#ViernesRetro: Zen Intergalactic Ninja

Artes marciales al servicio del medio ambiente


A pesar de tener algo de experiencia en lo que se refiere al gaming, es muy grato seguir encontrando propuestas interesantes. El catálogo del NES es de los más vastos de la historia. Aunque usualmente cuando pensamos en él nos enfocamos en franquicias como Mario o Zelda en la larga lista de más de 700 títulos hay varios que merecen una buena revisión, aunque su paso por la vida de la consola no haya sido tan notorio. Recientemente, vi un video en el que se reseñaron varios juegos de la consola de 8 bits, entre los cuales me llamó mucho la atención Zen Intergalactic Ninja.

Zen es un personaje que nació en el universo de los cómics en 1987. Sus orígenes son similares a los de otros héroes más conocidos como Superman o Batman. Fue concebido como parte de un experimento genético en un planeta llamado Baltoon. Los encargados de tal experimento lo consideraron un intento fallido y tenían la intención de eliminarlo, pero uno de los científicos lo salvó enviándolo al sistema Om, en donde fue criado como acólito y entrenado en artes marciales. Con grandes muestras de habilidad, Zen se convirtió en un temible guerrero y asesino a sueldo.

Por otro lado, en Zen Intergalactic Ninja, el héroe es presentado como el principal defensor de una causa con la que todos podemos identificarnos: el cuidado del medio ambiente. La cinemática de inicio muestra al protagonista acompañado de Jeremy, su amigo humano, y describe las deplorables condiciones en las que se encuentra la Tierra gracias a la contaminación del aire, reducción de la capa de ozono, desechos tóxicos y lluvia ácida, así como las telenovelas y los reality shows (bueno, estos 2 últimos tal vez no. Lo dejo a tu criterio). Todos estos fenómenos son controlados por Lord Contaminous, que es algo así como el Ecoloco de Odisea Burbujas (veo una búsqueda en Google en el futuro cercano de algunos). Ante tal situación, los Gordons, guardianes del medio ambiente de la galaxia entera, conociendo la trayectoria del héroe y sus notables habilidades, lo contrataron para acabar con la amenaza. ¿Cuál es el papel de Jeremy en todo esto? Resulta que él descubrió el Geocristal, una piedra preciosa cuyo poder puede destruir el mal y salvar al mundo, por lo que Lord Contaminous y sus secuaces quieren apoderarse de ella.

Qué bonito es cuando el mismo juego te ayuda con el pie de la imagen
Qué bonito es cuando el mismo juego te ayuda con el pie de la imagen

En esencia, el modo de juego es de plataformas. Mueves a Zen con el D-Pad, atacas con el botón B y saltas con el A. También es posible activar algunos movimientos especiales presionando SELECT y si quieres escuchar el legendario efecto de sonido de pausa de todos los títulos de Konami de esa época, debes presionar START. En las escenas de side scrolling puedes colgarte y descolgarte de ciertas estructuras, así como rebotar en las paredes como Batman en su excelente título desarrollado por Sunsoft y del cual ya hablamos en este espacio. La animación del personaje es excelente y su movimiento se siente muy similar al de T. M. N. T. II: The Arcade Game. Es más, algunas técnicas de Zen se parecen mucho a las que usan las tortugas antropomórficas por excelencia. Un punto que me llamó la atención en los segmentos isométricos es que, al saltar el sprite de Zen se hace más grande, lo que da una impresión de zoom muy bien lograda. Otro detalle agradable para mí es que, al poner pausa, algún elemento del escenario, como la lluvia, por ejemplo, sigue moviéndose. Se trata de una especie de protector de pantalla arcaico, pero no sé por qué me gusta tanto que un juego de antaño tenga eso.

La acción en Zen Intergalactic Ninja es lineal, pero presenta una gran variedad de mecánicas en cada nivel. Uno de los aspectos técnicos más atractivos es el uso de la ya mencionada perspectiva isométrica, en donde no sólo se emula un ambiente tridimensional, sino que se juega muy creativamente con los ángulos y planos. Esto se ve especialmente en la escena de la mina, en donde se combina la acción con segmentos en side scrolling a gran velocidad. Existen 2 niveles en orientación vertical, uno en el que debes ascender rebotando en las paredes para rescatar a Jeremy y otro en el que desciendes de una manera muy similar al nivel de la rata corredora en Battletoads. Me gusta mucho que el juego no permite que te aburras, ya que la atmósfera de cada etapa es distinta. Aunque al principio tienes permitido elegir entre las primeras 4 escenas, encontrarás variedad sin importar tu elección. Habiendo superado esos 4 retos, tendrás que enfrentar 4 más antes de estar cara a cara con Lord Contaminous y acabar de una vez por todas con sus planes. La pelea se divide en 2 partes: moler a golpes al antagonista sentado en su trono y después evitar que acabe con el planeta con sus ataques. Como indicación especial aparece en la pantalla un porcentaje de daño de la Tierra, el cual por ningún motivo debe llegar a 100.

No dejes que ese porcentaje suba. Ni en el juego ni en la vida real
No dejes que ese porcentaje suba. Ni en el juego ni en la vida real

Además de las escenas principales, encontrarás una de bonus en la que podrás obtener algunos power ups o vidas extras. La idea es depositar una serie de materiales en un gran dispositivo de reciclaje llamado Recyclotron para así darles nueva vida a los Recycled Heroes creados por Zen. Si tu desempeño es bueno, recibirás una recompensa de cada uno. La mecánica en este caso es como la de un juego de Game & Watch, con 3 rieles imaginarios sobre los que descienden los objetos y 3 posiciones en las que el personaje se puede mover. Mi recomendación es que presiones el botón B como un(a) desquiciado(a) todo el tiempo y sólo muevas a Zen de izquierda a derecha. Así será más difícil que se te vaya algo.

Así se presentaron en el manual
Así se presentaron en el manual

En paralelo, Konami desarrolló una versión para Game Boy que también es sobresaliente en muchos sentidos. Por razones obvias, no cuenta con escenas isométricas, pero eso se compensa muy bien con la gran jugabilidad, así como un poder similar al Mega Buster de Mega Man que Zen puede ejecutar con su Photon Stick. Además, las escenas de bonus son diferentes y más divertidas que las de su contraparte casera. Se incluyeron también algunos diálogos con los jefes que hacen un homenaje directo a los orígenes del personaje, aunque con un tono más humorístico. Curiosamente, me gustó más el final de esta versión que el de la de NES, tanto en términos de contenido como en despliegue técnico. En este caso la misión consiste en rescatar a Jeremy para que éste use el Geocristal y derrita al villano, animación que está muy bien hecha, por cierto.

¿Dónde puedo jugarlo actualmente?

  • NES
  • Game Boy

Enlaces que pueden interesarte

En general, Zen Intergalactic Ninja se siente como un título muy de Konami, con el sello de la casa; es decir, la presentación, los efectos de sonido y especialmente la música seguramente te recordarán a otras propuestas más conocidas de este gran desarrollador que tanto extrañamos en su época de mayor esplendor. Yo recordé especialmente el port de arcade de las Tortugas Ninja que mencioné arriba, sobre todo en las peleas con los jefes. Por cierto, tomando la idea de Zelda (creo), Zen debe enfrentarse a su doppelganger justo antes de la batalla final con Lord Contaminous. Es una pelea con una gran atmósfera, en la que el gemelo malvado recupera energía en ciertos momentos al introducirse a una cápsula, lo cual prolonga la confrontación y le imprime mayor dificultad.

La temática ecológica me pareció muy acertada, ya que de algún modo hace a un lado esa errónea idea de que los videojuegos sólo son para vagos sin oficio ni beneficio. No es el único título dentro de la oferta del Nintendo Entertainment System que incluye algo así, pero me pareció muy creativa y divertida la manera en la que se insertaron ideas como el cuidado no sólo del planeta, sino de las personas que lo habitan.

Como siempre, fue un gustazo escribir este texto y te agradezco que hayas llegado hasta aquí. Espero tus comentarios y me encantaría verte de nuevo en el próximo #ViernesRetro.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos