto. Un detalle más es el daño en los autos, es adecuado si es un golpe leve, pero cuando se trata de una colisión aparatosa, que implica que se estrellen las ventanas o el parabrisas, se ve de mala calidad, aunque cada grieta del vidrio cuente con su propio reflejo.

El modo Free Play te permite poner mano a mano autos de diferentes épocas como este Fórmula 1 de la década de los 70 con el nuevo McLaren P1
El modo Free Play te permite poner mano a mano autos de diferentes épocas como este Fórmula 1 de la década de los 70 con el nuevo McLaren P1

Forza Motorsport 5 es un increíble simulador que atrapará a cualquiera que disfrute los juegos de autos. La serie se ha ganado un espacio en el corazón de todos los que amamos los simuladores de carreras y esta entrega es un claro ejemplo del nivel que se puede alcanzar en la nueva generación. Forza Motorsport llega al Xbox One para coronarse como el mejor simulador de autos, al menos, en los últimos 10 años.

¿QUÉ TE PARECIÓ Forza Motorsport 5

?

2 Usuarios han calificado éste juego. Dános tú opinión.

2 Usuarios han calificado éste juego.

Terrible

Terrible

Muy Malo

Muy Malo

Malo

Mediocre

Bueno

Muy Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8.5

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos