#ViernesRetro: Gun.Smoke

Uno de los pioneros del Run and Gun


Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord / Foros

El género western se lleva muy bien con los videojuegos. Lo hemos visto desde los inicios de la industria en clásicos como Outlaw de Atari 2600 y sigue siendo relevante con títulos como Red Dead Redemption. Las historias de pistoleros en busca de justicia o venganza han tenido mucho impacto en el cine, por lo que es de esperarse que en nuestro pasatiempo favorito hayan encontrado un terreno ideal para regalarnos experiencias memorables. Hoy corresponde recordar un port de arcade que pudimos disfrutar en el Nintendo Entertainment System y que vale la pena recordar: Gun.Smoke.

La llegada oportuna del héroe

El año es 1849. El lugar es el pequeño pueblo de Hicksville durante la época de la fiebre del oro. Un grupo de forajidos conocido como Wingates tomó el pueblo después de asesinar a su alguacil y empezó a causar miedo y confusión entre la gente. Con el viento del atardecer apareció un pistolero solitario dispuesto a todo con tal de eliminar a los Wingates y devolver la paz a los habitantes de Hicksville. Su nombre es Billy Bob, un cazarrecompensas dedicado a perseguir criminales en el Lejano Oeste.

Debo decir que, a pesar de sus limitaciones técnicas, la forma en la que el NES muestra las imágenes y el texto de introducción de Gun.Smoke es sobresaliente y comunica perfectamente la atmósfera general del juego. Lo primero que ves al presionar START es el nombre de la escena y un póster de “Se busca” con la imagen y el nombre del villano a vencer, así como el monto de la recompensa por eliminarlo.

No es Pepsiman, es Billy Bob
No es Pepsiman, es Billy Bob

La simpleza de un par de botones

Gun.Smoke es un shooter vertical estilo run and gun en el que la pantalla se mueve automáticamente hacia arriba. Puedes perder una vida no sólo por los ataques enemigos, sino por quedar atrapado entre algún objeto y el borde inferior del cuadro, por lo que debes calcular muy bien tus movimientos y estar atento a los proyectiles provenientes de los maleantes que aparecerán en bandada.

En un principio, me pareció muy curioso que se usara el botón A para disparar a la derecha y el B para hacerlo a la izquierda, pero con el tiempo entendí que fue la mejor manera de mover al personaje libremente sin sacrificar la precisión de los disparos. Me parece una genialidad, ya que con 2 botones puedes llevar a cabo 3 acciones; es decir, los disparos laterales y al frente al presionar ambos botones a la vez. Si presionas SELECT accedes a un menú en el que puedes ver las armas y los objetos que has recolectado en la escena en turno. En el camino aparecen NPC que te venden objetos para ayudarte en tu aventura. Es curioso que aparece un texto que dice que están de tu lado, pero aun así, hacen su agosto contigo. ¿Quién me garantiza que no están abasteciendo también al bando contrario? Negocios son negocios.

Un buen western no lo sería si no tuviera caballos, por lo que Billy Bob puede encontrar uno al destruir algún barril o bien adquirirlo con uno de los “amigos” que mencioné. Cabalgar es una gran ventaja, ya que te da más puntos de energía y el movimiento es más ágil. Para tener acceso al duelo con el jefe de cada escena es indispensable que encuentres o compres el póster de “Se busca” correspondiente, el cual aparece en ciertos puntos que, al dispararles, emiten un sonido similar al de los barriles. Si no consigues este objeto, la escena entrará en un bucle hasta que lo hagas, lo cual me parece muy extraño para el momento en el que salió Gun.Smoke. La buena noticia es que puedes reunir fondos y comprar el póster, lo cual es un buen gesto por parte de Capcom, ya que muchos jugadores se hubieran quedado atorados.

Soundtrack que se sale de la norma

Uno de los elementos más representativos del género del Viejo Oeste es la música, la cual te envuelve desde la primera escena. Junko Tamiya hizo un excelente trabajo con tonadas simples que te hacen sentir como si estuvieras pisando la tierra, oliendo la pólvora y sudando el paliacate alrededor de tu cuello. La mecánica de juego es idéntica en toda la aventura, pero las 6 escenas y los villanos aportan un cierto grado de variedad. Además del cambio en el escenario, se agradece que cada uno tenga su propia melodía. Lo más sobresaliente es que la música no sólo cambia por nivel, sino que cada jefe tiene su propia composición. Creo que no había visto un juego que se tomara la molestia de crear pistas para cada instancia del juego sin reutilizar ninguna. Debió ser complicado administrar la memoria del cartucho, pero el resultado final es destacable.

Los jinetes del atardecer

Uno de los títulos que más me recordó Gun.Smoke al jugarlo de nuevo fue Sunset Riders de Konami, en donde la misión también es eliminar a una serie de villanos obteniendo una recompensa por ello. Cada uno de estos jefes de nivel se encuentra en distintos puntos de Hicksville, como la Aldea Comanchi o la Montaña de la Muerte, como en Zelda. La forma de presentarlos es repetitiva, pero sobresalen las ilustraciones de sus rostros en 8 bits. También fue un acierto darle a cada uno un patrón de ataque distinto, ya que eso hace que las peleas sean menos predecibles y te obligan a estar muy atento a todo lo que ocurre en la pantalla. Tal como sucede con la música, Gun.Smoke también ofrece variedad en los enemigos a enfrentar.

Fórmense, porque para todos hay
Fórmense, porque para todos hay

La curva de dificultad me parece muy justa, aunque habrá momentos en los que te sentirás acorralado y no tendrás más opción que usar una smart bomb o hacer gala de tus habilidades con el D-Pad. Gun.Smoke es un juego que no te deja descansar ni un segundo, lo cual es propio del género, pero es también muy divertido porque no sólo debes preocuparte por eliminar a cuanto ser aparezca en la pantalla, sino por administrar bien tus recursos sin olvidar encontrar el preciado póster que es la vía de entrada a la batalla final de la escena.

Otro aspecto gráfico que me gustó bastante fueron las ilustraciones de Billy Bob que aparecen al terminar el juego. Son muy simples, pero tienen ese feeling de juego de 8 bits tan difícil de explicar, y se acompañan de un texto de lo más cursi que nos dice que Billy Bob salvó al pueblo y se marchó, pero la gente lo sigue recordando cada vez que ven el atardecer y aún se sienten agradecidos con él.

Billy Bob en su duelo con Link del Oeste
Billy Bob en su duelo con Link del Oeste

¿En dónde puedo jugarlo actualmente?

  • NES
  • Capcom Generations 4: Blazing Guns (PSX, Sega Saturn)
  • Capcom Classics Collection (PS2, PSP, Xbox)

(entre otras plataformas obsoletas o poco conocidas)

Curiosidades

  • Hicksville es una aldea ubicada en Nueva York dentro del pueblo de Oyster Bay. Sus habitantes no tienen idea de quien es Billy Bob ni han oído hablar de los Wingates.
  • La versión arcade tiene 10 villanos, a diferencia de los 6 del NES.
  • En algún momento se tuvo la intención de que Red Dead Revolver fuera un sucesor espiritual de Gun.Smoke e iba a ser desarrollado por Capcom, pero ese proyecto tomó otro rumbo.

Enlaces que pueden interesarte

Gun.Smoke tiene una carga nostálgica importante para mí. Fue de los primeros títulos de NES que jugué y siempre que me lo encuentro me transporta a esa maravillosa época en la que se jugaba lo que se tenía a la mano, a esos años en los que no importaba quién había hecho el juego o cuánto había vendido, sino cuánto nos divertía. ¿Te gustan los juegos con temática western? ¿Cuál es tu favorito? Cuéntame en los comentarios y nos vemos en el próximo #ViernesRetro.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos