¿México tiene lo necesario para conquistar EVO?

MKLeo, el primer mexicano que logra la hazaña


México es un país que siempre ha tenido una pasión por los juegos de pelea, y se nota. Muchos vivimos la experiencia de ir a las maquinitas, formar nuestra moneda o ficha y esperar pacientes nuestro turno para jugar. Desde Street Fighter II, pasando por Marvel vs Capcom y cerrando con The King of Fighters 2002, la escena competitiva siempre estuvo muy activa. Finalmente, llegaron las máquinas multijuegos y dieron fin a toda una época y cultura. Este gusto desmedido por la competencia siguió en el corazón de muchos mexicanos. Algunos jugadores continuaron con este legado y se enfrentaron a competidores de otros países. A pesar del talento y la dedicación, ningún mexicano había logrado llevarse el título del mejor jugador del mundo hasta ahora.

Llegar a EVO, el torneo de juegos de peleas más importante del mundo, representa un logro tremendo en los andares del jugador competitivo que aspira a ser profesional. Un espacio en el que el talento y el dominio de un juego de peleas es lo único que vale en el momento de enfrentar a los rivales. Conquistar el primer lugar de entre cientos de aspirantes y en algunos casos hasta miles, es algo que hay que reconocer. De hecho, aspirar a un top 16 o a un top 8 es el primer paso para darnos cuenta de que todo ha valido la pena.

El primer mexicano que se ganó su lugar como uno de los mejores del mundo fue Antonio "Kusanagi" Medrano en Melty Blood: Actress Again[/i durante EVO 2010. En esa ocasión fue superado únicamente por Steve "Lord Knight" Barthelemy y el japonés Yoichiro "Garu" Aruga..

Otro de estos grandes emblemas nacionales que estuvieron cerca de llevarse el primer lugar en EVO fue Armando “Bala” Castro. Mexicano que en EVO 2012 se enfrentó a al coreano Lee “MadKof” Kwang Noh en la gran final de [i]The King of Fighters XIII. Los esfuerzos de Bala no bastaron y MadKof se llevó el torneo, sin embargo, este hecho marcó un antes y un después para los mexicanos. México tenía la capacidad de brillar en los juegos competitivos.

Ese mismo año, César “Frutsy” García del Team Asteroides hacía lo suyo en Ultimate Marvel vs Capcom 3. Armado con un Fightstick hecho con sus propias manos y un M.O.D.O.K como ningún otro, el mexicano logró ubicarse en el quinto lugar cayendo ante el Bionic Arm de Peter “Combofiend” Rosas. En 2015 Frutsy regresó por más. Esta vez con más experiencia y la convicción de llevarse el primer lugar. Logró llegar del lado de los ganadores al top 8 acompañado de Miguel “Dizzy” Osornio quien ganó su lugar en el bracket de perdedores.

Tristemente y con una confusión en su enfrentamiento contra el campeón chileno Nicolás “Kane BlueRiver” González, Frutsy perdió el combate. Con menos ánimos tras aquel suceso, Frutsy sucumbió ante Raynel “Ray Ray” Hidalgo, quedó en cuarto lugar y salió del torneo. Por su parte, DIzzy no pudo vencer a su rival Abraham “GoldenBoy Neo” Sotelo, y obtuvo el séptimo lugar.

En EVO 2017 surgió una nueva esperanza para los mexicanos, esta vez en The King of Fighters XIV. Nuevamente dos jugadores nacionales se encontraban en el top 8, Rubén “Pako” Partida y Luis “Luis Cha” Martínez, quienes consiguieron el quinto y tercer lugar, respectivamente, después de enfrentar a grandes como el jugador chino Zhuojun “Xiaohai “ Zeng y el japonés Murakami “M’” Masanobu

EVO 2019

Este año, el papel de los mexicanos en los juegos de pelea tradicionales no fue el óptimo. Gerardo “Lolo” Vega, uno de los de los favoritos para llevarse el torneo de Soul Calibur VI se quedó con la posición 17 en la tabla jugadores. Los otros dos mexicanos que se quedaron cerca de llegar a la final fueron José “Romance” Navarrete y Rolando “Violent Kain” Neri al conseguir el lugar 17 y 25 en Samurai Shodown, respectivamente. Además de ellos, Antonio “Kusanagi” Medrano en Under Night In-Birth Exe:Late[st] y Fernando “Gummy” Camacho en Mortal Kombat 11 consiguieron la posición 49 en su respectivo juego. Sumados a la lista se encuentran Sebastián “El Tigre” Aguilera ubicado en el puesto 97 en Street Fighter V: Arcade Edition, además de Cristian “Cientifikof” H. y Miguel “Mike Saftig” Carrasco en Dragon Ball FighterZ con la posición 49 y 65, respectivamente. En Tekken 7 no se llegó al top 100.

Sin embargo, México hizo historia en Super Smash Bros. Ultimate, el juego por el que muchos han cuestionado EVO al no considerarlo un juego de peleas. Esta situación, de hecho, deja ser importante por su legado en el magno encuentro.

Después de caer ante el subcampeón de EVO 2016, Takuto “Kameme” Ono, Leonardo “MKLeo” López logró salir del bracket de losers y llegar a la final tras enfrentar a 15 contrincantes. El campeón de CEO 2019 enfrentó a Gavin “Tweek” Dempsey en la gran final. Con dos stocks de desventaja y a un punto de perder el torneo, MKLeo logró un impresionante comeback y consiguió el reset. Con los ánimos en lo más alto, el jugador mexicano aprovechó el momento para ganar 3 matchs seguidos y coronarse campeón de EVO 2019.

Super Smash Bros. Ultimate fue el título con más jugadores en el evento. De los 3500 participantes, el mexicano MKLeo fue el ganador absoluto. Así, nuestro país obtuvo por primera vez el reconocimiento como campeón indiscutible de EVO.

El esfuerzo de los mexicanos en los esports es notable, sin embargo, el único que se ha mantenido como el mejor jugador del mundo es MKLeo y lo reafirma con este triunfo. EVO 2019 deja un sabor agridulce al darnos cuenta que en materia de juegos de pelea aún hay mucho que trabajar. Los resultados no mienten, fuera de Super Smash Bros. Ultimate, el top 8 nos quedó lejos. Habrá que reflexionar qué es lo que hace falta para brillar a nivel internacional. ¿Faltan apoyos en nuestro país? ¿Figurar en un equipo como Echo Fox fuera de México? ¿Tener una comunidad más unida como la de Super Smash Bros. o simplemente debemos tomar el juego competitivo como algo más que entretenimiento? Sólo lo sabe el jugador que aspira a la grandeza.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos