Riders Republic: enorme, extremo y con potencial de ser muy divertido

Un sandbox deportivo que puede mejorar


Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord / Foros

Riders Republic presumió toneladas de diversión en una carrera caótica con múltiples deportes extremos durante su trailer de presentación. A primera vista, es normal pensar en Riders Republic como una secuela de Steep, aquel juego deportivo que combina distintas disciplinas en un solo paquete desarrollado por Ubisoft Annecy y lanzado en diciembre de 2016. Muchos elementos se tomaron directamente de Steep, pero se llevaron a otro nivel para ofrecer algo más allá de los juegos de invierno. Podríamos decir que mantiene cierto nivel de realismo, pero con un enfoque más colorido y arcade. A continuación, te dejamos nuestras impresiones después de jugar la versión Beta. Recuerda que Riders Republic se estrenará el 28 de octubre.

Tan divertido como una carrera de botargas

Hay mucho que decir sobre Riders Republic, pero lo más importante es que tendrás un montón de opciones para pasarla bien. Al empezar notarás que es un mundo abierto que te ofrece libertad total. El sistema de juego es progresivo y hay una historia de fondo algo cliché; ya sabes: eres un novato que va en busca de gloria y por eso tendrá que ganar prestigio en eventos que surgen sobre la marcha. Todo esto ocurre en un mapa enorme con diferentes ecosistemas que podrás explorar para encontrar secretos, vehículos y coleccionables. Al principio, te darán la bienvenida acompañada de una breve explicación sobre las misiones, el esquema de controles y todo lo que podrás hacer dentro y fuera del campamento.

Quizás al inicio sientas que hay pocas opciones porque sólo estarás armado con una bicicleta de montaña, pero después de ganar estrellas en los eventos subirás de nivel y se abrirán las demás disciplinas. Hay varios aciertos en Riders Republic, desde el tamaño del mapa totalmente explorable y lo más importante: las competencias.

La sensación de velocidad es muy buena
La sensación de velocidad es muy buena

Lo primero es la sensación de velocidad. Riders Republic es un juego de deportes extremos que tiene un efecto de adrenalina bien logrado. Esto lo podrás experimentar¨lo al bajar a toda velocidad por una colina llena de rocas, curvas pronunciadas, barrancos y un montón de peligros que pueden costarte la vida. Los terrenos son diferentes, así que sentirás la diferencia al estar en nieve, tierra, rocas o al salir de la pista. Es normal que falles al comienzo, y seguramente quedarás en el último lugar en más de una carrera, pero no te preocupes: los controles están diseñados para que no te compliques la vida y pronto te sientas como pez en el agua.

El fuerte de Riders Republic es precisamente eso: necesitas poco tiempo para entender cómo se juega; tal vez la parte más complicada es el sistema de trucos, pero podrás aprenderlo de forma sencilla y adaptarlo a tus necesidades. Los trucos son muy similares a los de Steep; digamos que son realistas y el sistema de combos es sencillo.

El juego busca darte un universo de posibilidades con variedad y mucha diversión mediante un mundo abierto de grandes proporciones que podrás explorar desde el aire, en bicicleta, deslizándote en la nieve o a pie. Podrás hacer esto en cualquier momento, mientras no participes en un evento. En tu recorrido encontrarás distintos ecosistemas cubiertos por nieve, zonas rocosas, grandes capas de arena roja en un mundo realmente vivo. Vagar por el mapa tendrá sus recompensas, como coleccionables y secretos ocultos; por ejemplo, nuevo equipo o vehículos. Explorar es bueno pero puede ser muy tardado, sin embargo, tendrás la opción fast travel para ir directamente a las competencias o quedarte en el lobby comprando ropa, disfraces y más opciones de personalización. La posibilidad de colocar accesorios y todo tipo de trajes es un gran acierto; es divertido ver a jirafas, pandas y todo tipo de botargas bajando por una colina a toda velocidad. Para complementar esta carrera de lo absurdo, de vez en cuando encontrarás algunos vehículos fuera de lo común, como un carrito de helados o esquís hechos con corteza de árbol.

Como te decía, algunos de estos artículos los encontrarás como recompensas y otros están a la venta en la tienda donde puedes comprar con dinero que ganas en tu travesía. Las recompensas irán cambiando periódicamente y tendrás cierto tiempo para conseguirlas. Como ocurre en otros juegos, existen 2 tipos de moneda para adquirir tus artículos, lo que sugiere la existencia de microtransacciones; en la Beta sólo pude comprar atuendos y otros cosméticos.

Viviendo al extremo

Ahora vamos a lo importante: las competencias, categorías y modos de juego. Riders Republic incluye varios deportes extremos. Podrás montar una bicicleta, usar propulsores para volar o planear por el aire con un wingsuit o un paramotor. Si prefieres la nieve podrás esquiar, deslizarte con una tabla de snowboard o recorrer las montañas a bordo de una motonieve. Cada deporte tiene sus mecánicas y enfoque. Por ejemplo, con los deportes terrestres podrás hacer trucos además de tratar de llegar a la meta; con los propulsores tendrás que preocuparte por no chocar contra las montañas y adaptarte a la ruta que te marque el circuito. Con el wingsuit deberás regular tu altura, pero siempre tratando de estar casi a ras de suelo para ganar más puntos.

Además de las carreras para cada deporte encontrarás sesiones de trucos y eventos especiales donde montarás en una especie de trineo con propulsores o correrás con disfraces ridículos. Esto abre la puerta a que en el futuro haya nuevos modos y eventos con características especiales. Gran parte del encanto de Riders Republic es sentir que entras en situación caótica, y por eso en ocasiones se llama a los jugadores a participar en carreras masivas. En dicha modalidad correrán hasta 64 competidores; en la Beta nos reunimos 32 jugadores. El recorrido es una especie de carrera de relevos donde cambias de disciplina al alcanzar cierto punto en la pista, lo que agrega variedad a los circuitos y los hace más amenos; la mejor parte es que no tendrás que esperar, ya que el cambio es instantáneo al atravesar los check points. Ésta es una gran idea, pero se notan bastantes errores de sincronización cuando los participantes desaparecen o se teletransportan por toda la carrera. También existen modos donde puedes ganar territorios y pintarlos o crear tus propios eventos; todos están en el lobby principal.

Riders Republic en imágenes

Falsa libertad

Parte de la magia de Riders Republic es que te brinda opciones para explorar libremente un mapa enorme lleno de detalles y ecosistemas. Esta sensación de libertad se rompe al trasladarlo a las carreras y todos los demás eventos donde debes seguir un camino establecido. Si decides buscar un atajo o por la inercia de tus brincos quedas un milímetro alejado de la zona marcada, el juego te pedirá hacer backtrack para volver al camino correcto, al puro estilo de Prince of Persia: The Sands of Time. Nos hubiera gustado tener opciones para encontrar otros caminos y así tener más opciones en los recorridos para aprovechar las posibilidades de un mapa tan grande. En el peor de los casos, si se iban a marcar límites con checkpoints también pudieron implementar algunas barreras para delimitar mejor los caminos y hacer que la experiencia fuera menos frustrante.

Hablando de frustraciones, las opciones de respawn pueden ser desesperantes, porque son imprecisas. Si caes por un barranco, te estrellas con una piedra o fallas un truco tienes 2 opciones: aparecer de nuevo en un punto cercano a donde ocurrió el percance o regresar en el tiempo. El problema es que ambas posibilidades pueden dejarte en una situación incómoda y perder demasiado tiempo; incluso puedes volver a tener un accidente enseguida, caer y comenzar una cadena de desesperación.

Pon atención al camino, pero no tan cerca

Como te decía al principio, el sistema de trucos brinda buenas opciones y seguramente encontrarás alguna configuración que se ajuste a tu habilidad y estilo de juego. Al ser menos riguroso que otros juegos, en Riders Republic puedes divertirte sin tener que pasar horas aprendiendo a aterrizar de forma correcta. La parte floja es que los trucos lucen algo sencillos y no aportan espectacularidad. Las opciones de combos están ahí, pero no hay un sistema complicado o que represente algún reto; además, hay poca variedad de movimientos y falta algún truco especial que nos deje impresionados. La mayoría del tiempo estarás obligado a hacer piruetas solo para ganar estrellas con los objetivos secundarios o en misiones específicas donde tendrás que sumar puntos.

Por otro lado, una opción que me gustó en papel, pero no tanto al experimentarla, es el modo en primera persona. Jugar de esta forma permite ver con detalle todo el camino, incluso puedes sentir vértigo o algo de mareo con el movimiento de la cámara. Todo va bien a primera vista, pero cuando notas que estás atravesando los cuerpos de los demás competidores sabes que algo anda mal. Prácticamente, no existen colisiones entre los personajes, con excepción de algunos empujones ocasionales. Al entrar en este modo podrás atravesar los cuerpos y verlos por dentro, notarás que están huecos cuando no chocas con ellos... son una especie de fantasmas que corren a tu lado. Además, con ciertos trajes o vehículos habrá errores gráficos que pueden afectar tu visión, pues una parte de tus brazos se verán en pantalla y te estorbarán para maniobrar. Al fin del día, volverás al modo en tercera persona por comodidad y para tener un mejor desempeño en las carreras. Esperemos que esta situación se corrija en la versión final, ya que es interesante jugarlo desde un punto de vista más cercano.

"Si se pule un poco, Riders Republic puede ser un una opción muy divertida"

Mi experiencia con la Beta de Riders Republic fue divertida; me mantuvo entretenido por un buen rato porque hay mucho por explorar, pero creo que puede mejorar si se pule el producto final. La presentación es buena, la selección musical que lo acompaña también y es fácil de entender; además, ofrece varias opciones para jugar en solitario. Es cierto que su fuerte es el juego en línea, pero es necesario que implementen algunas mejoras técnicas para que la experiencia del jugador sea buena. Finalmente, te recuerdo que éstas son algunas de nuestras primeras impresiones con la Beta y esperamos que las recomendaciones te sirvan para jugar, pero la última palabra es tuya. Si estás interesado en Riders Republic, puedes dar clic aquí y enterarte de las noticias más recientes sobre este título.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos