7 cosas geniales que hizo Free Guy: Tomando El Control con el mundo de los videojuegos

La película protagonizada por Ryan Reynolds llega en exclusiva a Star+


Tags

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord / Foros / Telegram

Quienes disfrutamos los videojuegos solemos ser muy exigentes con las adaptaciones que llegan a la pantalla grande. Esto es natural si tomamos en cuenta que los resultados no han sido los mejores y, aunque cada vez es más común que se usen franquicias de renombre, la calidad de pocas películas alcanza el nivel que esperamos. Afortunadamente, con Free Guy: Tomando El Control las cosas funcionan muy bien, sobre todo porque nos cuenta una historia original llena de humor.

Sí, la cinta protagonizada por Ryan Reynolds retoma elementos de juegos del momento como Fortnite o Grand Theft Auto V y los usa como escenario para desarrollar el tema principal: la vida a través de los ojos de un NPC. Y es que, si nos ponemos a pensar, los NPC son los personajes menos respetados del mundo de los videojuegos… hasta llegan a ser molestos. Seguro te ha pasado que terminas una larga conversación y, de tanto presionar el botón, vuelves a iniciarla sin querer y tienes que leer todo de nuevo, lo que te hace odiar su existencia. Pues bien, esta película te hará valorarlos y hasta quererlos un poquito.

Si aún no ves Free Guy: Tomando El Control estás a tiempo de disfrutar la película en la comodidad de tu casa en exclusiva por Star+ a partir del 3 de noviembre. Mientras llega este esperado estreno, queremos compartir contigo 7 cosas geniales de Free City que seguro disfrutarás como jugador.

Un Mundo abierto lleno de misiones

Lo primero que vas a notar sobre la cinta es que se llevó al extremo la idea de un mundo virtual con actividades que pueden existir en tu videojuego favorito o en varios. Free City, es un lugar donde miles de jugadores eligen su propio camino. Hablamos de un mundo grande, más que cualquiera en el que hayas jugado y en el que siempre habrá algo que hacer. Esto puede desconcertar a cualquiera, sobre todo si está habitado por jugadores muy experimentados.

Es complicado tratar de ajustarse si llegas tarde a la fiesta, pero en Free City podrás ir a tu ritmo, buscar misiones sencillas e ir subiendo de nivel poco a poco. Si mueres puedes intentarlo al día siguiente, así de fácil. ¿Lo tuyo es ir con todo desde el principio? Entonces aumenta el reto y ve por el premio gordo, todo con tal de escalar de rango y estar al nivel de los mejores.

Algo interesante es que también se tomó en cuenta el tema del prestigio; ya sabes, si has jugado en línea, sobre todo en un juego no tan masivo, es común que ciertos jugadores brillen sobre el resto y poco a poco sean reconocidos. Esto se correrá de boca en boca y pronto ese jugador se convertirá en una leyenda.

Intercambio de experiencias entre jugadores

Otro aspecto sobre la película es que entendió que la vida de un jugador puede ser complicada, sobre todo si va por el mundo solo y se enfrenta a un universo lleno de rivales con hambre de poder. Por eso, es importante que se relacione con otras personas para crear un crew y tener compañeros en quienes confiar. Ya sea que organicen atracos o les guste ser héroes sin capa, tener este respaldo hace que se sienta más seguro y de paso, que las cosas sean más fáciles.

Por supuesto, esto no es garantía porque es un lugar regido por los niveles en los personajes y donde un jugador experimentado puede acabar con tu equipo en segundos, pero quién... sabe tal vez un día puedas reunirte con ellos en el mundo real.

Mundo con glitches y errores presentes como en todos los juegos

El humor es parte esencial de Free Guy: Tomando El Control gracias al carisma de Ryan Reynolds y las claras referencias a juegos populares. Además, notarás que pasan muchas cosas en el fondo mientras la historia principal ocurre en primer plano.

Te toca ser observador, pero te aseguro de que soltarás una carcajada cuando eso pase. La parte genial es que normalmente son errores que, en la vida real, son completamente involuntarios y siempre dan de qué hablar porque hablan de un mal control de calidad por parte de las compañías. En el caso de Free Guy: Tomando El Control, estos detalles son intencionales y resultan muy divertidos. Y hablando de detalles, hay muchísimas cosas y situaciones que no podrás notar a simple vista, así que esta es tu oportunidad para congelar la imagen y analizarlas todas con calma.

Power ups y accesorios especiales

¿Qué sería de un juego sin power ups? Estos ítems especiales pueden darle la vuelta a la tortilla a la hora de la batalla. Pues bien, en Free City hay muchos y con efectos muy distintos que dan muchas ventajas pero con usos limitados. Además, hay accesorios que darán un empuje a tus estadísticas y que podrás comprar o recoger en el camino. Quién sabe, tal vez algún día reúnas el dinero para comprarte esos tenis para tu avatar que tanto has soñado.

El uso de los ítems no te garantiza la victoria, pero siempre son bienvenidos. Hay algunos tan valiosos, que normalmente los guardas para momentos especiales, pero debes tener cuidado porque tal vez ese momento único nunca llegue y queden guardados por la eternidad.

Encontrar al amor de tu vida

Seamos sinceros, en algún momento has pensado en la posibilidad de encontrar el amor a través de un monitor mientras juegas. Ok, tal vez yo sea el único con este ideal, pero en el caso de Guy ocurre algo así, pues su corazón artificial le permite identificar a cierta jugadora dentro de su vida rutinaria.

Tomar este tipo de decisiones es todo un riesgo... no olvides que detrás de esa voz encantadora y ese avatar que ha robado tu atención puede estar cualquier persona. En resumen, es recomendable evitar este tipo de situaciones para que no termines desencantado, pero también puedes ser como Guy y decidir cambiar para seguir tus sueños.

Libertad de elección

Cuando entras en un mundo tan grande como Free City las posibilidades son muchas. Aunque tener el poder de aterrorizar la ciudad y robar un puñado de billetes en el banco siempre es opción, también puedes limpiar las calles del crimen con tus habilidades. Esto te garantiza experiencia para subir de nivel rápidamente y aspirar a rangos más altos.

La desventaja es que siempre corres el riesgo de convertirte en el enemigo público al entrometerte en los objetivos de otros jugadores. Esto pesa y, a la larga, pone un precio a tu cabeza. La elección es tuya.

Inteligencia artificial superior

La inteligencia artificial es importante porque define la dificultad de algunos jefes o el correcto funcionamiento del juego, al menos para hacer que el efecto de inmersión sea más profundo. Si algo es ilógico, este realismo se rompe, pero tampoco es rentable dotar a un NPC de esta tecnología si solo tiene funciones básicas.

Piénsalo, en muchos juegos hay personajes que solo están como relleno, su misión es caminar y tener una frase genérica por si se te ocurre interactuar con ellos, pero ¿qué pasaría si de pronto esos NPC tienen un papel más allá de sus limitaciones? Esa es la magia de Free Guy: Tomando El Control.

Hasta aquí dejamos esta lista sobre la divertida película protagonizada por Ryan Reynolds. Si te gustan los videojuegos y quieres pasar un muy buen rato al lado de este carismático NPC, te recomendamos Free Guy: Tomando El Control. Recuerda que, a partir del 3 de noviembre, podrás verla en exclusiva en la comodidad de tu casa, si eres suscriptor de Star+.

NOTA EDITORIAL: este contenido fue patrocinado por Disney para promocionar la llegada de Free Guy: Tomando El Control a Star+.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos