Subnautica: Below Zero ― primeras impresiones de un escapismo necesario

La nueva entrega del juego de exploración submarina está en Acceso Anticipado y ya la probamos


Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord / Foros

Llevo casi un año con salidas mínimas de casa. Al inicio de la pandemia por coronavirus (COVID-19) pensaba que era algo que difícilmente me afectaría. En pocos meses cumpliré 6 años haciendo Home Office y nunca fui una persona que necesitara ir al exterior para sentirse bien. A lo mucho una salida a la semana con amigos me caía bien y, en ocasiones, ni siquiera tenía ganas de eso.

La realidad suele pegar cuando uno menos de lo espera. A 10 meses del inicio de la emergencia sanitaria en México comienzo a sentir el cansancio de la rutina. De que cada el día se sienta casi igual que el anterior. Que la capacidad de asombro fuera desapareciendo poco a poco y que hasta las peores noticias se volvieran parte de lo cotidiano.

En tiempos sombríos, la luz suele llegar de los lugares que menos imaginamos. En mi caso se trató de Subnautica: Below Zero, un título que actualmente se encuentra en Acceso Anticipado en Steam. A simple vista se percibe como un juego de supervivencia más, pero en el fondo es una aventura de exploración que me dio el escapismo que hoy necesitamos más que nunca.

Paisajes para robar el aliento
Paisajes para robar el aliento

Subnautica: Below Zero es una secuela de Subnautica, un título de exploración submarina. Al igual que en su antecesor, Below Zero nos transportará al planeta 4546B que en condiciones actuales es inhóspito para los humanos, pero alberga a toda clase de seres vivo. Que ya hayas visitado este lugar en Subnautica no quiere decir que debas confiarte. En Below Zero visitarás una parte desconocida del planeta, la cual te pondrá a prueba con gélidas temperaturas.

En tema de mecánicas, Subnautica: Below Zero no hace mucho por alejarse de su antecesor. Harás prácticamente todo lo que te mantuvo cautivado a Subnautica por horas y horas. Es decir, debes prepararte para sumergirte en un mundo habitado por extrañas criaturas, en el que deberás recolectar recursos que te permitan fabricar nuevas herramientas y expandir tu base. Por supuesto también tendrás que cuidarte, así que conseguir alimento, oxígeno y material hidratante será crucial para seguir con vida.

Aunque es fácil meter a Subnautica en el género de supervivencia, creo que se trata de una idea un tanto inexacta. Tanto el original como Below Zero no están diseñados como experiencias donde el objetivo sea ponerte en un ambiente hostil. Más bien es aventarte en un ecosistema alienígena para que te des la oportunidad de conocerlo, casi como si fueras un niño en un parque de conservación silvestre acompañado de un libro de ciencias naturales.

Ahora, con lo de antes no quiero decir que Subnautica: Below Zero carezca de emociones. ¡Todo lo contrario! En mi viaje por sus gélidos mares me vi cara a cara con todo tipo de criaturas, unas de ellas muy hostiles. Algunas sólo me querían molestar al congelarme o robarme mis objetos como haciendo travesuras. Otras eran criaturas gigantescas de las que preferí escapar antes de que lo peor pasada.

Si ya nos concentramos en las novedades, lo primero que destaca es que Below Zero presenta algunos ambientes para explorar a pie. Se trata de lugares gélidos, con nueva vegetación y por los cuales no podrás andar mucho tiempo ya que puedes morir congelado (darte un chapuzón al agua hará que se vuelva a llenar tu medidor de calor). Es un cambio bienvenido al mostrar el enorme potencial que tienen los juegos como Subnautica. Eso sí, sólo no esperes hacerlo por mucho rato, ya que Unknown Worlds estima que ahí pasarás 10% de tu tiempo en el juego y poco más.

También hay sorpresas por arriba del nivel del mar
También hay sorpresas por arriba del nivel del mar

Para mí, la gran estrella de Subnautica: Below Zero es la exploración. ¡Su mundo submarino es bellísimo! Pase horas y horas explorando cada esquina del mundo con la esperanza de encontrar una nueva especie o un material necesario para construir la herramienta que me urge tener (por cierto, hay nuevas herramientas y opciones de personalización para la base). También hay que reconocer que. aunque yo lo ame, eso no quiere decir que todos lo harán. Por eso Below Zero tiene una intrigante narrativa que involucra al protagonista, el ambiente en el que está y alienígenas ancestrales. Lo mejor es que ahora tiene actuaciones de voz para mejorar la inmersión e incluso hay subtítulos al español. De este modo, hay una historia que te motiva a seguir investigando el planeta.

En caso de que nunca hayas jugado Subnautica, debes saber que Below Zero está hecho desde 0 para ser una experiencia individual. De este modo, no necesitas ser dueño de Subnautica para disfrutar este nuevo contenido. Además, está diseñado para que cualquiera lo pueda disfrutar sin tener que haber disfrutado la entrega pasada. No le tengas miedo, le puedes entender a su historia y sistemas sin invertirle mucho tiempo. De hecho, gracias a varias mejoras de calidad de vida te será más sencillo saber qué tener que hacer.

Below Zero es un paso hacia adelante para Subnautica en un montón de sentidos y eso ya debió de haber quedado claro con lo que se mencionó en los párrafos anteriores. Es algo genial, pero con lo que verdaderamente me quedo es que Subnautica Below Zero llegó como un escapismo necesario para una época llena de encierro y estrés. Sentir esa libertad de explorar un mundo nuevo y redescubrir mi capacidad de asombro fue una experiencia invaluable. Espero que otros jugadores puedan tener las mismas sensaciones cuando llegue a sus manos.

Subnautica: Below Zero llegará en algún punto de primavera a Steam, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch. Te recuerdo que ya puedes probarlo en Acceso Anticipado por medio de Steam, pero recupera que se trata de un producto que sigue en desarrollo.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos