Probamos FIFA 21, una experiencia de futbol con varios cambios necesarios

El proyecto de futbol de EA Sports se renueva para ser más creativo, responsivo y fluido


Tags

Al ser un deporte bien establecido, el futbol moderno ha cambiado poco en los últimos 30 años. Sí, el negocio ahora es diferente y existen nuevas tácticas y estilos de entrenamiento que han presentado cambios; no obstante, sigue siendo una lucha de 11 contra 11 en el que el balón tiene que entrar en la portería.

Por lo anterior, resulta ser común que los videojuegos de futbol cambian poco año con año. Después de todo, el deporte sigue siendo el mismo y la misión de los desarrolladores debe ser mejorar la experiencia; no reinventar la rueda. Dicho esto, la realidad es que aún existe una enorme área de oportunidad para mejorar y pulir lo que ofrece cada juego. Eso es algo que EA Sports parece haber entendido con FIFA 21.

Hace unos días, EA Sports nos dio acceso a la Beta de FIFA 21 para probar los cambios de gameplay. En términos generales, la experiencia me dejó con un buen sabor de boca por novedades que terminan ofreciendo una mayor flexibilidad técnica y táctica. Eso sí, antes de continuar quiero dejar claro que me enfocaré simplemente en hablar sobre las novedades en el sistema de juego.

Lo primero que hay que saber para entender el tipo de juego que será FIFA 21 es que EA Sports buscó crear una experiencia de futbol con 3 pilares en mente. El primero es que sea la entrega de FIFA que permita mayor creatividad en el campo de juego; la segunda es que el sistema de juego nos lleve a una experiencia de deporte virtual más fluida. Por último, tenemos el objetivo de hacer una experiencia que sea más responsiva.

¿Cómo se está logrando todo lo anterior? Con varios cambios, muchos de ellos sutiles, pero todos parecen haber nacido después de que EA escuchó a la comunidad. Una de las modificaciones la vemos en el nuevo sistema de colisiones. Si jugaste FIFA 20 seguramente tuviste más de una queja con la manera en la que funcionaban los enfrentamientos cuerpo a cuerpo, y es que llegaban a ser desastrosos. Por fuerte, EA Sports lo notó y ajustó el sistema para dejar atrás las escenas que parecían sacadas de un circo y entregarnos algo más parecido a lo que normalmente veríamos en un partido profesional de futbol. Lo anterior es posible gracias a un sistema de colisiones más natural que cambia la forma en la que interactúan los jugadores al añadir físicas reales. De este modo, verás más ocasiones en las que un futbolista salta sobre otro o lo esquiva en lugar de quedarse pegado al rival.

La retroalimentación de la comunidad también podemos verla en que FIFA 21 busca reflejar de manera más realista la personalidad de cada jugador. Verás, aunque las posiciones en el campo de juego son limitadas, la realidad es que no hay 2 futbolistas que jueguen igual, aunque estén en la misma posición. Mientras hay delanteros centro como Jaime Vardy que son veloces y letales en el área, también tenemos a otros como Roberto Firmino, cuya fortaleza está en hacer brillar a sus compañeros al presionar el rival, moverse entre líneas y dar pases certeros. Gracias al trabajo de EA Sports en FIFA 21, estas diferencias entre jugadores son mucho más claras y es más fácil entender los movimientos que va a realizar tu jugador, aunque sea controlado por la inteligencia artificial.

"FIFA 21 busca reflejar de manera más realista la personalidad de cada jugador"

Cabe mencionar que este sistema de personalidad posicional funciona como un nueva combinación de atributos, lo que significa que su existencia será más evidente dependiendo de la calidad de los jugadores y la importancia que tenga su personalidad en la identidad del equipo. Cuando jugué partidos con el Liverpool, sentía que el equipo tenía el toque de Jürgen Klopp, Firmino hacía sus tareas de presión de los tres cuartos de cancha hacia adelante para apoyar a Mohamed Salah y Sadio Mané, mientras que el Trent Alexander-Arnold, el lateral derecho del equipo ―posición en la que normalmente predominan las tareas defensivas― fungía como uno de los principales creadores del equipo al estar constantemente en una posición de ataque. Tristemente, esta mezcla de atributos deja de ser tan influyente en ligas como la mexicana, donde existen varios jugadores con estilos mucho menos marcado.

Los cambios en el gameplay de FIFA 21 también están presentes en lo que podemos hacer con el control. De hecho, hay varias novedades muy importantes que cambiaron la manera en la que juego FIFA al darme más oportunidades de ser creativo y hacer que las jugadas ofensivas sean exactamente como quiero.

El sistema de colisión mejoró y el juego se siente más fluido
El sistema de colisión mejoró y el juego se siente más fluido

Todos los cambios de los que hablaré a continuación forman parte de un sistema que EA Sports llama Creative Runs (algo así como “carreras creativas, en español) y se trata de una función que, similar a las paredes que hemos visto en FIFAs pasados, hace que uno de tus compañeros de equipo corra después de darte un pase. Lo interesante es que ahora tienes la oportunidad de elegir cuál es la dirección hacia la cual correrá el jugador que cedió el balón. Con esto tienes chance de utilizarlos para que jalen la marca del rival y te dejen el camino más libre o que simplemente estén en la posición que necesitas para recibir un pase y seguir con el ataque.

El sistema va más allá al permitirte presionar los 2 sticks análogos para tomar el control del jugador que dejó el pase y dejar que la inteligencia artificial controle a quien lleva el balón. Esto te permite mover al futbolista justo a la posición en la que necesitas que esté y en el momento que lo deseas para completar la jugada. Se trata de un pequeño detalle que añade una flexibilidad técnica importante y hace que el final sea mucho más sencillo llevar la jugada que tienes en mente a la pantalla.

Otro cambio llamativo se encuentra en un nuevo tipo de regate, el cual está inspirado en lo que hacen jugadores como Bernardo Silva cuando tienen el balón en los pies y buscan quitarse al rival de encima. Con solamente presionar el bumper derecho y mover el stick izquierdo, verás que tu jugador mueve el balón entre sus pies de una forma que le ayudará a salir de problemas en situaciones en las que esté bajo presión. Hacerlo con jugadores talentosos resulta relativamente sencillo y llega como una forma extra de llegar a la portería rival y moverse dentro del área. Asimismo, cuando lo dejamos de ver en su burbuja y sumamos esté sistema a las nuevas animaciones de movimientos, obtenemos un partido virtual más responsivo a lo que los participantes buscan hacer en el césped.

En términos generales, lo que pude probar de FIFA 21 me dejó con un buen sabor de boca. Se siente como ese paso hacia adelante que a la serie ya le hacía falta desde que dio el salto al motor Frostbite, en especial después de un FIFA 20 que pasó con más pena que gloria. Si bien todavía no me atrevo a asegurar que está libre de todos los vicios de la serie, EA Sports está cumpliendo su objetivo de crear un juego que se siente más fluido y creativo. El trabajo va por buen camino.

Antes de terminar quiero señalar que hay otros cambios en FIFA 21. Puedes leer sobre ellos aquí.

FIFA 21 llegará el 9 de octubre a PlayStation 4, Xbox One, PC y Nintendo Switch. Te recordamos que el juego de futbol de Electronic Arts también tendrá una versión para PlayStation 5 y Xbox Series X. Sigue este enlace para ver más noticias relacionadas con FIFA 21.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos