Celebremos los 60 años de SEGA con sus 5 franquicias más icónicas

Recordamos algunas de las franquicias más icónicas de la compañía en su 60.° aniversario


Transcripción:

Hoy es domingo lo que significa que tenemos TOP 5. En esta ocasión celebramos el aniversario de una compañía que nos ha acompañado durante prácticamente toda nuestra vida. La compañía es SEGA y en este TOP celebraremos algunas de sus franquicias más icónicas a lo largo de su ilustre carrera.

Y de antemano te comentamos que fue una labor titánica pues, después de mucho pensar, muchas franquicias icónicas se quedaron fuera. Pero, en fin, así son las cosas. Sin más vámonos a este TOP 5.

OutRun

Lanzado en 1986, OutRun es una de las grandes maravillas del arcade y fue prácticamente un antes y un después para la industria de las tragamonedas. Este juego revolucionó las gráficas en dichas máquinas y ofreció un juego de carreras que definió por completo el sentimiento arcade del género.

OutRun fue una verdadera sensación en su tiempo y uno de los primeros juegos que diseñó el legendario desarrollador Yu Zuzuki, quien más tarde probaría su talento y afirmaría su estatus legendario con entregas como After Burner, Vitua Fighter y Shenmue.

Y aunque no lo creas, OutRun fue uno de los primeros juegos en simular el comportamiento de objetos en la distancia en 3D al calcular la trayectoria y velocidad de los autos y edificios para determinar qué tanto se hacían grandes o chiquitos. Esta técnica llamada Super-Scaler fue la que le imprimió a OutRun ese efecto 3D por el cual es reconocida a lo largo de la industria.

Pero también fue un juego sumamente divertido, pues nos puso en los zapatos de un conductor detrás del volante de un Ferrari Testarossa Spider con toda la adrenalina que se podía vivir en una sala de arcade. Pero lo verdaderamente interesante, es que OutRun fue uno de los primeros juegos en ofrecer una progresión no línea. Lo que sucedía aquí es que, a lo largo de tu aventura, podías tomar diferentes rutas que representaban niveles de dificultad adicionales.

Out Run fue un gran éxito para SEGA y en su momento fue una máquina arcade que se llenó de galardones, además es una entrega que definió una época del arcade y fue antecesora espiritual de muchos títulos de carrera, como SEGA Rally, dentro de la ilustre carrera de esta compañía que queremos mucho.

Virtua Fighter 2

Ahora tenemos Virtua Fighter 2, un exquisito juego de peleas en 3D que revolucionó e inició el auge de los Fighting Games en 3D, de la misma manera que Street Fighter II lo hizo en el género en 2D.

Y es que esta entrega, nuevamente liderada por Yu Suzuki, tomó las mejores ideas de su antecesora y dobleteó en poder y tecnología para entregarnos algo que nunca habíamos visto: personajes detallados gracias a la implementación de texturizado en los modelos, una taza de 60 cuadros por segundo (algo totalmente inaudito para su época) y captura de movimiento de los personajes.

Te entendemos, los gráficos son totalmente arcaicos, pero considera que esta máquina de arcade debutó en 1994, mucho antes de que el 3D se hiciera popular y mucho antes de que alcanzara la maduración. Por esto Virutal Figher 2 fue tan revolucionario y es la razón por la que hoy tengamos otros juegos de peleas en 3D, como Tekken, Dead or Alive y Soul Calibur.

Virtua Fighter 2 fue toda una sensación en las salas de arcade en Japón y también vendió muy bien cuando fue adaptado a SEGA Saturn, plataforma ganó muchísimas preseas como el mejor juego de peleas y del año.

Yakuza

Ahora nos movemos un poquito más al presente, pero no tanto, porque esta franquicia icónica de SEGA es una de las más grandes y celebradas. Hablamos de Yakuza, la épica saga que sigue de cerca la vida de Kazuma Kiryu en su trayectoria y ascenso como líder criminal de japón.

Y en serio es criminal. Criminal que una franquicia de esta talla no tenga el reconocimiento que se merece por su peculiar combinación de narrativa profunda con personajes excelentemente desarrolladores y completamente memorables, además de un sistema de juego inspirado en el género de peleas. También se lleva las palamas cuando le agrega el toque de humorístico clásico de los japones y por implementar una gran variedad de minijuegos. De una forma, se podría decir que la serie de Yakuza lo tiene todo.

Y si no conoces esta saga, te podemos contar que, hasta hoy, junio de 2020, cuenta con 8 entregas principales que han mantenido la continuidad de la historia, además de otras 8 entregas spin-off que han abordado otras épocas y géneros literarios. Por ejemplo, en Kenzan!, visitamos el japón feudal para conocer la historia de los ancestros de Kazuma hasta una invasión zombie en Dead Souls.

Aunque esta entrega sea comparada continuamente con Grand Theft Auto por ser de mundo abierto, tener actividades y retratar la vida del crimen, la verdad es que es sería comprar agua y aceite. No es lo mismo y nunca lo será. Así que ya dejen sus conclusiones erróneas y jueguen un Yakuza, que reciénteme se han estado remasterizando y relanzando varias de sus entregas para que no te pierdas ningún detalle de esta épica serie de SEGA.

Bayonetta

Y ahora tenemos a una brujita que es una de las grandes adiciones al catálogo de SEGA, aunque este último aún no se quiera dar cuenta del potencial que se está quedando sin utilizar. Por supuesto, hablamos de Bayonetta una de las sagas con más reconocimiento, no solo en SEGA, sino en toda la industria.

Y para entender la verdadera grandeza de Bayonetta tenemos que dar un pequeño viaje al pasado y entender la trayectoria de la mente creativa que ayudo a su creación. Hablamos de Hideki Kamiya, creativo que ha trabajado en múltiples proyectos de gran renombre. Por ejemplo, comenzó su carrera en Capcom trabajando en Resident Evil bajo la tutela de Shinji Mikami, más tarde, nos entregó Resident Evil 2, el cual tiene una pequeña historia a parte la cual dio origen a Devil May Cry; esta ultima franquicia fue la que dio origen el género hack and slash en 3D como lo conocemos.

Tuvieron que pasar muchos años más y muchísimos proyectos de gran renombre, como Viewtuful Joe y Okami, hasta la fundación de nuevos estudios donde participó este gran diseñador. Con el tiempo llegó el momento para hacerse destacar completamente y ascender al estrellato con Platinum Games y, en específico, Bayonneta.

Ya que, si el género hack and slash en 3D había nacido de la mano de Kamiya y Devil May Cry, con Bayonetta este sería completamente redefinido. El resultado es uno de los mejores juegos en toda la historia. Así, tal cual. Una verdadera obra maestra del diseño, con un control tan excepcional que es difícil de comunicar la sensación que te deja poder controlar a Bayonetta a la perfección. Es un baile elegante — y vulgar al mismo tiempo —, que tiene una cadencia pesada y brutal, pero que no deja de verse con estilo y gracia. Así es Bayonetta.

Inmediatamente, el juego se convirtió en un éxito y fue galardonado como muy pocos. Sin embargo, sucedió algo que todavía no logramos entender, pues a SEGA no le pareció que fuera buena idea crear una segunda entrega y hasta una tercera entrega. Y a esto le tenemos que dar gracias a Nintendo, por pedir prestados los derechos de la saga para seguir dándole vida con Bayonetta 2 y, ojalá no tarde mucho, con Bayonetta 3.

Sonic the Hedgehog

Terminamos con el personaje más icónico en la ilustre carrera de SEGA. Nos referimos al erizo más veloz del universo, Sonic, quien ha acompañado a la compañía desde su aparición en 1991 como una mascota valiente y con onda que ha prevalecido a lo largo de los años.

Sonic nace durante la guerra de consolas de los 90, cuando Naoto Oshima y Hirokazu Yasuhara crearon a un personaje para rivalizar con la icónica figura de Mario de la gran N, que, en aquel momento, dominaba por completo el mercado de las consolas caseras. Rápidamente (gracias a una agresiva campaña de publicidad) es como Sonic despega con su primer título en 1991 para convertirse en una de las mascotas de videojuegos más reconocidas y queridas a lo largo de la historia. Por esto, no es ninguna sorpresa que lo hayamos visto retratado más allá de los videojuegos e impreso en toda clase de artefactos de uso doméstico y, más recientemente, en una cinta hollywoodense.

Pero lo recordamos con más afecto en todas las entregas en las que ha hecho su acto de presencia, especialmente durante sus primeros años en los títulos 2D, aunque algunos de los juegos 3D como Sonic Adventures también tienen su buena fama y seguidores. Lamentablemente, después de sus años dorados, Sonic no ha logrado remontar como una de las grandes mascotas de los videojuegos.

Sin embargo, a pesar de que sus juegos recientes son a veces un éxito (como Sonic Mania) o un tremendo fracaso (como Sonic Boom), lo cierto es que Sonic se ha consolidado como la mascota oficial de SEGA y su popularidad no decae. Por esto, recordamos a Sonic como la franquicia más icónica de SEGA, por lanzar a la compañía a lo más alto de la era los 16-bits y ayudarla a sobrevivir la eventual caída con Dreamcast. Hasta el momento, Sonic permanece entre nosotros como un símbolo y sinónimo de una de las mejores compañías de videojuegos en la historia. Felices 60 años SEGA.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos