Encuesta: 86% de padres en Reino Unido dejan que sus hijos jueguen títulos para adultos

El análisis de la organización Childcare arrojó resultados preocupantes

Encuesta: 86% de padres en Reino Unido dejan que sus hijos jueguen títulos para adultos

El análisis de la organización Childcare arrojó resultados preocupantes

Desde que los videojuegos alcanzaron ciertos niveles de popularidad se ha analizado el impacto que tienen en los consumidores según las temáticas manejadas por diversos títulos. Pese a que han sido señalados en ocasiones como causantes de diversos problemas con repercusiones a nivel salud y a nivel social, lo cierto es que los organismos representativos de la industria han cumplido al hacer explícita la información de contenido y otorgando una clasificación y esto debería ser complementado por una supervisión en el consumo de los menores de edad pero parece que hay regiones en las que no es así.

Según una encuesta realizada en Reino Unido por la organización Childcare, un porcentaje alto de padres permiten que sus hijos jueguen videojuegos para adultos. El ejercicio estadístico se realizó con una muestra de 2171 padres de familia en Reino Unido y, de inicio, más de la mitad informaron que dejan que sus hijos menores de edad jueguen títulos con clasificación para mayores de 18 años. Al mismo tiempo, 86% de los encuestados admitieron que no toman en cuenta la clasificación ubicada en la portada de los juegos, donde se indica el tipo de contenido que contiene y la edad a partir de la cual se recomienda su uso. Ese mismo porcentaje manifestó que no piensan que los videojuegos para adultos tengan un impacto en el comportamiento de sus hijos, sin embargo, 43% reconoció que han detectado comportamientos negativos en sus hijos luego de jugar títulos para adultos y 22% reveló que sus hijos comenzaron a usar lenguaje ofensivo después de jugar alguno de esos títulos.

Finalmente, la encuesta de Childcare en Reino Unido reveló que 62% de los padres de familia han tratado de retirar los videojuegos a sus hijos pero no han logrado su cometido después de que estos hicieran algún tipo de berrinche. Asimismo, 48% expresó su preocupación al pensar que sus hijos pudieran tener algún tipo de adicción relacionada con los videojuegos.

¿Qué opinas sobre estos resultados?

Ya que hemos vuelto a tocar el tema, te recordamos que en este enlace puedes checar la reacción de la industria ante la decisión de la Organización Mundial de la Salud de añadir el trastorno por videojuegos a la propuesta de la Clasificación Internacional de Enfermedades.

Sigue con nosotros, en LEVEL UP.

Fuente

SIGUE LEYENDO

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos