Street Fighter X Tekken Xbox 360

También disponible en PlayStation 3 PlayStation Vita iOS PC

LEVELUP

8.9

Dos de las mayores sagas de lucha de todos los tiempos se unen en un juego que, con el estilo visual y jugable de Street Fighter, enfrenta a personajes como Ryu, Ken o Chun Li a los personajes de Tekken como Kazuya, Heihachi o Seguir Leyendo

Dos de las mayores sagas de lucha de todos los tiempos se unen en un juego que, con el estilo visual y jugable de Street Fighter, enfrenta a personajes como Ryu, Ken o Chun Li a los personajes de Tekken como Kazuya, Heihachi o Yoshimitsu. El juego adapta los movimientos de los luchadores de Tekken al sistema de Street Fighter, y plantea combates dos contra dos, con relevos, mezclando a los personajes de las dos sagas de lucha. Colapsar

Detalles

Desarrollador: capcom, dimps

Publisher: Capcom

Género: Peleas

Fecha de lanzamiento:

La pasión que despiertan los juegos de pelea pareciera no tener igual cuando se compara con otros géneros, pues los auténticos fanáticos son prodigiosos prestidigitadores del control, han estudiado detenidamente su título predilecto para hacer de los combatientes extensiones de sí mismos y han llegado a un punto de práctica en el que controlar al personaje es completamente intuitivo, saben cómo reaccionar a cada situación y lo único que resta es analizar los movimientos del enemigo. Podría considerarse un arte deportivo, que en realidad funciona mejor cuando se trata de propuestas complejas diseñadas con absoluta precisión; dentro de esta clasificación hay dos títulos que portan con orgullo la corona: Street Fighter y Tekken.

[p]Street Fighter se ha basado en la ejecución de técnicas especiales por medio de movimientos circulares de la palanca o en dejar presionados los botones, mientras que Tekken se ha definido por movimientos precisos de cada extremidad y acrobacias minuciosas. En apariencia ambos comparten el concepto de combate cuerpo a cuerpo, el uso de espectaculares combos y la presencia de barras de vida, por lo demás son completamente diferentes. Con este antecedente, cuando Yoshinori Ono y el legendario Katsuhiro Harada decidieron enfrentar sus franquicias, la fascinación de ambos bandos de seguidores no podía ser mayor, sólo superada por la preocupación de cuál grupo sería favorecido; después de todo, las dos sagas son distintas en concepto y presentación –y dimensión–, y afortunadamente, cada estudio decidió crear una propuesta por separado. La de Capcom, que se preparó primero, es sumamente prometedora, al grado de parecer una nueva vertiente en los juegos de pelea en 2D.

Los peleadores de Tekken compensan su falta de especiales con un mayor repertorio de combos técnicos
Los peleadores de Tekken compensan su falta de especiales con un mayor repertorio de combos técnicos

Recientemente tuvimos oportunidad de probar una versión casi completa de Street Fighter X Tekken, y bastó una mirada superficial para darnos cuenta de que Capcom usó la plantilla de Street Fighter IV, y aunque oportunamente le agregó cierta versatilidad de Marvel Vs. Capcom, el aspecto central que da fresca identidad a la propuesta, es que funciona bajo el esquema de trabajo en equipo, como en Tekken Tag. Así, el juego resultante es indudablemente un Street Fighter, cuya mecánica, a pesar de ser sumamente familiar, ofrece un abanico de nuevas posibilidades en cuanto a técnicas de combate.

Lo impresionante es que lograron preservar los divergentes estilos de juego de las dos franquicias, sin opacar los talentos de cada repertorio de jugadores, así, mientras Ryu y Ken continúan sorprendiendo con sus poderes luminosos y constantes ataques aéreos, celebridades como Kazuya y Xiaoyu utilizan sus acrobacias terrestres para mantener a raya a cualquier oponente.

En su nivel más básico, Street Fighter X Tekken funciona como el resto de sus homólogos, es decir, por medio de una serie de combinaciones de ataques normales y especiales, lo que marca la diferencia es su énfasis en la coordinación de los dos personajes que componen tu equipo, lo que te empuja a construir un combo –que va de golpe, medio y fuerte en sucesión– para dejar al enemigo noqueado, y entonces continuar la cadena con tu segundo peleador. Este sistema conocido como Boost Combo, es similar a las cadenas de Marvel Vs. Capcom 3, pero en vez de lanzar a tu oponente a la estratósfera, lo apaleas justo donde está, además de que tiene una connotación más técnica.

Es posible ejecutar especiales con sólo mantener presionado un botón después de hacer ciertas habilidades, como el clásico Hadoken, y aunque es un poco tardado en cargar, es útil bajo ciertas circunstancias
Es posible ejecutar especiales con sólo mantener presionado un botón después de hacer ciertas habilidades, como el clásico Hadoken, y aunque es un poco tardado en cargar, es útil bajo ciertas circunstancias

La idea es dejar volar tu creatividad, considerando que tienes posibilidades ilimitadas y en especial cuando mezclas peleadores de los dos universos, aprovechando las ventajas de cada estilo, en particular porque las celebridades de Tekken tienen un amplio repertorio de movimientos, mientras los de Street Fighter dan el remate perfecto con sus especiales.

Profundizando en el trabajo el equipo, la mecánica más avanzada gira en torno a tres estilos: Switch Cancel es la simple continuación del combo previamente explicado, en la que podrás extender un poco el daño y acumular energía para especiales; Cross Assault invita a los dos peleadores para que desaten su ira simultáneamente, aunque más que un súper especial es también un combo coordinado que te seduce a ser inventivo; finalmente, Pandora Mode sacrifica a un personaje para dar al que se queda, un significativo aumento de poder por un breve periodo (siete segundos para ser exactos), durante el cual debes exterminar a tu rival o de lo contrario, perder el combate por defecto. Este último es un riesgo excesivo, pero una vez que aprendes a usarlo puede ser en extremo ventajoso.

Sin embargo, el aspecto más interesante, ambicioso y controvertido es el sistema de gemas, que cambia drásticamente el desempeño de cada peleador, pues permite elegir tres beneficios para tu personaje, de 57 disponibles, y así alterar sus propiedades; puede compensar debilidades, o aumentar sus virtudes. Tan simple como agregar poder para que Lili genere golpes devastadores, o mayor velocidad para las acrobacias de Cammy. Por supuesto, cada gema tiene sus desventajas, siempre a favor de mantener cierto balance.

Así las cosas, hay tres clasificaciones, las denominadas Easy Imput simplifican la ejecución de poderes a costa de bajar el daño 10% y también permite producir técnicas especiales con un solo botón, pero limita la cantidad de movimientos disponibles; además, puede evitar que seas víctima de un agarre o bloquear automáticamente, pagando el precio de un menor desempeño en ataques combinados. Hay otra variación que altera los atributos básicos del personaje, como ataque, defensa, velocidad y acumulación de la barra de poder, y el costo es la reducción de otras características, así como el hecho de que se activan bajo condiciones específicas y tienen poca duración. Por último, están otras que tienen efectos diversos, como regenerar gradualmente la salud o la cantidad de energía que gastas para los especiales. Al final, los voceros de Capcom aseguran que las gemas están balanceadas para que ninguna combinación sea más poderosa, pero como se ha demostrado en torneos –especialmente en EVO–, esto no es completamente cierto y ningún juego de pelea tiene ajustes perfectos, en cuyo caso es evidente que dará pie a constantes actualizaciones.

La posición en que utilices cada gema define su función; el primero afecta atributos básicos, el segundo especiales y el último, desempeño
La posición en que utilices cada gema define su función; el primero afecta atributos básicos, el segundo especiales y el último, desempeño

Tan provocativo e interesante, el uso de las gemas pavimenta el camino para un nuevo tipo de experiencia de juego en los títulos de pelea. Para los poco experimentados es una oportunidad de acercarse a un género que usualmente peca de atemorizante para los novatos, y en esta ocasión, podrán disfrutar de un combate más accesible, si bien un veterano siempre tendrá la ventaja. Para los expertos, extiende la profundidad de la mecánica y agrega cierta estrategia bien implementada. La versatilidad del sistema permite la creación de tácticas variadas, que irán del agresivo cuya predilección estará en aumento de daño, velocidad y devastadores especiales, hasta el defensivo que buscará blindarse para favorecer el contragolpe.

La dinámica de los juegos de pelea siempre se ha gobernado con un esquema rígido, y como resultado poco han cambiado a través de los años; hay elementos que han agregado cierta frescura, pero en esencia, los principios permanecen intactos; es una virtud, claro, y está entre las razones de que los aficionados sean tan fieles. Entonces apareció Street Fighter X Tekken, que con su sistema de gemas y la ingeniosa combinación de estilos, creó una fórmula innovadora, y por demás intensa. Aún quedan muchos ajustes por hacer, y de momento se observa sumamente desequilibrado en ciertos frentes, por ejemplo en atributos de personaje y especialmente por el hecho de que tantos sistemas estén activos a la vez, lo que impide (por ahora) garantizar una balanceada experiencia competitiva, entregando momentos de incertidumbre. Independiente a nuestro talento como jugadores, pues está diseñado para todos, no cabe duda de que este título se postula como uno de los más interesantes y emocionantes exponentes del género de los últimos años.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos