#ViernesRetro: Donkey Konga

El ritmo de la familia de simios consentida de los videojuegos


Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord / Foros

Aunque en varias ocasiones ha hecho cosas que nos han dejado confundidos o desilusionados, Nintendo tiene en su haber algunos atrevimientos que han funcionado muy bien. Uno de los ejemplos más claros de esto es el Wii, consola que causó gran sensación por su arquitectura y la forma casual e intuitiva de abordar sus títulos. Otra palomita se le puede poner en algunos de los periféricos que ha lanzado, sobre todo en el que hoy nos ocupa y el título asociado con él.

Lo primero que saltó a la vista en Donkey Konga fue que se vendió con un par de bongos (llamados DK Bongos) cuya utilidad se explica en la introducción del juego. Con ellos se pueden hacer 4 movimientos: golpear el de la izquierda, golpear el de la derecha, aplaudir para que ese sonido sea captado por el micrófono integrado en el dispositivo y golpear ambos lados al mismo tiempo. Como suele suceder en este tipo de títulos, en la pantalla verás una serie de líneas sobre las que irán corriendo las notas que deberás tocar o pulsar en los bongos. Debes hacerlo con mucha precisión y poner mucha atención para obtener una calificación perfecta. Al final de cada canción se te dará un resumen de tu desempeño. Sin duda este tipo de juegos despierta la necesidad de hacerlo cada vez mejor. Recuerdo que pasé por una etapa así cuando jugué Dance Dance Revolution en PlayStation, no con el horrible tapete, sino con el control. Podía pasarme horas tratando de mejorar mi puntuación o sacar una calificación perfecta.

Si quieres la experiencia completa, debes usarlos
Si quieres la experiencia completa, debes usarlos

Hay varias formas de jugar Donkey Konga: lanzarte en solitario o jugar con hasta 3 amigos, una de las bondades del GameCube. La experiencia será mejor si todos tienen los DK Bongos, pero usar los controles de la consola tampoco está tan mal. Menciono esto porque evidentemente la intención de los desarrolladores es que uses los DK Bongos, pero si eres de los míos y prefieres aferrarte al control de GameCube que, dicho sea de paso, es de los mejores que se han hecho, igualmente la pasarás bien. Ciertamente, con el control es más fácil jugar, pero tampoco será un paseo en el parque, ya que algunas melodías exigen un esfuerzo considerable tanto físico como de concentración.

La versión americana de Donkey Konga cuenta con 33 pistas con distintos niveles de complejidad, lo cual sabrás por el número de barriles junto al título de cada una. Hay melodías de franquicias de Nintendo como Mario o Zelda, así como algunos covers de canciones populares como We will rock you o composiciones clásicas como La Marcha Turca de Beethoven o La Danza Húngara de Brahms. Hay 3 niveles de dificultad: monkey, chimp y gorilla. Además, al recolectar monedas puedes desbloquear ciertos elementos, como el nivel Gorilla, distintos tipos de sonidos para los bongos y algunos minijuegos.

Hablando de los minijuegos, debo decir que no son la gran cosa, pero sirven para distraerse un poco de las canciones o simplemente para usar los bongos de otras maneras. En Bash K. Roll debes golpear al villano que sale de agujeros en el suelo; es decir, es la versión Donkey Kong de Whack-A-Mole. En Banana Juggle debes hacer malabares con la mayor cantidad de plátanos que puedas (para mí este es el mejorcito de los 3). En 100M Vine Climb debes ascender sobre una serie de lianas mientras recibes ataques de ciertos enemigos que se encargarán de hacerte la vida imposible. En este último caso el guiño es para Donkey Kong 3.

Vengan esos 5… plátanos
Vengan esos 5… plátanos

Volviendo a las canciones, que son la carnita del juego, creo que los arreglos están muy bien logrados. No soy un experto, sé que al estar golpeando los bongós o presionando los botones del control, te contagias del ritmo de la melodía y eso contribuye a que te involucres más en lo que está pasando en la pantalla. Eso me gusta de este tipo de títulos, porque no sólo se trata de seguir la secuencia, sino también de sentir cómo la música va fluyendo. Una de mis canciones favoritas es Like Wow, seguida de La Danza Húngara y Rock Lobster. En cuanto a los temas de videojuegos, creo que la mejor opción es The Legend of Zelda.

Una vez que reúnes suficientes monedas para comprar todo lo que el juego te ofrece, la diversión no se detiene, porque también existe el reto de sacar una marca de oro en cada canción, lo cual no es una tarea sencilla. Incluso después de haber logrado eso, es probable que regreses sólo para disfrutar tus rolas favoritas o romper tus propias marcas. Creo que Donkey Konga es de esos títulos que nunca dejas del todo, sino que tiene ese encanto especial que te hace querer desempolvarlo, como fue mi caso para escribir este texto.

Es importante buscar la precisión, pero también disfrutar la canción
Es importante buscar la precisión, pero también disfrutar la canción

En 2005 apareció Donkey Konga 2 en América. Incluyó nuevas canciones y minijuegos, así como una ligera mejoría en el apartado gráfico. Por lo demás, conserva la esencia de su predecesor. Lo curioso aquí es que también apareció una tercera entrega, pero sólo en Japón. Es más, apareció antes que la segunda parte en occidente. No puedo decir mucho acerca de este tercer título porque nunca he tenido oportunidad de jugarlo, pero sé que tiene casi el doble de canciones que sus predecesores. Si quieres ver un gameplay, ve a la sección de enlaces.

¿Dónde puedo jugarlo actualmente?

  • GameCube

Curiosidades

  • Donkey Konga está basado en otro juego de ritmos también desarrollado por Namco que se llama Taiko no Tatsujin.
  • En la versión americana vienen 2 manuales: uno en español y otro en inglés y francés.
  • Los aplausos no deben ser necesariamente aplausos. También puedes gritar, golpear ligeramente los bongos en un extremo o hacer cualquier tipo de ruido.
  • Existe un título fuera de la saga de Donkey Konga que está diseñado para jugarse con los DK Bongos: Donkey Kong Jungle Beat. Se tenía planeado lanzar también Donkey Kong Barrel Blast, pero Nintendo prefirió cancelarlo y sacarlo en Wii para ser jugado con el WiiMote y el Nunchuck.

Enlaces que podrían interesarte

Donkey Konga es una propuesta muy divertida con la que se pueden pasar largas horas sin aburrirse, sobre todo si lo juegas con amigos o en familia. La selección de canciones es buena, aunque creo que debieron extenderla un poco. De cualquier manera, te recomiendo que le eches un ojo. Recuerda que espero tus comentarios y te leo de nuevo en el próximo #ViernesRetro.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos