E3: la magia se acabó

Esta edición nos ha mostrado que algo ya no funciona en este evento.

E3: la magia se acabó

Esta edición nos ha mostrado que algo ya no funciona en este evento.

Cuando era más joven, la espera del E3 era casi algo mágico. La lentitud con la que llegaba hasta nosotros la información a nosotros hacía todavía más pesada la espera, ya que sabías que en Mayo estaba ocurriendo el evento, pero era hasta 2 meses después cuando podías conocer todas las novedades con que las compañías nos sorprenderían.


En ese tiempo solo me enteraba de las novedades por medio de revistas, y aunque de esta forma no vivías el ambiente que había en el centro de convenciones, si podías imaginarte la sorpresa de los redactores al ser testigos del sin fin de sorpresas que las compañías mostraban en sus respectivas conferencias.

Pero no acababa ahí la diversión, ya una vez en el piso de exhibiciones cada vuelta era para sorprenderse, pues debido a que la comunicación era más lenta había muchos proyectos que incluso ellos -miembros de la prensa- conocían hasta tenerlo frente a frente en el booth de turno. Y es que aunque era una feria de negocios, era más un show, que aunque más adelante se consideró un gasto innecesario, no podemos negar que el ver las fotos y uno que otro video que llegaba a nuestras manos, nos hacía soñar con poder asistir en alguna ocasión y ser testigos de la magia.

Sin embargo las empresas no estaban para hacerla de magos, estaban para mostrar sus productos. Y en una de esas pocas ocasiones en que todas se ponen de acuerdo sobre una idea, comenzaron a darse cuenta que era un gasto bastante fuerte el que ocurría para poder asistir al evento, pero que entre tanto ruido era prácticamente imposible que captaran una parte importante de la atención. Por tal motivo, comenzaron a tomar fuerza los Gamer´s Day, pues si bien ya había compañías que dedicaban un evento a ellos mismos (como Nintendo con el Shoshinkai Show, ¿lo recuerdan?), no era común que Capcom, Konami o Activision hicieran estos eventos donde eran el centro de atención.

Esto obligo a la ESA a tomar una decisión, pues si las compañías dejaban de participar en el E3 este automáticamente desaparecería, por lo que cambiaron el formato y quitaron todo el show (y las babes), para dar algo más pequeño y organizado, siendo la prueba piloto en el E3 2007 de Santa Mónica, donde se volvió algo más serio, bastante diferente al medio de entretenimiento que exponía.

Y llegó la edición 2008.


Previo al E3 2008, muchas compañías habían anunciado que no asistirían al E3, algunas se arrepintieron y no fueron, otras se mantuvieron firmes en lo que habían dicho. Este síntoma dejó ver debilidad, el inicio del fin de la feria de videojuegos más importante del mundo –con permiso del Tokyo Game Show-, por lo que se auguraba desde antes que esta sería la peor edición de toda su historia. Y desafortunadamente, así fue.

La percepción de este E3 en general ha sido triste. La gente lo sabe, lo notó desde las conferencias en donde la mayor sorpresa fue el cambio de versión de un juego ya conocido. Cada una mostró sus novedades, pero están lejos de haber sido sorprendentes e incluso hubo quienes estaban durmiéndose durante estas (y Mefisto es testigo, pues estuvo ahí presente). Quienes nos dedicamos a escribir sobre videojuegos también somos fanáticos, y no podemos ocultar nuestra decepción por no habernos sorprendido con juegos.

Posiblemente, la era del E3 ya haya pasado. Regresar a aquel modelo de show, con babes y espectáculo incluido no sea la solución, volver a algo que les mostró en su momento que ya no era redituable no parece ser una buena idea. Pero el nuevo formato tampoco ha sido el adecuado, pues todavía tengo fe en que las compañías tienen anuncios muy pesados y espectaculares bajo la manga, pero ya no creen que el E3 se lo merezca. Prueba de ello es el anuncio de Bungie, que ya tenía un contador como los que les gusta poner a esta empresa, pero que fue interrumpida por presión de su Publisher. Parece que con esto le dijeron a Bungie que este ya no era el mejor escenario.

Hay quienes pronosticaban antes del evento que este era el último E3. Luego de la edición 2008, las apuestas de que esto sucederá han aumentado. Creo que es una despedida anticipada, pues posiblemente ya no haya más ediciones. Hoy recuerdo la emoción que me provocó en el 2004 Nintendo cuando mostró el Zelda para el GameCube, ¿en algún momento volveremos a vivir una emoción así, con un público gritando enloquecido e incluso con más de uno llorando de la emoción? Yo creo que sí, pero tal vez en algún otro evento u otro momento, porque para mí, la magia del E3 ha terminado.

SIGUE LEYENDO

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos