#ViernesRetro: Bucky O’Hare

Un “aniverso” interplanetario


Los cómics y los videojuegos son medios que conviven desde hace muchos años. Si bien la forma de consumirlos y sus bases de fans pueden diferir, se trata de entornos que, a su manera, nos han regalado grandes historias y han contribuido a la expansión y difusión uno del otro. Como ejemplos podemos mencionar a Batman, Alien vs. Predator o Captain America, franquicias que encontraron en el gaming un área de desarrollo interesante y que sirvió como catapulta para que aquellos ajenos a un medio o a otro profundizaran en las historias y en los personajes.

Hoy estaremos explorando un caso que tal vez sea poco conocido, pero que desde que supe de su existencia llamó mucho mi atención. Bucky O’Hare es una extraña mezcolanza de historias, personajes y situaciones. Su estilo principalmente te recordará a Mega Man, pero tiene pinceladas de otras sagas conocidas como Battletoads, Contra o Castlevania III, por aquello de los múltiples personajes. Perdón, me estoy adelantando. Pongámonos en contexto: Bucky O’Hare es el líder de una agrupación conocida como Righteous Indignation (Indignación Justa), la cual persigue causas nobles y se presenta en contraposición a un robot muy poderoso llamado K. O. M. P. L. E. X. que planea destruir el universo alterno llamado Aniverse. Para lograrlo, el villano manda secuestrar a Bucky y a toda su banda, pero la intrépida liebre es la única que escapa, por lo que se dispone a rescatar a sus 4 amigos: Blinky, Jenny, Dead-Eye y Willy. Los primeros 4 niveles del juego consisten en ir a buscarlos visitando los 4 planetas disponibles (verde, azul, amarillo y rojo) en el orden en el que el jugador decida. Después del rescate, poco le dura la felicidad al equipo de Bucky O’Hare, ya que una vez más es atrapado dentro de una nave conocida como Toads’ Magnum Tank, en donde se desarrolla la segunda parte del juego.

¿En cuál otro juego con personajes antropomórficos te hace pensar?
¿En cuál otro juego con personajes antropomórficos te hace pensar?

En cuanto a mecánicas, quizás el punto más atractivo de Bucky O’Hare tenga que ver con los personajes que se van añadiendo a tu grupo una vez que los rescatas. Además, cada uno cuenta con habilidades particulares que pueden hacerte la vida más sencilla en ciertos puntos. Es más, hay algunas zonas que serán imposibles de superar sin la ayuda de Blinky, ya que existen bloques que sólo él puede destruir. Algo que resulta muy práctico y favorece mucho a la fluidez del juego es que puedes cambiar de personaje en el momento que desees presionando el botón SELECT. Como ya se mencionó, el diseño de niveles está concebido para sacar provecho de todos, pero en la práctica puedes usar al que más te acomode y aún así salir avante. Yo prefiero jugar siempre con Bucky, aunque los rayos que lanza Jenny también son muy efectivos. Otro punto importante son los movimientos especiales que tiene cada miembro de Righteous Indignation, los cuales también pueden sacarte del apuro en más de una ocasión. Los que más me gusta usar son el gran salto de Bucky y el jetpack de Blinky, el cual permite que te muevas entre plataformas de una manera más suave y segura.

Bucky O’Hare es una experiencia llena de dinamismo. A primera vista pudiera parecer un simple shooter de plataformas, pero la verdad es que no recurre demasiado a la mecánica de disparos, sino que más bien pone a prueba las habilidades con el control. Incluso llega a ser un poco injusto, porque hay momentos de muerte instantánea que te toman completamente desprevenido(a). Cuenta con continues infinitos, pero aún así se siente feo el cortón de inspiración cuando estás tratando de superar los obstáculos en un nivel que te exige concentración y destreza. Hablando de los niveles, su diseño tiene algunos guiños interesantes, como las serpientes metálicas que aparecen en Battletoads, las barras de energía estilo Double Dragon y el manejo de las armas de Mega Man, aunque separadas en cada personaje. En otra edición de #ViernesRetro estaremos hablando de otro juego que aprovecha muy bien este recurso de personajes múltiples.

Trepar en las paredes siempre es útil
Trepar en las paredes siempre es útil

Técnicamente hablando, Bucky O’Hare tiene muchos puntos a favor. Apareció en el ocaso del NES, lo cual ayudó a explotar más las capacidades de la consola. No está al nivel, por ejemplo, de Kirby’s Adventure o Batman: Return of the Joker, pero más que buscar una apariencia espectacular y llamativa, me parece que se enfoca más en lo que el jugador puede hacer en cada escenario y los retos que debe superar. No te deja en paz y eso yo lo veo como algo muy positivo, porque ese aspecto combinado con el de la variedad de personajes aporta mucho a la experiencia de juego. Digamos que sabes lo que tienes que hacer, pero es divertido hacerlo porque el juego está bien diseñado. También me gustó mucho que incluyeran niveles o secciones en las que importa más la habilidad que el botonazo, porque eso saca al proyecto del molde de lo tradicional.

Si lo tuyo son los disparos y la acción constantes, te recomiendo que le eches un ojo a la versión arcade. Tiene un estilo muy distinto con respecto a su contraparte de NES que se asemeja mucho a The Simpsons o Teenage Mutant Ninja Turtles, también de arcade, por supuesto. Los gráficos y la música superan por mucho a la entrega de 8 bits, lo cual era normal en aquella época. Además, se buscó acercarse más al cómic en la manera de contar la historia y se incluyeron las voces de los actores de la serie animada, de modo que se trata de una experiencia bastante agradable que complementa perfectamente la de consola casera. Recuerda también al gran clásico Metal Slug.

Es una aventura mucho más dinámica y explosiva
Es una aventura mucho más dinámica y explosiva

¿En dónde puedo jugarlo actualmente?

  • NES

Enlaces que pueden interesarte

Curiosidades

  • Si ingresas HARD! como password, podrás jugar en el nivel más alto de dificultad.
  • A pesar del nombre del juego, oficialmente el héroe principal es un conejo, no una liebre.

De forma muy humilde, Bucky O’Hare levanta la mano como un digno representante del género de plataformas siendo una aventura divertida y memorable. Cuenta con un nivel de dificultad aceptable que se siente como un desafío importante, pero que no rompe con la armonía del juego ni lo vuelve frustrante en extremo. Si tienes oportunidad de probarlo, no lo dudes. Creo que es un buen candidato para formar parte de las filas de títulos disponibles en el servicio online de Nintendo, pero el tiempo lo dirá. Gracias por llegar hasta aquí y espero verte de nuevo en el próximo #ViernesRetro.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos