DmC: Devil May CryXbox 360

Una reinvención que no le pide nada a sus antecesores

Por Pablo Luque El 16 de enero a las 19:21

Lo bueno

La historia cuenta los orígenes de Dante. Gran variedad de armas y habilidades. Amplia gama de dificultades. Las misiones extra ayudan a perfeccionar las técnicas y los combos. El control es muy amistoso. Sistema de combate intuitivo y adictivo. La esencia de la franquicia permanece intacta. Los apartados gráfico y sonoro son excepcionales.

Lo malo

Algunos tiempos de carga muy largos. No hay forma de concentrar los ataques en un solo enemigo (ausencia de Lock-on). Aunque mínimo, el framerate cae durante algunos cinematics.

Hace más de 2 años se hizo el anuncio de DmC y fans de la franquicia de todo el mundo expresaron su inconformidad y decepción por la forma en que Capcom reinventó la serie. Dejar el destino del juego en las manos de un estudio ajeno al desarrollador japonés no parecía la mejor decisión, y menos por la forma en que transformaron al icónico Dante (y al concepto en general). Sin embargo, tras largos años de esfuerzo, sudor y sangre, Ninja Theory está más que listo para demostrar que su creación no le pide nada a nadie y, por el contrario, prueba que el cambio es justamente lo que la franquicia necesitaba.

Para comenzar, la historia que nos presentan maduró considerablemente al otorgar a nuestro extrovertido héroe, además de un cambio de look radical, razones y argumentos para su comportamiento. Dante sigue siendo el irreverente pateatraseros que tanto queremos, pero para entender sus trastornos, su vida despreocupada y su odio contra el mundo que lo vio nacer, es necesario que conozcamos sus orígenes, y aunque eso pudiera parecer un tanto monótono, resulta todo lo contrario, pues desde los primeros segundos de la campaña quedas sumergido en la narrativa, consecuencia de la amigable forma en que comienza y del mundo surrealista que nos presentan.

Dante es el clásico libertino en una ciudad de apariencia ordinaria que, clandestinamente, es habitada y gobernada por demonios, en una realidad alterna conocida como Limbo. Desde la infancia se ha enfrentado a estos entes y desarrollado un particular desprecio hacia ellos sin tener una idea completamente clara de por qué hasta que conoce a Vergil, su hermano gemelo y líder de La Orden, quien le revela que son hijos de un legendario demonio llamado Sparda y de la identidad angelical Eva. Su origen los convierte en una poderosa clase de híbridos conocidos como Nephilim, que se dice son los únicos seres capaces de asesinar a Mundus, el lord demoniaco que asesinó sanguinariamente a Eva, capturó a Sparda y lo dejó en el olvido, un castigo peor que la misma muerte. Por si fuera poco, Mundus busca apoderarse del mundo humano, por lo que Dante decide aliarse con su hermano para impedir que el demonio cumpla con sus oscuras ambiciones.

Las primeras misiones de la historia son, a grandes rasgos, tutoriales que nos llevan conocer los principios básicos del esquema de control, pero en lugar de hacer las cosas aburridas y tediosas, son introducidas de tal forma que en ningún momento aletargan la experiencia y resultan muy amenas, sobre todo porque los comandos de combate en verdad son muy amigables y desde un principio permiten realizar algunos movimientos y combos que, por como lucen, parecieran sumamente complicados de ejecutar.

El sistema de combate es uno de los principales atractivos que, si bien es familiar para los que conocemos las entregas anteriores, Ninja Theory logró refinarlo para que jugadores nuevos y veteranos del género tengan una experiencia diferente, entretenida y adictiva. Esto es posible porque ofrece infinidad de posibilidades para atacar a los enemigos y por la facilidad con la que puedes manipular a Dante, lo que a su vez entrega una acción muy fluida que difícilmente será interrumpida.

Recordemos que Dante es Nephilim: mitad demonio y mitad ángel; por tanto, tiene un repertorio de habilidades mucho más amplio que su versión anterior. Eso significa que puede atacar de 3 formas: modo humano, demonio y ángel. El humano es la ofensiva que más se utiliza debido a que el núcleo de movimientos y combos parte de la legendaria espada Rebellion y las pistolas gemelas Ebony e Ivory, pero dada la naturaleza de los niveles y los enemigos, las modalidades demonio y ángel, que permiten emplear el hacha demoniaca, Arbirter, y la guadaña angelical, Osiris, serán obligatorias para atacar a ciertos tipos de demonio que sólo pueden ser destruidos con esas armas, además de ser fundamentales para progresar en algunas secciones de la historia y descubrir los secretos que Ciudad Limbo resguarda con recelo. Dicho de otra forma, el sistema está diseñado para forzarnos a usar todas las habilidades del juego y evitar que nos limitemos a los ataques convencionales.

Lo excepcional de la campaña, además de estar conformada por 20 distintos niveles con una duración que no llega a hacer tediosa la experiencia pero tampoco nos deja insatisfechos, es que tiene múltiples dificultades, diversos enemigos y Dante obtiene habilidades y armas a lo largo de los niveles, por lo que de principio a fin tu juego se modificará y en ningún momento sentirás que es repetitivo.

« Primera |« Anterior |1 |2 |Siguiente » |Última »
Excelente
9.3
 

86

Ficha del Juego

DmC: Devil May Cry

Xbox 360, PlayStation 3, PC

por Ninja Theory

15 / Enero / 2013

Sitio Oficial »

MÁS REVIEWS