#ViernesRetro: Soul Blazer

Un juego con alma


Cuando pensamos en títulos de acción RPG normalmente viene a nuestra mente The Legend of Zelda. Sin embargo, existen muchos otros exponentes del género que vale la pena jugar y analizar. En estas semanas estaremos platicando acerca de un trío de propuestas que, aunque no fueron concebidas con la intención de conformar una trilogía, a los entusiastas nos gusta pensar que sí lo son y existen algunos indicios que sustentan esa idea.

El desarrollador detrás de estos proyectos fue Quintet, estudio que en los 90 tuvo gran actividad y produjo, entre otros, 6 títulos para Super Nintendo. El segundo de esta sexteta es precisamente el que hoy nos ocupa y lleva por nombre Soul Blazer, el cual fue publicado en 1992 por Enix, antes de que se uniera con Square, otro grande de los RPG.

En Soul Blazer tomas el papel de Blazer, quien tienen la misión de liberar las almas perdidas del Imperio Freil porque fueron capturadas por Deathtoll. Curiosamente, el personaje principal es llamado Héroe, pero en la siguiente aventura (Illusion of Gaia) sí se le menciona como Blazer. Más de esto la semana que viene. El caso es que el buen Blazer debe navegar por 6 diferentes mundos, rescatando las almas de varios seres vivientes con los cuales se puede comunicar sin problema, para después tener acceso al Mundo del Mal y terminar con Deathtoll. Como puedes ver, la historia no es del todo original, aunque debo decir que tiene uno que otro giro interesante.

Aquí las distintas zonas que debes visitar
Aquí las distintas zonas que debes visitar

En general, la mecánica de juego consiste en visitar ciertas zonas en las que hay varias bases de enemigos que estarán haciendo respawn hasta que los elimines a todos. Una vez que eso pase, aparecerá un detonador con el que causarás que se abra el camino a otra zona o que se libere un alma en el mapa principal del mundo que estás explorando. Si presionas START, podrás ver el nombre del lugar en el que te encuentras y la cantidad de bases enemigas que quedan por destruir. Esta información es muy útil, ya que te da datos precisos de cuánto queda por hacer y te ayuda a desarrollar una estrategia.

Uno de los aspectos que destacan de Soul Blazer es lo dinámico que es y el sentido de progresión que te da. Aunque los pasos que debes seguir en cada escena son prácticamente los mismos, destruir cada “nido” de enemigos y descubrir nuevas áreas te envuelve de manera tal que es difícil dejar el control. Por otro lado tenemos a los personajes que vas liberando, que pueden ser tanto seres humanos como animales o plantas. El juego está estructurado de manera que no sólo tengas que destruir a los enemigos y avanzar, sino que te obliga a interactuar con los elementos que vas revelando en el mapa, ya que esa interacción te abre las puertas hacia algunos aditamentos o piezas de la historia que te ayudan a entender qué está pasando en cada caso. Por momentos se siente como un Zelda en el sentido de que hay varias misiones secundarias en las cuales es indispensable que leas lo que cada personaje te comunica para saber exactamente qué hacer.

Aquí un alma agradecida. ¿A qué personaje te recuerda?
Aquí un alma agradecida. ¿A qué personaje te recuerda?

Aquí interviene otro factor que me parece que está muy bien logrado: el backtracking, el cual funciona en 2 niveles. En primer lugar, debes regresar a la zona principal del mundo para conocer a los personajes que liberas, recibiendo pistas y objetos. Además, hay ciertos enemigos que no puedes derrotar la primera vez que los encuentras, sino que debes obtener más experiencia y armas más poderosas para después regresar y terminar con ellos. Ese sentimiento de “ya puedo avanzar a la siguiente etapa, pero regresaré” me gusta mucho, porque siento que es una forma muy efectiva de generar curiosidad y motivación para continuar con la aventura.

Como suele suceder en este tipo de títulos, la parte emotiva y existencial están presentes. El protagonista se enamora, encontramos a un ratón muy devoto y, a lo largo de todo el juego, se maneja la idea de que el alma nos da identidad sin importar la forma que tengamos. La reencarnación es un tema constante y hay una frase en particular que me gustó y aquí la traduzco: “algunas personas piensan que reencarnar constantemente significa sufrimiento eterno. Estar vivo es sufrimiento para algunas criaturas. Descubrirás a lo que me refiero.” Puedes creer o no en estos asuntos, pero la realidad es que le dan al título un tono bastante interesante, ya que no todo se reduce a pasar un nivel tras otro y completar la misión, sino que existe la oportunidad de detenerse a reflexionar en ciertas cosas. Uno de los personajes más raros de todo el juego se encuentra en la Montaña de las Almas. Se trata de un anciano que te dice que tiene muchas preguntas acerca de los seres humanos y te pregunta si quieres discutirlas con él. Cuando te acercas para tener una conversación, él simplemente se mantiene en absoluto silencio.

Puedes conocer seres de todo tipo y aprender de ellos
Puedes conocer seres de todo tipo y aprender de ellos

Puedes clavarte tanto como quieras, pero detalles como estos me agradan mucho porque me ayudan a disfrutar más lo que estoy jugando. La experiencia al final es muy personal, pero da gusto encontrar juegos que se atreven a ir más allá de la acción o las mecánicas para lograr que te detengas un poco y disfrutes de cada momento. Finalmente, para eso jugamos, ¿no? Creo que vale mucho la pena dedicarle un poco más de tiempo a algunas partidas y explorar más de lo normal, ya que en ocasiones nos llevaremos grandes sorpresas.

¿Dónde puedo jugarlo actualmente?

  • Super Nintendo

Soul Blazer es una aventura muy dinámica y divertida, con personajes entrañables y gran variedad de escenarios que conforman un mundo intrigante y colorido. Si lo juegas, date la oportunidad de consumirlo poco a poco, poniendo atención a cada detalle. Si lo terminas, quédate un poco después de los créditos para que veas el verdadero final. Sí, como en el cine. Como dato curioso final y sólo para no dejar, la palabra "received" está mal escrita en todo el juego.

La próxima semana seguiremos moviéndonos en estos mismos terrenos. Me dio muchísimo estar contigo hoy y te recuerdo que espero tus comentarios. Nos leemos en el próximo #ViernesRetro.

Bueno, el chiste es que ya lo tengo, ¿no?
Bueno, el chiste es que ya lo tengo, ¿no?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos