Microsoft: nos gusta Forza Horizon 3 pero ¿y los demás juegos?

La innovación se ha abaratado


Tags

Ayer fue el día de Forza Horizon 3 para mí. No lo tenía en el radar y, sin embargo, terminó por volverse protagonista porque Xbox así lo quiso. Incluso sus ejecutivos lo emplearon como ejemplo para presumir su alineación de títulos y aunque el juego se perfila para ser tan atractivo como sus antecesores, me dejó pensando en algo un poco más profundo: la falta de punch en la alineación de Xbox para este E3 y el conformismo que, considero, plaga su estrategia cuando de títulos se trata.

Vuelvo a hacer hincapié en el hecho de que, como juego de carreras, Forza Horizon 3 luce tan bien como sus 2 antecesores, uno de las cuales reseñé. A lo que voy es que tanto Horizon como Motorsport ya se han vuelto una tradición; un elemento predecible en el que Xbox confía con tanta vehemencia que ya ni siquiera los presume como juegos completos, sino simplemente por una o 2 de sus nuevas características, algo que he aprendido a aceptar y a entender en sagas deportivas anuales, pero no en simuladores de carrera con estas características.

“También mostramos Forza Horizon 3. Pienso que Turn 10 y sus socios han entrado en un excelente ritmo con Forza Motorsport y Forza Horizon, pero creo que la gran sorpresa fue el contexto del juego y las características multiplayer y el sistema súper accesible drop-in/drop-out.”, me dijo Shannon Loftis, gerente de Xbox esta tarde, cuando la cuestioné en torno a la falta de frescura que, para mi gusto, aquejó la presentación de Microsoft en E3. El subtexto entonces es que para Xbox no hay tal cosa como menos frescura porque Forza Horizon 3 ahora es en Australia. ¿Notan lo que digo? Se ha abaratado pronunciadamente lo que significa “novedad” dentro de la industria y para Xbox, y nosotros pensamos que es un tema que debe atenderse de cara a una nueva camada de sistemas y a una nueva filosofía que, con o sin nuevo hardware, requerirá ideas originales y más juegos que los que conocemos.

Se ha abaratado pronunciadamente lo que novedad significa dentro de la industria

Dicho todo esto, paso al título en sí que, en efecto, ahora tiene por contexto Australia y luce simplemente asombroso. Forza Horizon 3 fue diseñado desde cero pensando en PC y Xbox One, en el entendido de que ahora ambas operan como una misma plataforma de juegos y eso se traduce en cooperativo a través de distintos sistemas. Antes de continuar, es importante delinear los 3 pilares de innovación de éste que se ha convertido en el hermano desenfadado de Forza Motorsport y que son: el ya mencionado contexto que más allá de ecosistemas, apela a la escala; la libertad de juego; y el factor social.

El mapa de Forza Horizon 3 es el doble de grande que el de Forza Horizon 2 y con ello hablamos entonces de 2 veces más diversidad y ecosistemas, lo cual es refrescante para una serie que recién visitó la campiña mediterránea. Habrá, aparte, 350 carros —150 más que en Forza Horizon 2—, con modelos inéditos como el Lamborghini Centenario y nuevas formas de representar la belleza típica de Forza, como un cielo dinámico cuyos bancos de nubes fueron retratados directamente en Australia y se comportan con realismo, ya sea para un día soleado o para uno lluvioso. Es algo francamente espectacular.

Ahora bien, por lo que respecta a libertad, hablamos de que esta vez asumes el rol de director del festival Horizon y eso se traduce en un mayor poder para jugar como quieres. Existe, como de costumbre, un repertorio enorme de actividades en el mapa, pero la gran novedad es Blueprint o Plano, una función que te dejará editar las competencias existentes a placer o crear las propias, ajustando todas las condiciones: desde el clima y la hora del día en que se efectuarán hasta los requisitos de entrada y, por supuesto, las trayectorias, sólo por mencionar algunas de las variables. Incluso puedes crear tus desafíos Bucketlist.

Y para rematar, por supuesto, está el elemento social que Playground Games cataloga como el más ambicioso en la historia de los juegos de carreras porque no solamente permite lo natural —como compartir resultados y retos (vía Blueprint)—, sino también cooperar a través de diferentes plataformas, soportando hasta 4 jugadores en configuración drop-in/drop-out e incluso con los Drivatars de tus amigos, a los cuales puedes contratar y despedir.

Para cerrar está el detalle de la música, que siempre ha sido destacado en el caso de Forza Horizon y también goza de innovaciones para esta iteración. “Manejarás al compás de la música que te gusta”, nos dijo nuestro presentador, con más estaciones de radio y variedad, pero también está la opción de crear tus listas de reproducción, extraídas desde un flashdrive.

¡Ah! Y antes de cerrar está el regreso de la Casa de Subastas y la tienda, donde podrás comprar y vender autos, tuneos y patrones de personalización estética. Se supone que la personalización será enorme, aunque no pudimos analizarla a fondo porque el juego, en su carácter de pre-alpha, crasheó y eso nos obligó a reiniciar.

Como dije al comienzo, Forza Horizon 3 luce excelente y con una buena dosis de innovación. Como siempre, el apartado gráfico es garantía y, a reserva de pequeños detalles como el descrito líneas arriba, estará libre de problemas de rendimiento. Eso es alentador, no obstante, me parece que el hecho de que Xbox confiera tanto protagonismo a este tipo de spin-offs, nos habla también de la desatención que hay por nuevas propiedades de peso. En otras palabras, Xbox estaría tan cómodo con la idea de tener un Forza cada año, que poco se esmeraría por generar algo nuevo. A Microsoft le urgen nuevas propiedades AAA y ni Forza Horizon ni Forza Motorsport alcanzan para maquillarlo.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos