Daigo fue agredido en las Arcade por ser muy bueno en Street Fighter

La leyenda de los esports forjó su trayectoria en una hostil escena competitiva

Daigo fue agredido en las Arcade por ser muy bueno en Street Fighter

La leyenda de los esports forjó su trayectoria en una hostil escena competitiva

Quienes disfrutaron la segunda época dorada de las Arcade, marcada por el éxito de Street Fighter II: The World Warrior, saben que este título dio inicio a un nuevo entorno competitivo que había pasado de enfrentamientos para superar puntajes a disputas 1v1 para demostrar quién era el mejor. Sin embargo, esto también daba pie a escenas competitivas hostiles pues no existía mayor regulación y orden que el impuesto por los grupos que frecuentaban los locales de maquinitas. Precisamente, la leyenda de Street Fighter, Daigo Umehara, forjó su trayectoria ante este tipo de situaciones.

Compra Street Fighter - 30th Anniversary Collection - Disponible en Amazon

Un reporte de Kotaku reveló la traducción realizada a un discurso ofrecido por Daigo Umehara en el NHK Culture Center de Tokio, Japón, donde habló sobre su historia en la escena competitiva de Street Fighter y sus inicios en la misma, donde su talento le valió recibir una golpiza en un local de Arcade. De acuerdo con la leyenda de los esports, fue a inicios de los 90 cuando comenzó a frecuentar locales Arcade para competir con otros jugadores, ahí, el jugador que entonces tenía 13 años, demostró que tenía un talento especial para los juegos de pelea y se hizo común que arrasara con sus rivales. Lamentablemente, en una ocasión enfrentó a un adulto, quien no supo asimilar la derrota y al terminar la partida se le fue encima a Umehara, golpeándolo en el rostro y dejándolo bañado en sangre, confundido y con miedo.

Según Daigo, este incidente fue el punto máximo que alcanzó durante su paso por la escena de competencia Arcade en Tokio, la cual se había vuelto muy hostil y en algún momento hizo dudar al jugador, pues jugar maquinitas dejó de ser divertido y la golpiza recibida demostraba que la situación había llegado demasiado lejos.

Sin embargo, por alguna razón, Umehara decidió regresar al local Arcade pocos días después del inicidente y justo en la entrada de ese lugar pensó en retirarse y dejar los videojuegos por completo o en ingresar y enfrentar otra vez a quien lo había golpeado. Afortunadamente, ese tipo no estaba en el lugar y nunca volvió, lo que permitió que Daigo pudiera retomar su pasatiempo favorito que a la postre se convertiría en una exitosa carrera en el mundo de los esports.

Sigue aquí, en LEVEL UP.

Fuente

SIGUE LEYENDO

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos