#ViernesRetro: Axiom Verge

De regreso a Metroidvania


¡Hola! Qué bueno que llegaste una vez más a esta sección. Esta semana hablaremos de otro título que no salió hace mucho, pero que sí nos remonta a esos maravillosos principios de los años 90 en la era del gaming del cartucho.

Jugar títulos de antaño, como ya sabrás, es casi casi un deporte para mí, pero también disfruto mucho de las entregas actuales que rinden homenaje a esas joyas del pasado que tanto nos gustan. En semanas anteriores hemos hablado de Super Metroid y Castlevania, franquicias que unieron sus nombres para dar paso a un género que tuvo su nacimiento con Castlevania: Symphony of the Night de 1997 y que ha sido bastante explotado desde entonces.

Axiom Verge proviene indudablemente del gusto de Thomas Happ, su creador, por los juegos de exploración con elementos de acción y rompecabezas. El sentimiento de las aventuras de Samus Aran se siente prácticamente desde el principio, sobre todo cuando empiezas a explorar el mapa y te das cuenta de que tienes enfrente una versión moderna del Planeta Zebes. El nombre del personaje que usas está muy bien elegido: Trace (rastro, en español). Axiom Verge es precisamente una muestra del rastro que dejaron títulos como los ya mencionados, además de Blaster Master, Contra y otros.

El planeta ahora se llama Sudra y la misión a cumplir es reanimar a un grupo de gigantes mecánicos conocidos como Rusalki. Trace debe explorar diferentes áreas en busca de aditamentos que le permiten alcanzar nuevas zonas y defenderse mejor de los enemigos. Esta fórmula del héroe al que le piden que salve una causa apenas conociéndola me recordó a la saga de Zelda, en la que el pobre Link muchas veces funge como mandadero de desconocidos.

El movimiento de Trace es muy bueno, puedes disparar en 8 direcciones, fijar el cuerpo para alcanzar objetivos más fácilmente al disparar y saltar de una plataforma a otra de forma fluida. El menú es muy sencillo, siendo lo más sobresaliente el mapa, el cual se parece muchísimo al de Super Metroid, ya que nos presenta el terreno como una cuadrícula y dividiendo las distintas regiones por colores. También existe el molesto detalle de una insistente alarma que se activa cuando tienes poca energía. Si la idea es agregar estrés a la situación, lo lograron.

Es fácil identificar las zonas que aún no has explorado
Es fácil identificar las zonas que aún no has explorado

Este juego me puso a pensar en lo curiosa que ha sido la historia de los videojuegos. Cuando se dio el salto a la tercera dimensión y llegó la generación que peor ha envejecido, llegué a pensar que ya no había marcha atrás, que todos los juegos que iba a jugar de ahí en adelante tendrían ese formato tridimensional y que aquellas tardes de la aparente simpleza del 2D habían quedado sólo como un recuerdo. Fue muy grata mi sorpresa cuando descubrí que esas viejas glorias estaban regresando, aludiendo a las mentes y corazones de esa legión de chavorrucos que crecieron sudando el D-Pad, como yo. Axiom Verge es un boleto de regreso a esos momentos. Basta con ver la secuencia inicial para sentirte como si estuvieras volviendo a casa después de un largo viaje. El estilo cinemático e incluso la tipografía me recordaron a Ninja Gaiden y la trágica historia de Ken Hayabusa que se nos cuenta al inicio de la primera parte. Sí, es cierto, en estos tiempos están apareciendo títulos que nos están volando la mente, pero siempre es grato recordar las raíces, esas propuestas sin las cuales lo que ahora tenemos tal vez no existiría.

¿A poco no te recuerda a los genios de Tecmo?
¿A poco no te recuerda a los genios de Tecmo?

Cuando Trace recién despierta al inicio de la aventura, es imposible no recordar A Link to the past, con una voz misteriosa pidiéndole que se levante e indicando lo que debe hacer a continuación. Aunque la referencia más obvia y recurrente es sin duda Super Metroid, es muy grato encontrarse guiños a otros títulos. Te hace sentir como el Capitán América entendiendo todas las referencias. Me gustaría mucho que me contaras en los comentarios qué encontraste respecto a esto y cuál fue el detalle que más te gustó.

Debo decir que hubo momentos en los que me desesperé por quedarme atorado, pero siempre acabé encontrando el accesorio que necesitaba para avanzar. Como es de esperarse, la aventura tiene su buena dosis de backtracking, lo cual le agrega horas de juego y despierta una necesidad por recorrer cada rincón del mapa, ya que el juego registra el porcentaje de avance tanto en secciones del mapa reveladas como de los objetos que vas encontrando. Si eres completista, aquí hay algo que puede interesarte.

Una de las cosas que más me impresiona de Axiom Verge es que lo desarrolló una sola persona. Es un juego muy completo que cuenta con todos los elementos para convertirse en un clásico a pesar de tratarse de una extraña mezcolanza de varios títulos de generaciones anteriores. Realmente te mantiene entretenido y la acción es constante, además de que los escenarios están muy bien trabajados y debes ser muy observador para encontrar algunos pasadizos secretos que te llevan a objetos secretos que ayudarán a abrir nuevas zonas.

La exploración tiene sus recompensas en Axiom Verge, ya que el final se ve afectado por el porcentaje completado y el tiempo que te lleve terminarlo. ¿Te suena familiar? No podía ser de otra manera. El homenaje simplemente no hubiera estado completo si no hubieran incluido ese detalle.

El equivalente de la Morphing Ball en Super Metroid
El equivalente de la Morphing Ball en Super Metroid

¿Dónde puedo jugarlo actualmente?

  • Nintendo Switch ($409.83 MXN)
  • Playstation 4 (aproximadamente $415 MXN)
  • Xbox One, Xbox Series X/S ($249 MXN)
  • Playstation Vita
  • Steam ($179.99 MXN)
  • Wii U ($179.99 MXN)

Axiom Verge es un proyecto impresionante. Su fuente de inspiración no le quita ningún valor, sino que lo ubica dentro del grupo de los más grandes logros indie de los videojuegos. Recientemente se anunció una secuela que saldrá en 2021 para Nintendo Switch, así que ya me estoy tronando los dedos por jugarla. Te recomiendo mucho esta joya incluso si no formas parte de la generación de los 8 y 16 bits. Es un producto tan bueno que puede satisfacer el gusto de jugadores tanto veteranos como jóvenes. Como detalle adicional, es posible jugarlo en español.

Como siempre, espero tus comentarios y te agradezco que hayas llegado hasta este punto. Nos leemos en el próximo #ViernesRetro.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos