Investigación sobre relación entre videojuegos y violencia resulta con inconsistencias

Ha sido suspendida la publicación de 2012

Investigación sobre relación entre videojuegos y violencia resulta con inconsistencias

Ha sido suspendida la publicación de 2012

Tags

En el año 2012 se publicaron los resultados de una investigación realizada por el Profesor Brad Bushman de la Universidad Estatal de Ohio. El nombre de la publicación fue “Boom, Headshot!?” y mostraba los resultados obtenidos tras buscar una relación entre los jugadores de shooters y el manejo de armas en la vida real.

Para la realización de dicho estudio se involucró a 151 estudiantes, los cuales, tuvieron que llenar un cuestionario que permitiría evaluar sus niveles de agresión, su capacidad previa en manejo de armas y sus videojuegos favoritos.

Posteriormente, los participantes fueron separados en 3 grupos en los que cada uno jugaría un videojuego. El primer grupo jugó Resident Evil 4 (considerado para la investigación por tener humanos y privilegiar los tiros a la cabeza); el segundo grupo jugó un evento de targets en Wii Play y el tercer grupo jugó Super Mario Galaxy.

Después, los 3 grupos fueron disueltos y cada uno de los participantes se sometió a una prueba de tiro usando balas de goma. Los resultados arrojaron que los jugadores de Resident Evil 4 atinaron mayor número de tiros y, la mayoría de ellos, fueron directo a la cabeza, a diferencia de los que jugaron Wii Play o Super Mario Galaxy. De ahí partió la conclusión de que los shooters estaban formando tiradores especializados.

Tras publicar los resultados, la investigación fue debatida y refutada por investigadores de otras universidades, siendo Patrick Markey, de la Universidad de Villanova y Malte Elson, de la Universidad Ruhr De Bochum en Alemania, los que mayor contrapeso lograron ante la investigación de Bushman.

Tras una serie de investigaciones y señalamientos, en 2015 Markey y Elson ubicaron inconsistencias notables en la investigación de Bushman, así como un manejo de variables inadecuado. Esto resultó en una revisión encabezada por un comité evaluador de la Universidad Estatal de Ohio y la conclusión fue que: “no se podían revisar las inconsistencias marcadas, pues los datos y resultados de la investigación original habían desaparecido de los archivos de la universidad”.

Finalmente, hace 2 días se decidió que la publicación de “Boom, Headshot!?” fuera suspendida y la revista científica Communication Research, quienes fueron los primeros en publicarla, han ofrecido disculpas y están a la espera del texto que Brad Bushman está realizando como respuesta ante la situación.

¿Qué opinas de esto? ¿Piensas que hay una relación verdadera entre los videojuegos y actos de la vida real?

Sigue informado con nosotros aquí, en LEVEL UP.

Fuente

SIGUE LEYENDO

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos