Super Mario Maker 2: Consumo y creación en estrecha relación

Serás el arquitecto de tu propio nivel


Al jugar cualquier videojuego disfrutamos el resultado de la creatividad o imaginación de una o varias personas. Cada obra está delimitada de acuerdo con los criterios de su autor, quien tiene total control sobre ella. Sin embargo, cuando los desarrolladores nos permiten meter un poquito la mano e involucrarnos de forma más directa y personal con la experiencia también se pueden dar ejercicios interesantes. Como usuarios, superamos la barrera del espectador y nos convertimos en creadores, aumentando el valor del juego y prolongando su vida.

Hay casos en los que la intención principal es que pongamos manos a la obra y produzcamos, como sucede con Minecraft, en el que se han construido ciudades enteras, castillos, barcos, naves y demás estructuras que se pueden compartir con la comunidad. Ciertamente el gigante de Mojang está en la cima, pero mucho antes de que existiera ya teníamos la posibilidad de hacerle al constructor. Por ejemplo, Excitebike, dentro de su simplicidad, nos permitía crear nuestras pistas, mientras que, un par de años antes, ya podíamos hacer lo propio en Lode Runner. Se trata de ejemplos en los que el apartado de edición es algo meramente adicional, mas no por eso deja de ser interesante y divertido. Importa más tenerlo y no usarlo que no tenerlo en lo absoluto. Recuerdo lo empoderado que me sentí cuando conocí The Sims y tenía la posibilidad de dirigir la existencia de una o varias personas y exponerlas a cualquier situación. En este caso, el núcleo del juego es la creatividad proveniente de los que tenemos el control en la mano.

Posobilidades infinitas limitadas por la creatividad individual
Posobilidades infinitas limitadas por la creatividad individual

Más allá de la creación como tal, existen propuestas en las que también se piensa en aquellos que quieren seguir actuando como consumidores porque la idea de crear simplemente no les gusta o no les llama la atención. El tener cubiertas ambas bases sin duda expande las posibilidades y alcance del título, como seguramente sucederá con Super Mario Maker 2 para Nintendo Switch.

En 2015, con la primera parte, de manera oficial pudimos cumplir nuestro sueño de hacer y deshacer el mundo de Mario. Seguramente alguna vez has pensado que algún nivel, jefe o historia merecía más. Tal vez has dicho cosas como: yo lo hubiera puesto más difícil o para mí ese nivel estaba de sobra. En este primer título casi todo se vale. Puedes poner a Bowser bajo el agua o en el overworld, hacer pirámides o columnas de goombas y prescindir por completo de los abismos, si así lo deseas. Muchos de los niveles que actualmente existen están como para volverse loco y es muy probable que nunca los puedas superar. Para muestra, te dejo un enlace con algunos niveles difíciles elaborados por gamers mexicanos.

Estamos a prácticamente a un mes de disfrutar la secuela que promete no sólo igualar la oferta de su predecesor, sino mejorarla para conformar una experiencia mucho más completa, desafiante y divertida. La nueva posibilidad de aplicar estructuras en pendiente o diagonales, aunque no es su principal atractivo, abre opciones de diseño interesantes. Más allá de poder crear niveles, lo cual resulta evidente y no sorprende a nadie, me llama la atención que Nintendo esté buscando cubrir un área de mayor influencia; es decir, el título no está diseñado solamente para el creativo, sino también para todos aquellos que gustan de tomar el control y disfrutar de una aventura más del explomero más famoso de la industria sin tener que romperse la cabeza. Esto ya existía en la entrega de hace 4 años, pero ahora se ve potenciado por la inclusión de un modo de historia y otro multiplayer. Se tiene la opción de que 4 personas jueguen a la vez, como ha sucedido en otras entregas como Super Mario 3D World, de modo que el incentivo es mayor y se abre un mosaico más amplio de posibilidades.

Podemos pensar, por ejemplo, en un nivel en el que cada participante tenga que tomar una moneda roja o activar algún mecanismo que beneficie al grupo y con eso se pueda superar el desafío. Además, el proceso de creación de un nivel se puede hacer entre 2 personas en la misma pantalla, como lo demostraron los hermanos Mario al inicio de Nintendo Direct del pasado 15 de mayo. Me da mucho gusto también que por esta ocasión hayan dejado de ningunear a Luigi y que sea parte importante del arte promocional. Esto nos habla de la importancia que sigue teniendo para Nintendo el juego multiplayer.

Por si eso fuera poco, ahora se pueden imponer condiciones para completar un nivel, lo cual puede aumentar considerablemente la dificultad. También tenemos la opción de usar el entorno de Super Mario 3D World con funciones exclusivas para el mismo. La Gran N tomó todo lo relevante de su entrega anterior y lo mejoró con esta secuela, dándonos carta abierta para disfrutar del título de la manera que más nos guste. Con todo esto, no pude evitar recordar la experiencia de Breath of the Wild o de Red Dead Redemption 2, en el sentido de que, al tratarse de mundos tan vastos y llenos de alternativas, cada vez que juegas te enfrentas con algo diferente. Se trata de propuestas de calibre mayor en las que la libertad es nuestra mejor aliada para desarrollar cada partida desde el ángulo que nosotros prefiramos.

Finalmente, un acierto más que detecto en este tipo de obras es que generan comunidad; es decir, tú sabes que el nivel que estás jugando fue elaborado por otra persona, quien probablemente en algún momento se encuentre con uno tuyo. Tal vez la única “limitante” que pudiera existir sería la suscripción forzosa al online de Nintendo, además de que, al momento de estar escribiendo este texto, se dio a conocer que el juego en línea será con personas elegidas al azar; es decir, no se podrá jugar con grupos de amigos con la intención de cuidar las clasificaciones mundiales y que no haya chapuza o nos convirtamos en un Madrid o en un Barcelona que casi siempre ganan y dejan sin oportunidad alguna a los demás.

¿Qué te parece Super Mario Maker 2? ¿Piensas darle una oportunidad el próximo 28 de junio? Cuéntanos en los comentarios.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos