Adventures of Lolo: un puzzle que quedó en el olvido

Una trilogía legendaria de 8 bits


Hace algunos años existían unos lugares mágicos llamados videoclubes. En ellos se podían rentar películas - originalmente en cinta y después en Laser Disc, DVD y Blu Ray - por un par de días o más. Seguramente conociste o has oído hablar de Blockbuster, que fue la última trinchera de esta forma de consumir entretenimiento. Digamos que era como una especie de paraíso para el cinéfilo y el amante de las series, las cuales también podías llevarte a tu casa si tenías suscripción. Dentro de este negocio había una sección en la que se vendían y rentaban videojuegos de manera más formal, pero ya desde la época de los famosos Videocentros, cuando las consolas de 8-bits estaban en su apogeo, podías alquilar algunos títulos y evitar gastar un dineral en un producto que, en el peor de los casos, fuera una basura injugable.

Uno de los abuelos de Blockbuster
Uno de los abuelos de Blockbuster

Conociendo la leyenda

En uno de estos lugares a la vuelta de mi casa renté la primera entrega de la fabulosa trilogía de Adventures of Lolo para NES. Es un puzzle desarrollado por HAL Laboratory que apareció en 1989. Controlas a Lolo, una especie de bola azul con pies y ojos que debe rescatar a la princesa Lala de las garras del malvado Rey Egger. En esta primera aventura debes explorar 10 pisos con 5 cuartos cada uno, dando un total de 50. Todo esto dentro del castillo del ya mencionado villano.

El objetivo en cada cuarto es recoger una serie de corazones para que con esto se abra un cofre; dentro de éste hay una perla que abrirá la puerta que te dará acceso al siguiente cuarto. Hay corazones que te dan disparos con los que puedes convertir en huevo a algunos enemigos y usarlos como protección, transporte sobre el agua o simplemente para quitarlos del camino. También puedes usar cajas como escudo, sobre todo contra los enemigos que te eliminan instantáneamente si te alineas con ellos sin que haya nada en medio. Si cometes un error, puedes volver a empezar a cambio de una vida presionando el botón SELECT. Suena muy simple, pero conforme vas avanzando las cosas se complican. Para mí algunos cuartos llegaron a ser tan complejos que incluso soñé con la solución de uno de ellos. Al despertar, lo primero que hice fue encender mi NES y, sorprendentemente, pude resolverlo. Hasta ese punto llegó mi obsesión, por lo menos hasta ese momento.

Tu primer desafío
Tu primer desafío

Más Lolo, por favor

La segunda entrega, de 1990, también llegó a mis manos a través del ya mencionado videoclub. Me emocionó mucho saber que mi manía seguiría siendo saciada con más y más cuartos. El número en esta ocasión fue el mismo (50) y Adventures of Lolo 2 fue casi una calca de su antecesor en términos de cómo se juega y cómo se ve, aunque el reto sí es un poco mayor. En este caso escalas una torre de 9 pisos para después viajar al cielo y encontrarte con los últimos 5 cuartos dentro del castillo del Rey Egger.

Todo listo para zarpar
Todo listo para zarpar

Me sentí como todo un campeón la primera vez que pude abordar ese barco dorado, pero más fue mi satisfacción al poder resolver los 4 cuartos especiales a los que puedes acceder si introduces como password las palabras PROA, PROB, PROC y PROD, respectivamente. Honestamente, los pasé con una guía que publicó Club Nintendo, pero la ejecución no fue sencilla.

Rayando en lo enfermizo

Ya siendo cliente frecuente de aquel videoclub y con calendario en mano, fue inevitable que, llegado el momento, rentara Adventures of Lolo 3 en 1991. Se sintió una mejora más tangible. Aunque en la segunda parte ya había un tutorial, aquí se le dio más forma con 2 niveles independientes que no era necesario superar para terminar el juego pero que eran muy útiles, sobre todo para aquellos que estuvieran conociendo a Lolo y a Lala por primera vez.

Hablando de Lala, en Adventures of Lolo 3 ya es un personaje jugable. Puedes cambiar entre ella y Lolo mientras navegas por el mapa conquistando cada uno de los niveles. Aprovechando la novedad, jugué con Lala, aunque no hay diferencia de habilidades entre ella y su contraparte azul. Los desarrolladores echaron la casa por la ventana ofreciéndonos 100 cuartos divididos en 17 niveles, además de 9 peleas con jefes y 10 cuartos de tutorial. Todo un banquete para los fans. También se incluyeron en algunos cuartos puentes que se deshacían al pasar 2 veces por encima de ellos, además de un nuevo personaje llamado Moby, una ballena que te succionaba y podía echarte a perder un cuarto obligándote a volver a empezar.

Ahora Lala te acompaña en la aventura
Ahora Lala te acompaña en la aventura

Es importante mencionar que cada uno de estos títulos lo renté una y otra vez hasta que lo terminé. Con la tercera parte casi casi me convertí en socio mayoritario del videoclub, ya que al ir avanzando y viendo que aparecían más y más niveles, no podía dejar la obra inconclusa. Viéndolo en retrospectiva, creo que debí preguntarle al encargado si me los quería vender. Creo que, por lo menos en el caso de la tercera parte, gasté más en rentarlo que en lo que me hubiera costado a la compra. En fin, son las tonterías que uno hace al dejarse llevar por la pasión por los videojuegos y por la necesidad de conquistar los 150 cuartos que conforman la trilogía. Eso sin contar los tutoriales y los 4 niveles PRO.

Lolo portátil

En 1994, en Japón apareció otro título de Lolo para Game Boy que podría considerarse una cuarta parte. Su nombre es simplemente Adventures of Lolo. Cuenta con 50 cuartos divididos en 10 niveles de 5 cada uno, aunque no se trata de un remake de la primera entrega. El título también fue lanzado en Europa con algunas variantes pero nunca vio la luz en América.

Esta historia no termina aquí, ya que Adventures of Lolo es parte de una saga muy larga llamada Eggerland, la cual estaré tocando en otro artículo. La verdad es una lástima que HAL Laboratory haya descontinuado a Lolo. Simplemente llegó Kirby y los esfuerzos del estudio se enfocaron en él. Me quedé esperando una versión de 16 bits y creo que sería maravilloso que se hiciera una para Nintendo Switch, pero dudo mucho que la revivan. De cualquier manera, Lolo siempre tendrá un lugar especial en mi corazón de cuarentón gamer.

La primera parte está disponible en el servicio online de Nintendo Switch.

¿Has jugado algún título de Lolo? ¿Te gustó tanto como a mí? ¿Cuáles son tus juegos de puzzle favoritos? Cuéntame en los comentarios.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos