#ViernesRetro: Resident Evil 4

El mejor exponente de la famosa saga de Capcom


Me da mucho gusto verte por acá de nuevo. Te cuento que me gusta entrar a las tiendas virtuales de las distintas consolas y echarle un ojo a las ofertas. Hay algunas muy atractivas, como las colecciones de Mega Man a mitad de precio o las de clásicos de arcade. El otro día se me ocurrió buscar Resident Evil en la eShop y me llevé una muy grata sorpresa al ver que mi Resident favorito de todos los tiempos, el 4, no sólo estaba disponible, sino también a un precio bastante accesible.

Obvio, lo compré sin dudar. Tengo la versión de Gamecube y la de Wii, pero jugarlo en Nintendo Switch aprovechando la portabilidad es todo un deleite. Además, como mencioné en el texto anterior, me compré un Nintendo Switch Pro Controller, así que no tengo pretexto para disfrutar de esta joya que se convirtió en un clásico instantáneo.

Muy buenos antecedentes

La saga de Resident Evil dio de qué hablar desde su primera entrega en 1996 para PlayStation. A pesar de las pésimas actuaciones de la introducción, Capcom nos regaló una aventura que, aunque no fue la primera del género, sí lo consolidó y le dio nombre: survival horror. Recuerdo que, después de Resident Evil, a muchos juegos como Parasite Eve o Dino Crisis se les describía con las palabras “es tipo Resident”. Mi primera aproximación fue con la segunda parte, que se perfiló como uno de los títulos más destacados de la primera consola de Sony. Siempre me ha gustado mucho la idea de conocer la historia de 2 personajes que en algún punto convergen y tienen objetivos comunes.

La tercera parte, aunque no creo que sea mejor que la segunda, nos permitió conocer más a Jill Valentine, además de aterrarnos con las constantes persecuciones de Nemesis. Curiosamente, he jugado más esta entrega que las 2 anteriores y le tengo un cariño especial porque la jugué con uno de mis mejores amigos, quien también es seguidor de la franquicia.

He mencionado antes que los primeros juegos en 3D no envejecieron bien. Resident Evil pertenece a ese grupo, pero somos afortunados porque la mayoría de aquellas primeras versiones han sido remasterizadas y ahora tenemos alternativas. Aún así, volver a los formatos originales también tiene su encanto. En este rubro no puedo dejar de mencionar el remake de Resident Evil para Gamecube, que es uno de los mejores que se han hecho. Su complemento es Resident Evil Zero, en donde la mecánica de juego con 2 personajes alternados y cooperando funcionó muy bien. No puedo dejar de mencionar al fabuloso Resident Evil - Code: Veronica, del cual seguramente hablaremos próximamente en esta sección.

Renovación más que bienvenida

Ya llevo un buen rato escribiendo y aún no llego al plato fuerte. Esta saga tiene tanta tela de donde cortar que es difícil contenerse. En fin, en 2005 apareció Resident Evil 4 y con él una reestructuración extremadamente bien lograda de una serie de videojuegos que ya de por sí era sobresaliente. Esta cuarta parte de la línea principal trajo consigo varias innovaciones que le dieron una buena refrescada al universo creado por Shinji Mikami. Para empezar, la vista ya no es fija, sino que se optó por la perspectiva “por encima del hombro”, lo cual favoreció la exploración y el combate, ya que ahora el jugador decidía hacia dónde quería ver y así planeaba mejor una estrategia o podía descubrir más libremente nuevos lugares o aditamentos.

Recuerdo que, al publicitar el juego, Capcom hizo mucho énfasis en que Resident Evil 4 carecía de zombis, lo cual despertó una inquietud similar a la que vimos años antes con la revelación de Wind Waker y su peculiar estilo gráfico. En ambos casos el resultado final fue una obra de arte digna de recordar y de jugar una y otra vez. Evidentemente, se trata de uno de mis títulos de isla desierta y me encantó darle otra repasada ahora en la consola más reciente de Nintendo. Volviendo a los zombis o a la ausencia de los mismos, la premisa es muy similar a la de entregas anteriores, sólo que ahora estamos frente a un parásito (Las Plagas) que provoca que la gente actúe con violencia y vea como su líder a Osmund Saddler, quien es el gran enemigo a vencer en esta aventura en la que Leon S. Kennedy es el protagonista. Los afectados por el parásito son llamados “Los Ganados”, lo cual siempre me ha sonado un poco ofensivo, pero entiendo la idea. Vuelven personajes de ediciones anteriores como Ada Wong, Albert Wesker y Jack Krauser.

Leon debe ir a una comunidad rural española a rescatar a la hija del presidente de Estados Unidos que fue secuestrada por un grupo de culto llamado “Los Iluminados”. El cambio de aires le vino muy bien a la franquicia, alejándose de la Ciudad Mapache y desarrollando una historia con tintes distintos.

No son zombis, pero igual dan miedo
No son zombis, pero igual dan miedo

Gran inventario con armas mejorables

En Resident Evil 4 puedes encontrar una gran variedad de armas y aditamentos de los que puedes echar mano para combatir a Los Ganados. Más allá de la variedad, me gusta mucho que esas armas puedan mejorarse, ya que esas mejoras te pueden sacar de muchísimos apuros, especialmente cuando las municiones escasean. Para efectos de organización, cuentas con un portafolio que, a cambio de cierta cantidad de pesetas, puedes hacer más grande. Resulta muy acertado que hayan separado los tesoros de las armas y elementos de curación, ya que de otra manera el espacio disponible se hubiera llenado muy rápido.

Además de las armas y aditamentos, a lo largo de la aventura se pueden encontrar diferentes tesoros que puedes vender para hacer dinero. Más allá de eso, existen algunos a los que se les pueden incrustar piedras preciosas para darles mayor valor y que la ganancia al venderlos aumente. Este detalle también me gustó mucho, porque motiva a que explores cada sección del juego y que lo conozcas más a fondo.

Una vez que terminas tanto el juego principal como los adicionales; es decir, Assignment Ada y Separate Ways, tienes acceso a un rocket launcher con munición infinita y a un arma que es mi favorita: Chicago Typewriter. Teniendo estos 2 elementos, puedes navegar por Resident Evil 4 con la absoluta tranquilidad de que nada te va a detener ni vas a tener mayores complicaciones. Me encanta echarme partidas así, sobre todo sabiendo que ya me esforcé por llegar a ese punto y ahora sólo es cuestión de cosechar lo sembrado.

¡Agárrenlo!

Dado que las acciones de Resident Evil 4 se llevan a cabo en España, el idioma hablado por los locales es el de Cervantes. Esta característica le dio una personalidad muy especial al juego y me llamó mucho la atención. Las frases que dicen Los Ganados son de lo más chusco y creo que a los jugadores de habla hispana nos tocan de manera especial. Particularmente me da mucha risa cuando dicen: “¡míralo, está herido!” en un tono burlón. Son muchas las frases que son dignas de recordar, incluso un par por ahí que están mal dichas: “ya es hora de asplastar” y “puedes correr, pero no te puedes escondir”.

Algo interesante es que la pronunciación ni siquiera suena castellana, sino latina. Además, leí por ahí que Capcom recibió quejas por la forma en que se retrató a España en el título y por el uso de pesetas, que para 2005 ya estaban fuera de circulación. Honestamente yo no creo que deban ofenderse, ya que se trata de una historia ficticia ubicada en una comunidad rural y no quiere decir necesariamente que aquella región sea así. Si de corrección política se trata, creo que el siguiente juego de la saga podría tener más problemas por el tema y la región en la que se lleva a cabo, pero en fin. Creo que Capcom debió investigar un poco más. Aunque no están en español, las líneas del mercader también son muy buenas y memorables. El acento que usa es particularmente gracioso.

What are you buying?
What are you buying?

Más allá de las implicaciones geográficas, políticas o culturales, las actuaciones de voz en Resident Evil 4 están muy bien hechas, son pegajosas y complementan muy bien las acciones. En mi caso, sacándome una sonrisa en los momentos de mayor tensión. Creo que fue un gran acierto hacerlo así. Uno de mis momentos favoritos es cuando llegas al castillo y escuchas la línea: “Me llamo Ramón Salazar”. Como dato curioso, en la serie 24, tercera temporada, uno de los personajes se llama justamente Ramón Salazar. Esta temporada salió antes que el juego. ¿Coincidencia? Tal vez el mundo nunca lo sabrá. Otra curiosidad es que el actor que le da voz a Ramón Salazar es mi tocayo: René Mujica.

Eventos de tiempo rápido

No sé si esto ya se había hecho antes, pero no recuerdo haberlo visto antes de Resident Evil 4. Los eventos de tiempo rápido o quick time events son mecánicas de juego que dependen del contexto. Por ejemplo, cuando uno de Los Ganados se acerca demasiado, es posible darle una patada o un codazo. Hay una escena casi al principio en la que un grupo de Ganados te lanza una gran roca y debes correr para evitar que te asplaste; perdón, que te aplaste. Las primeras veces que estas situaciones se presentan te agarran un poco desprevenido, pero conforme avanzas y vas conociendo y entendiendo cómo funciona el juego, desarrollas cierta habilidad para predecirlas o simplemente las recuerdas por partidas anteriores.

El mejor quick time event del juego es sin duda la primera vez que te encuentras con Krauser. Sabes que algo grande está a punto de pasar cuando Leon camina sospechosamente y con mucho cuidado saca su cuchillo. Es una gran sorpresa y la escena en general logra generar tensión y ansiedad. El valor de este intercambio entre viejos conocidos no sólo está en la forma de jugarlo, sino en la información que Krauser revela, la cual es de suma importancia para el argumento del juego. No sólo debes preocuparte por presionar los botones a tiempo, sino que debes poner atención a los diálogos si quieres entender bien lo que está pasando. Esta pelea y el breve encuentro que tienes con Ada son de mis momentos favoritos en Resident Evil 4. Esa línea que Leon le suelta a la dama del vestido rojo simplemente no tiene precio: "un pequeño consejo: trata de usar cuchillos la próxima vez. Funcionan mejor para encuentros cercanos".

Una escena genial que pone a prueba tus reflejos
Una escena genial que pone a prueba tus reflejos

Más vale solo…

Uno de los aspectos que le agregan mucho reto y a la vez momentos de gran irritación a la experiencia es la presencia de Ashley Graham, la antes mencionada hija del presidente de nuestro vecino país del norte. Aunque las mecánicas de juego que se disparan al estar con ella son interesantes, no deja de ser una verdadera molestia en algunos momentos. Cuando te dejas caer en algún lugar, debes atraparla en tus brazos. Cuando ella está en un lugar elevado y volteas a verla, te dice que eres un pervertido porque quieres ver debajo de su falda. Hay ocasiones en las que, aunque se agacha, se mete en tu línea de fuego y hay riesgo de que le des un tiro (sin querer, por supuesto) y con eso te ganes un game over. También tienes la posibilidad de pedirle que se quede quieta en algún lugar, lo cual por un lado sirve para resolver algunos problemas, pero tiene la gran desventaja de que queda vulnerable y alguno de Los Ganados se la puede llevar. Por cierto, esos momentos en los que alguien la carga para llevársela y empieza a gritar para que le ayudes, me recuerdan al bebé Mario en Yoshi's Island cuando te lo quitan y empieza a llorar. No sé cuál de las 2 cosas es más molesta, la verdad. Se agradece que en la pelea con Bitores Mendez ella no esté, porque eso elevaría la dificultad a niveles inimaginables.

También hay una sección en la que juegas sólo con Ashley y debo decir que está muy bien hecha. La chava no es santo de mi devoción, pero hay que reconocer que su personaje favorece la experiencia en ciertos sentidos, como cuando te ayuda a alcanzar algún lugar al que estando solo no podrías acceder. Creo que el mejor momento con ella es cuando está sujeta con unas barras de metal y debes liberarla y protegerla de Los Ganados desde un punto elevado para que pueda obtener una llave y seguir avanzando. Algo curioso que me pasó esta última vez que lo jugué fue que, al estar siendo atacados por una horda de enemigos, uno de ellos me tiró al suelo. Ashley estaba junto a mí y caí a sus pies, lo cual provocó la frase del pervertido. Me dio mucha risa, porque el reclamo no venía ni al caso. Hasta me dieron ganas de decirle: ¿me están dando para llevar por protegerte y me sales con eso?

Molesta, pero útil en ocasiones
Molesta, pero útil en ocasiones

¿Dónde puedo jugarlo actualmente?

  • Gamecube
  • Wii
  • Nintendo Switch ($299.25 MXN)
  • PlayStation 2, 3 y 4
  • Xbox 360 y One

(entre otras)

Resident Evil 4 es considerado no sólo uno de los mejores de la saga, sino de los mejores títulos de la historia. Las mecánicas de juego están muy bien aplicadas, es muy intuitivo, sorpresivo, bien ambientado y con personajes y actuaciones de voz sobresalientes. Para mí es un verdadero placer jugarlo una y otra vez y volver a maravillarme con lo bueno que es. Además, estoy a la espera de que Capcom haga un remake, como sucedió con las partes 2 y 3. Espero tus comentarios y nos leemos en el próximo #ViernesRetro.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos