Japón modifica ley y entra de lleno a la escena de los esports

Las competencias ya pueden ofrecer grandes bolsas de premios

Japón modifica ley y entra de lleno a la escena de los esports

Las competencias ya pueden ofrecer grandes bolsas de premios

En años recientes, la popularidad de los esports a nivel mundial ha dado cuenta del desarrollo de la escena en distintos países y regiones. Sin embargo, durante ese tiempo Japón fue considerado como el gran ausente, pese a la integración que tienen los videojuegos en su cultura, debido a una ley que limitaba las competencias profesionales en el rubro en que entrarían los torneos de videojuegos. Pero todo eso cambió recientemente pues el marco legal de la nación ha sido modificado para dar paso a una escena profesional de esports.

La escena de esports en Japón no había podido desarrollarse debido a una ley establecida en la década de los ochenta que fue creada para prevenir las actividades lucrativas del crimen organizado. En esos años, los Yakuza habían encontrado en el video póker y las apuestas un mercado que dejaba mucho dinero, pero las autoridades japonesas respondieron regulando ese tipo de actividades y limitando los premios a un máximo de $900 USD. Obviamente, los grandes torneos de esports ofrecen bolsas de premios muy superiores a esa cantidad y encontraban en esa ley un impedimento para poder establecer una escena competitiva profesional en el país.

Sin embargo, las autoridades japonesas tomaron la decisión de hacer las modificaciones pertinentes a la ley anti-Yakuza para apoyar sus intenciones de promoción de los esports como disciplina olímpica y el resultado es que, por fin, los grandes torneos podrán llevarse a cabo en suelo japonés. A partir de este año, competencias profesionales con grandes bolsas de premios puedan efectuarse en Japón y el primer torneo que se llevó a cabo bajo el nuevo marco legal fue Game Party Japan 2018, que se celebró en Chiba. El torneo incluyó competencias de Call of Duty: WWII, Street Fighter V: Arcade Edition, Tekken 7, Puzzle & Dragons y Monster Strike, donde se ofreció una bolsa de premios garantizada de $300,000 USD, dinero aportado por los distribuidores de los juegos.

Además, la modificación del marco legal en Japón que favorece a los esports ha permitido que se otorguen licencias de jugador profesional a los mejores exponentes, quienes han fundado la asociación Japan Esports Union (JESU).

De esta manera, el mundo de los esports da la bienvenida a Japón, cuya escena y jugadores no tardarán en destacar en los torneos más importantes a nivel mundial.

Sigue aquí, en LEVEL UP.


Fuente

SIGUE LEYENDO

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos