#ViernesRetro: Tiny Toon Adventures

Personajes entrañables viviendo en un concepto imitado


Me estoy dando cuenta de que tengo predilección por los juegos de licencia. Existen grandes exponentes con una manufactura tan destacada que el hecho de que seas seguidor o no de la franquicia que representan es lo que menos importa. Pienso en los grandes de Capcom como Tale Spin, DuckTales, Chip & Dale Rescue Rangers o Aladdin. Vaya, ¡hasta The Little Mermaid tiene lo suyo! Hoy, nos moveremos en los terrenos del otrora gigante de la industria, Konami, estudio del que se desprendieron grandes clásicos que hasta la fecha siguen ocupando un lugar muy especial en los anales de la historia gamer.

Tiny Toon Adventures es un juego de plataformas en el que el personaje principal es Buster Bunny. Aparecen también otros 3 personajes entre los que puedes elegir 1 como compañero al inicio de cada nivel. Los niveles están divididos en 3 partes, con la excepción del quinto. Con el botón A saltas y con el B corres, pero no es tan recomendable abusar de esta habilidad, sobre todo cuando estás usando a Buster, ya que su larga zancada y la altura de sus saltos puede resultar contraproducente. Los personajes secundarios también tienen cualidades especiales. Plucky puede volar por intervalos cortos; Dizzy puede girar y destruir paredes o enemigos y Furrball (conocido como Peluso en nuestra región) puede escalar paredes y deslizarse sobre ellas. Aunque cada uno tiene su chiste, siempre he preferido al buen Plucky. Con su capacidad de volar simplemente me conquistó, tal como lo hizo la princesa en Super Mario Bros. 2 por la misma razón, aunque en ese caso, mi elección normalmente es Toad. Plucky es especialmente útil en la escena 5, ya que hay muchas plataformas y abismos que sortear. Un punto que no me agrada es no poder cambiar de personaje en cualquier momento, como en Castlevania III - Dracula’s Curse, por ejemplo. Si quieres usar a tu compañero, debes encontrar una “pelota estrella”, lo cual es un poco inconveniente.

Buster no está solo en la misión
Buster no está solo en la misión

La historia no puede ser más simple: Buster está viendo la televisión, cuando de pronto la transmisión es interrumpida por Montana Max, quien le informa que ha secuestrado a Babs Bunny y lo desafía para intentar rescatarla. Todo esto con la clásica melodía de los Tiny Toons de fondo. Es así como inicia la aventura de Buster a través de distintos escenarios que eventualmente lo conducirán a la mansión del villano para la batalla final. Además de los personajes ya mencionados, aparecen Shirley, con quien eliges a tu compañero en cada nivel; Hamton, quien te dará una vida extra por cada 30 zanahorias que recolectes (la cuota es mucho más baja que en Super Mario Bros.), así como la irritante Elvira, con quien te encuentras en la segunda parte de cada nivel. Es curioso que en estos encuentros no debes derrotarla, sino evitar que te atrape y esperar que aparezca la puerta de salida. Si te pone las manos encima, deberás iniciar el nivel desde cero. Digamos que tiene el mismo efecto que los Floormasters en The Legend of Zelda.

Si lo tuyo es pasar los juegos rápidamente, podrás hacerlo en Tiny Toon Adventures, sólo que tendrás que cuidar muy bien tus saltos y medir bien la posición de los enemigos para usarlos como impulso y cubrir distancias mayores. Se trata de una experiencia muy corta, pero el diseño de los niveles es muy bueno y la acción es constante, por lo que no te aburrirás en el camino. El nivel de dificultad es bajo, aunque hay algunos puntos en los que hay que tener especial cuidado, por lo que es muy recomendable que te tomes el tiempo de recoger zanahorias e intercambiarlas por vidas.

La escena 3-2 siempre me ha llamado particularmente la atención porque siento que desentona con el resto del juego. Se trata de una especie de bosque encantado con árboles con expresiones grotescas y murciélagos. No es que dé miedo ni mucho menos, pero la atmósfera que tiene en combinación con la música genera un ambiente muy curioso. Es más, para mí la melodía de esta escena es la mejor de todo el juego. En segundo lugar pondría la singular fanfarria que se escucha cuando derrotas a los jefes, que sí combina perfectamente con el tono juguetón y un tanto irreverente del título.

Parece ser que no sólo el bosque está encantado
Parece ser que no sólo el bosque está encantado

Otro punto curioso que vale la pena mencionar es el jefe del nivel 4-3, ya que desde mi punto de vista hace homenaje a 2 grandes primates: King Kong y Donkey Kong. El gorila está parado sobre una serie de vigas en las que salta y cae con fuerza, lo cual provoca que caigan pequeños gorilas a los cuales debes aplastar para que la estructura que sostiene al jefe se vaya destruyendo. Es muy tentador usar a los pequeños simios como impulso para llegar arriba y darle un buen pisotón al grandulón, pero lamentablemente no es posible.

Inmediatamente después de este jefe nos enfrentamos a un nivel que también se sale de la premisa del juego: Wacky Land. A diferencia de los demás, aquí sólo hay una etapa en la que debes recolectar 5 Gogo Dodos para acceder a la llave. ¿Recuerdas el nivel Thieves’ Town en A Link to the Past? Aquí la idea es rescatar a una doncella que al final se expone a la luz del sol y se convierte en un monstruo que resulta ser el jefe del calabozo. En Wacky Land no sucede nada de eso, pero en el momento en el que juntas a las 5 aves y éstas se convierten en una sola de mayor tamaño, lo primero que piensas es que se avecina una pelea con ella. Sin embargo, el gran Gogo Dodo sólo se transforma en la llave que necesitas para seguir avanzando. No sé por qué se tomó esta decisión, pero es de lo más anticlimático que he visto.

Ahora es momento de hablar de mi más grande queja de Tiny Toon Adventures: es un rip-off de Super Mario Bros. 3. Teniendo eso como base, de ninguna manera podría decir que es un mal juego, pero sí me llama mucho la atención la manera tan cínica en la que se tomaron elementos del título de Nintendo. El diseño de niveles es muy similar, así como la manera en la que la pantalla de juego está organizada. La dificultad, como ya mencioné, es mucho más baja que en el caso de Mario, pero las mecánicas de juego y sobre todo la forma de derrotar a los jefes se asemeja mucho a la más grande aventura del fontanero por excelencia. La cereza del pastel es el telón que aparece al final del juego, el cual obviamente se parece muchísimo al del Mario de la colita. Konami incluyó lo de los “ayudantes” tal vez para no hacerlo tan obvio, pero la realidad es que, si conoces el título de Mario, es inevitable que hagas la conexión con Tiny Toon Adventures.

Definitivamente, no es una coincidencia
Definitivamente, no es una coincidencia

¿Dónde puedo jugarlo actualmente?

  • NES

Enlaces que pueden interesarte

Curiosidades

  • Si el número de zanahorias que tienes al final del nivel es múltiplo de 11, enfrentarás a un jefe secreto: Duck Vader. Si lo derrotas, obtendrás 3 vidas.
  • Existe una secuela también para NES llamada Tiny Toon Adventures 2: Trouble in Wackyland, así como una versión de Super Nintendo que seguramente estaremos abordando más adelante.

Tiny Toon Adventures cumple con los fans en el sentido de que incluye todo lo que hizo famosa a la serie de dibujos animados: los personajes, los entornos y sobre todo la música. Sin duda es una experiencia divertida que debes probar si te gusta el género y sobre todo si eres seguidor de la franquicia. Yo lo revisité para escribir este texto y la verdad me la pasé muy bien. Incluso me hizo sonreír con el peculiar canto del pájaro que aparece al final de cada escena. Es un título que forma parte de mi gran bagaje de recuerdos gamer de la infancia y es por eso que tenía que tener presencia en #ViernesRetro; sobre todo hoy, que es mi cumpleaños. Nos leemos la próxima semana.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos