Premios LEVEL UP a lo mejor del E3 2017

Galardones a la excelencia para el evento de videojuegos más importante del año


Tags

E3 2017 trajo consigo momentos muy emocionales, un poco más de los proyectos que sorprendieron el año pasado, anuncios inesperados —pero anhelados—, uno que otro meme y, obviamente, la versión casi completa de numerosos juegos. Pero al margen del ruido y la conmoción, es importante reconocer el mérito de quienes representaron lo mejor y más destacado del show.

Tras evaluar con detenimiento cada propuesta y enfrascarnos en la típica y ocasional controversia, llegamos a un consenso acerca de los ganadores. Tratamos de apegarnos a la regla de evitar repeticiones innecesarias, pero en un par de casos fue ineludible y a decir verdad, nos encontramos ante una grata revelación que arrasó con la premiación de este año.

Para esta edición del evento quisimos hacer algo diferente al darles a ustedes, nuestra comunidad, la elección de su juego favorito de E3. La participación de cada lector en este proceso fue muy valiosa, pero su rol no termina ahí, nos encantaría escuchar sus opiniones.

Sin más preámbulo, vamos a las categorías.

Mejor juego indie: The Last Night

Con su estética pixel art que recuerda a Flashback y una identidad que parece arrancada de Blade Runner, esta producción indie del estudio Odd Tales tomó a muchos —nosotros incluídos— completamente por sorpresa. La poca información acerca de su mecánica de juego nos deja con algo de incertidumbre, pero la promesa de una narrativa en la que cada decisión tenga suma relevancia despierta expectativas muy altas —eso y que la dirección de arte luce espectacular—. A diferencia de otros años, E3 2017 fue escaparate para promesas indie grandiosas, así que no fue fácil elegir al ganador.

Mejor exclusiva: Super Mario Odyssey

Otro Mario, un nuevo intento por reinventar la fórmula. Podremos quejarnos de que la esencia de esta franquicia no haya cambiado durante sus 30 años de vida, pero la forma de expresar esa identidad se renueva constantemente y Super Mario Odyssey lo demuestra con particular maestría, al expandir las posibilidades de interacción con el mundo. Aún si el juego carece del toque innovador de Super Mario Galaxy, perfecciona numerosos de los elementos que hicieron grandiosas a entregas previas de Super Mario para concretar una experiencia única y sumamente divertida.

Mejor juego de acción y aventura: God of War

Que Sony rompiera con el estigma de las secuelas, al reinventar el concepto de God of War, es digno de elogio. Que lo hiciera de una manera tan radical resulta emocionante. El trabajo que está haciendo Santa Monica Studio con el nuevo relato de Kratos luce tan diferente a la trilogía original —y su precuela—, que parece una propiedad intelectual completamente distinta. Lo curioso es que a pesar de lo inverosímil de un Fantasma de Esparta en el contexto nórdico, o de que sea un individuo con dilemas de paternidad, el grado de acción y violencia tan emblemáticos de God of War no sólo permanecen, parecen haber escalado en espectacularidad y dramatismo, gracias en buena medida al poder del PlayStation 4.

Mejor shooter: Call of Duty: WWII

La decisión de regresar Call of Duty a sus orígenes, tanto en temática como en simplicidad, es francamente genial. Nos emocionamos desde que vimos los primeros teasers, pero cada nuevo vistazo renueva la expectativa de que el juego brinde una experiencia shooter pura... clásica; libre de complicaciones, sumamente pulida, visualmente impresionante y con un multiplayer cuyo buen diseño provoque adicción —casi tanto como en los gloriosos días de Modern Warfare—.

Mejor juego de deportes: Forza Motorsport 7

Desde cualquier perspectiva, Forza Motorsport 7 es una declaración de amor para los fans del automovilismo. La enorme variedad de vehículos, la gran flexibilidad de personalización, el realismo de sus gráficos… Turn 10 usa cada aspecto del juego para crear una experiencia de manejo envolvente, sofisticada y muy emocionante. Lo que hace especial a la nueva entrega, a diferencia de sus antecesores o de la línea Horizon, es que apuesta por un nivel de realismo enfocado en el conductor; un realismo que te hace experimentar las cosas de manera más inmersiva que cualquier otro título de autos y que, al mismo tiempo, sirve para presumir la capacidad de la próxima consola de Microsoft.

Mejor juego de estrategia: Total War: Warhammer II

La serie Total War es reconocida por figurar entre lo más sofisticado del género RTS. Cada entrega está diseñada con altos valores de producción, mecánicas pulidas y un abanico de opciones tan robusto que hace sonreír hasta al más exigente de los hardcore gamers. Si a ese grado de sofisticación agregas un contexto de fantasía medieval y, mejor aún… ¡dinosaurios! Entonces tienes ante tí una fórmula irresistible. Basta con ver al poderoso carnosaur embestir las líneas de pobres elfos, rodeado por un mar de gritos y metal retorcido para reconocer el potencial que Warhammer II tiene para refrescar, una vez más, la escena de los juegos de estrategia.

Mejor juego de peleas: Dragon Ball FighterZ

Hay quienes al ver el estilo de combate de Dragon Ball FighterZ se sintieron insatisfechos, pues consideran que no es digno heredero de Budokai Tenkaichi. Para nosotros es justo lo que la serie merecía desde la era de los 16-bits en cuanto a ritmo, control, intensidad y espectacularidad. A pesar de que no es el primero en su tipo (hay otros títulos decentes de Dragon Ball con gráficos 2D), la calidad del gameplay y su impresionante estilo visual se conjugan para ofrecer una experiencia digna de cualquier fan de este legendario anime.

Mejor RPG: South Park: The Fractured But Whole

A simple vista The Fractured But Whole no ofrece nada nuevo en relación con los juegos anteriores de South Park: una cantidad descomunal de irreverencias, obscenidades de todo tipo, los personajes carismáticos de siempre, mismo estilo visual. Pero, en el fondo hubo una renovación total, tan elaborada y profunda —sin doble sentido—, que estamos ante un RPG cuya manufactura estará entre lo mejor del género para este año. Su mecánica toma inspiración en los mejores elementos de Fire Emblem y Final Fantasy Tactics, para imponer decisiones difíciles y relevantes, además de exigir una mente muy estratégica. El concepto tal vez ya no está tan alineado con la simpleza de South Park, pero nos queda claro que como juego, The Fractured But Whole promete.

Mejor franquicia nueva: Anthem

Después de tenernos expectantes acerca de su nuevo proyecto, BioWare lo reveló finalmente. Con menos información de la que hubiéramos querido pero suficiente para entusiasmarnos, Anthem es un híbrido de mundo abierto, multiplayer masivo, shooter y al parecer, muchas cosas más, el cual toma prestados algunos elementos conceptuales de Avatar —la película de James Cameron—, Destiny, Titanfall y obviamente Mass Effect. ¿Por qué darle el premio de mejor franquicia a una combinación de tantas cosas preexistentes? BioWare tiene el talento para tomar todos esos aspectos y convertirlos en una experiencia de juego memorable y con gran calidad, sobre todo porque es el equipo de Edmonton (los responsables de la trilogía Mass Effect) quien se hará cargo del desarrollo.

Mejor publisher: Ubisoft

Durante los últimos años Ubisoft ha sido muy eficaz en su desempeño dentro de E3: presenta juegos interesantes, nos muestra gameplay para tratar de despejar dudas y pone fechas de lanzamiento cercanas. Este año no fue distinto en ese respecto pero lo que distinguió a Ubisoft del resto de los publishers fue que mantuvo el toque humano, en lugar de limitarse a mostrar un desfile de trailers. Por supuesto, también ayudó que Shigeru Miyamoto tuviera una aparición sorpresa para presentar Mario + Rabbids Kingdom Battle; que Davide Soliani —director creativo en Ubisoft— nos conmoviera con sus lágrimas; que Michel Ancel reviviera un proyecto estancado; y también que emergiera una nueva propiedad con empaque de éxito como lo es Skull & Bones.

Mejor juego de PC: Destiny 2

Este año hubo mucho para PC en E3, sobre todo en materia de realidad virtual, no obstante Destiny 2 fue lo que más nos entusiasmó. La franquicia ha demostrado ofrecer una experiencia sólida y adictiva —si bien todavía no se cumplen las promesas que Bungie hizo cuando comenzó el proyecto—, lo cual se amplifica con la secuela. Tener su presencia en PC es algo que esperábamos con ansias; qué mejor que recibir Destiny con las mejoras y el nuevo contenido de la segunda parte. ¿Será el sucesor espiritual de The Division en cuanto a absorber todo nuestro tiempo libre? Probablemente.

Mejor juego de Xbox: Crackdown 3

La sequía de exclusivas AAA en el futuro cercano de Xbox es preocupante, pero lo poco que hay satisface las expectativas. Quienes amamos Crackdown desde sus inicios quedaremos complacidos con esta tercera entrega la cual, desde la perspectiva de aquellos que jugaron el demo en E3, es más explosiva e intensa. Preocupa obviamente que la estructura de las misiones caiga en el extremo de lo caótico, pero las entregas anteriores no han defraudado, hay pocas razones para creer que ésta lo hará, sin mencionar que el multiplayer aún conserva la espectacular destrucción total que nos prometieron años atrás.

Mejor juego de PlayStation: God of War

Es posible que aún con la presencia de The Last of Us Part II en E3 2017, hubiéramos dado el premio de excelencia a God of War en cuanto a exclusivas de Sony. Su esencia exclama frescura y dramatismo; su mecánica demuestra intensidad y desafío: y su aspecto no deja de asombrarnos. Sólo el tiempo dirá si el desarrollo está a la altura de las promesas, mientras tanto la nueva identidad de God of War es un gran ejemplo de cómo debe reinventarse una franquicia cuyo legado merecía permanecer imperturbable.

Mejor juego de Nintendo: Super Mario Odyssey

Ya no debería quedar duda que 2017 es un gran año para Nintendo: Breath of the Wild, Mario Kart 8 Deluxe, ARMS, Splatoon 2. De lo que teníamos duda es si Super Mario Odyssey iba a ser sólo un buen juego, o uno grandioso. La respuesta es cada vez más evidente: sus creadores reunieron varias de las ideas que han funcionado de maravilla en juegos anteriores, para manufacturar una experiencia muy versátil. Nos dio una sensación similar a la de pasar de Super Mario Bros. 3, a Super Mario 64, en cuanto a la evolución de la interacción con el entorno y las posibilidades de la mecánica. Aún queda mucho por descubrir acerca de la esencia del juego, pero al menos el preámbulo nos dejó muy satisfechos.

Mejor juego de la comunidad: Anthem

Vieron, juzgaron y votaron (en Facebook y Twitter). El veredicto de la comunidad favoreció a BioWare y su nueva propiedad intelectual. Honestamente no esperábamos el resultado, considerando que cada contendiente era muy fuerte. ¿Qué les pareció la dinámica? Queremos involucrarlos nuevamente en la premiación del próximo año, así que manténganse al pendiente.

Mejor juego del Show: Super Mario Odyssey

La calidad de Nintendo es innegable, lo demuestra año con año y Super Mario Odyssey es una evidencia tangible de que dicha calidad no sacrifica frescura o innovación. En palabras de Rodrigo Villanueva, “es un recordatorio moderno de la capacidad de Nintendo para seguir innovando sin violar su visión de los videojuegos; un juego con apariencia y funcionamiento propios de la era contemporánea, pero que todavía privilegia la diversión y el ingenio”.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos