Exploramos el mundo de One Piece: World Seeker

Derrotamos a Sakazuki y sus tropas en el demo para PS4


Uno de los títulos más ambiciosos basados en el universo creado por Eiichiro Oda es, sin duda, One Piece: World Seeker. Recientemente tuvimos la oportunidad de explorar un poco el mundo abierto del título de Bandai Namco en un demo para PlayStation 4.

Hay que aclarar que la versión de prueba nos permitió conocer una zona reducida del juego, por lo que no conocemos realmente las dimensiones que tendrá el mapa del título en su versión final. Nos pusimos al mando de Luffy, el protagonista de la serie, quien cuenta con una variedad aceptable de movimientos y ataques.

El demo nos llevó a una zona montañosa, llena de miembros de la marina. Nuestra misión era llegar a la cima para enfrentarnos y acabar con Sakazuki, el temible almirante de la Marina.

La presentación del juego recuerda a entregas anteriores de la franquicia, como One Piece: Unlimited World Red y One Piece: Pirate Warrior. Sin embargo, todos los elementos de gameplay y el apartado gráfico son llevados a un nuevo nivel en One Piece: World Seeker.

La libertad de exploración y combate tienen un nuevo nivel en <em>One Piece: World Seeker</em>
La libertad de exploración y combate tienen un nuevo nivel en One Piece: World Seeker

Luffy cuenta con sus habilidades características que le brinda la fruta Gomu Gomu, por lo que puede usar ataques tanto a corta como a larga distancia. Sus poderes no sólo son útiles en el momento de pelear, pues también son esenciales al explorar el mapa.

Para avanzar la alternativa más obvia es caminar; sin embargo, las posibilidades son mayores cuando descubres que Luffy puede extender sus brazos y agarrarse a varios objetos, como a las puntas de los árboles o a diversas plataformas, para ganar impulso y transportarse de una manera más rápida y emocionante.

Esta habilidad no fue muy necesaria en el demo, pues la zona que exploramos era pequeña. No obstante, fue una sorpresa conocer los beneficios que ofrece para transportase o incluso para evitar algunos encuentros al rodear zonas con enemigos.

Transportarte será fácil y divertido
Transportarte será fácil y divertido

Algo muy evidente en One Piece: World Seeker es que ha dejado atrás los combates musou contra hordas de decenas de enemigos. La fórmula, ya gastada por varios juegos de la serie, se renueva con un combate más estratégico contra grupos reducidos de rivales.

Sin duda, Bandai Namco tomó una buena decisión al cambiar este apartado para la nueva entrega. Esto, añadido al mundo abierto que promete el título, sin duda atraerá a los jugadores ya familiarizados con los juegos pasados que buscan algo diferente, pero que quieren seguir disfrutando toda la esencia de One Piece.

En nuestro viaje en busca de Sakazuki, nos encontramos a diversos tipos de marinos, cada uno con diferente armamento y patrones de ataque. Para derrotarlos es necesario usar las habilidades adecuadas, de lo contrario sufriremos daño innecesario que nos podría meter en problemas contra los enemigos más resistentes.

Había marinos que atacaban con espadas y grandes mazos a corta distancia. Algunos preferían cazarnos desde la distancia con pistolas, mientras que otros se cubrían con potentes escudos que se destruían únicamente con ataques especiales.

Los grupos regularmente estaban formados por enemigos de todos los tipos, así que lo ideal era primero acabar con los que atacaban a larga distancia. De lo contrario, nos dificultaban las cosas al pelear contra las otras unidades.

Diversos tipos de enemigos te atacarán simultáneamente
Diversos tipos de enemigos te atacarán simultáneamente

Es interesante ver la manera en que Bandai Namco usó marineros de diferentes jerarquías y les dio un potencial de acuerdo con su rango. Otro de los enemigos presentes en el juego son los robots creados por el doctor Vegapunk, que resultaron rivales más duros que los marineros porque tenían más resistencia, sino porque también provocaban más daño.

Lo realmente interesante de abandonar las mecánicas musou es que Bandai Namco agregó una capa de estrategia, donde el sigilo es una de nuestras mayores armas para acabar de manera fácil con los enemigos.

Si nos acercamos y sorprendemos a los rivales por la espalda tendremos la opción de aniquilarlos de un solo golpe. Esto resulta útil en los momentos donde tenemos poca vida, cuando queremos avanzar rápido sin pelear tanto o simplemente para imponernos un reto e infiltrarnos en las zonas pasando desapercibidos.

El sigilo será uno de tus mayores aliados
El sigilo será uno de tus mayores aliados

La segunda vez que probamos el demo intentamos llegar a la cima de la montaña sin ser vistos. Para ello fue bastante útil trepar a los árboles para evitar zonas de enemigos, pero en ocasiones fue necesario sorprender a los marinos con las mecánicas de sigilo. En la etapa final, justo antes de llegar a Sakazuki, resultó imposible evadir el combate, por lo que escondernos no será posible en cualquier momento.

Las mecánicas de sigilo se complementan con un modo especial de visión, donde la pantalla se oscurece y se resaltan las siluetas de todos los enemigos cercanos, como si tuviéramos una especie de radar. Con ello se puede planear mejor el acercamiento y los derribos sorpresa. Sakazuki resultó ser un oponente menos terrible de lo que parece. El almirante es un tipo de jefe, por lo que cuenta con su propia barra de vida. La batalla fue emocionante, pero sencilla.

Los patrones de ataque fueron fáciles de aprender y se repitieron constantemente, pues el marino usaba Dai Funka, Ryusei Kazan y Meigo. Así que no hubo mucho problema en acabar con él y esquivar sus ataques de lava y rocas volcánicas.

El combate contra Sakazuki fue emocionante, pero sencillo
El combate contra Sakazuki fue emocionante, pero sencillo

A lo largo del mapa encontramos diversos tipos de objetos tirados y algunos cofres con tesoros. Sin embargo, no conocimos la utilidad de todos, pero suponemos que recolectarlos será útil en la versión final del juego.

One Piece: World Seeker tiene un apartado gráfico atractivo, que se complementa con un buen sonido, actuaciones de voz y una banda sonora que refleja lo épico de la serie original. Por ahora no sería atinado darle un veredicto al juego, pues se nota que todavía hay muchas cosas por pulir y mejorar.

El demo ofreció sólo un vistazo al mundo y se notaba a leguas que estaba diseñado precisamente para dar una pequeña prueba del alcance que tendrá el título. Si hay una palabra que defina nuestras impresiones de One Piece: World Seeker es libertad, pues el juego rompe los esquemas de títulos pasados en cuento a la exploración y el combate.

Habrá que ver qué tan bien es la ejecución final por parte de Bandai Namco. One Piece: World Seeker debutará en 2019 para PlayStation 4, Xbox One y PC. Aquí encontrarás más información sobre él.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos