Review

Rainbow Six Siege

El FPS táctico de la temporada

LEVELUP

8.7

Muy bueno

PROS:

Excelente nivel de destrucción

Genuina acción táctica en primera persona

Paciencia y estrategia son las mejores armas

Cada partida es única

Buen balance entre Operadores

Las microtransacciones no fragmentan a la comunidad

Cantidad de mapas suficiente para alimentar el multijugador

CONS:

La cantidad de Operadores disponible al comienzo es muy limitada

Armamento y aditamentos poco variados y carentes de personalización

Cuando Ubisoft mostró al mundo el primer material de Rainbow Six Siege en E3 2014, puso en evidencia que había abandonado las tradiciones de la franquicia, lo que me enfureció como fan de la saga. No quedé convencido después de jugar el primer evento Alpha, pero la gama de experiencias tácticas que ofrece el juego completo me hizo tomarle cariño.

Rainbow Six Siege es un multijugador táctico en primera persona, donde 2 equipos de 5 jugadores compiten por el control de un objetivo en un mapa determinado. Ambas facciones tienen un rol que desempeñar; digamos que los buenos son las fuerzas antiterroristas que deben eliminar a los terroristas, todo en un ambiente competitivo de ataque y defensa. El concepto dista de ser novedoso, sin embargo, la ejecución de la idea le otorga originalidad ante otras ofertas similares.

La partida comienza con la elección de tu Operador. Estos personajes pueden equiparse con una variedad limitada de armamento, entre rifles de asalto, escopetas y subametralladoras. También pueden llevar granadas de humo y cegadoras, además de cargas explosivas. En cuanto a la defensa, puedes elegir entre alambre de púas para ralentizar al enemigo o escudos portátiles. Los Operadores son diferentes entre sí porque tienen una habilidad que los define, como veremos más adelante.

En entregas pasadas de la serie, la acción táctica se limitaba a poner explosivos en una puerta, detonarla y entrar. Ahora puedes explotar y remover la mayoría de las superficies en un ambiente de acción dinámica sin precedente; imagina que tienes la posibilidad de destruir desde una pared hasta ventanas o crear un boquete en el piso y atacar el cuarto inferior. Todo esto innova la oferta táctica disponible en el momento, sin embargo, hay que tener presente que la facción opositora también tiene herramientas para impedir tu avance.

Como mencioné, Rainbow Six Siege es un multijugador, así que los equipos alternan las rondas competitivas entre la defensa y el ataque. Cuando te toca defender un objetivo, que puede ser un artefacto bioquímico o un rehén, puedes erigir barricadas en puertas y paredes para reducir la visibilidad del oponente y retrasar su llegada. La variedad de barricadas es pequeña pero significativa y es un elemento táctico necesario para que la defensa sea exitosa.

Puedes erigir todas las barreras de madera que quieras en puertas y ventanas porque son gratuitas e ilimitadas, sólo considera que caen cuando los enemigos las golpean 3 veces o las destruyen con explosivos o disparos. El refuerzo de paredes está limitado a 2 por jugador y su función es impedir que la pared caiga con un explosivo, lo que significa que es impenetrable sin las herramientas correctas y eso te obliga a elegir conscientemente cuál pared reforzar para tener mejor control del mapa y obligar al enemigo entrar por otras rutas. Digamos que no importa si los refuerzos están en el mejor lugar táctico, los enemigos pueden aprovechar otras rutas del mapa. Una superficie que siempre pasa desapercibida son los techos, que pueden romperse con cargas explosivas siempre y cuando no estén construidos con materiales muy resistentes como concreto; sin embargo, en estos últimos hay escotillas por las que puedes acceder a los edificios . No miento cuando digo que después de jugar unas horas Rainbow Six Siege verás tu casa como un mapa del juego y empezarás a juzgar cuáles paredes pueden romperse para una entrada táctica.

El nivel de destrucción no tiene igual y cambiará de forma impensable lo que sucede en la partida; por ejemplo, algunas paredes terminan destruidas por completo con una carga explosiva, mientras que otras no caen pero abren el campo de visión. Esto te permite vigilar otro cuarto o un corredor y esperar a que el enemigo se confíe y pase por tu mira, aunque en caso contrario, puedes morir de una forma vergonzosa y ser presa de la ira y la frustración a causa de un descuido.

Los Operadores también modifican el terreno de juego con sus habilidades especiales. Estos son elementos destacados dentro de las mejores unidades antiterroristas del mundo, así que hay personajes ficticios que pertenecen a la SAS británica, la GSG9 alemana, la GIGN francesa, SWAT del FBI estadounidense y la Spetznaz rusa. Por ejemplo, hay un Operador con un escudo que se extienden para mejorar la protección y otro escudo tiene una pantalla de LED que deslumbra y confunde al oponente; estos son los mejores para liderar el avance hacia el territorio enemigo. También hay Operadores con capacidades destructivas, como Sledge, quien porta un gran mazo capaz de romper cualquier superficie, mientras que Thermite usa una carga exotérmica para eliminar una pared reforzada. Twitch maneja a control remoto un pequeño drone equipado con una carga eléctrica que deshabilita artefactos y también puede explorar el terreno para encontrar enemigos; y Kapkan despliega trampas en puertas y ventanas, y tiene la capacidad de eliminar a un equipo completo si está dentro del rango de explosión.

Los escenarios terminan hechos añicos
Los escenarios terminan hechos añicos

Los Operadores cumplen roles defensivos, de soporte y de ataque y están bien balanceados; sin embargo, recuerda que algunos sólo sirven en situaciones específicas, así que existe el riesgo de elegir a uno completamente inútil. Es el caso de IQ, quien cuenta con un sensor que detecta artefactos eléctricos en la distancia, incluso a través de las paredes; Tatcher, por su lado, cuenta con una granada de pulso electromagnético que puede destruir una gran cantidad de artefactos al mismo tiempo, así que no veo la ventaja de elegir a IQ sobre Tatcher.

El balance de los personajes es sutil y algunos contrarrestan a otros; por ejemplo, el sistema de defensa automático de Jager que intercepta granadas lo hace enemigo directo de Fuze, quien a su vez cuenta con un artefacto que cava un boquete en una pared y lanza 3 granadas explosivas. Con este ejemplo te das cuenta de lo cuidadoso que debes ser con la elección de tu Operador, pues debe estar de acuerdo con las estrategias del equipo y, por otro lado, también tienes que tomar en cuenta que no todos están disponibles desde el comienzo.

El balance de los personajes es sutil

Rainbow Six Siege cuenta con un sistema de moneda virtual llamado Renombre que adquieres después de cada partida. Con ellas compras Operadores y desbloqueas los aditamentos de sus armas. El primero dentro de cada unidad antiterrorista cuesta 500 puntos y su costo aumenta hasta 2000 en incrementos de 500; esto quiere decir que para comprar a los 4 Operadores de una unidad deberás gastar 5000 puntos. Para desbloquear a todos el gasto asciende a 25,000. Cada partida te recompensa hasta con 300 puntos si ganaste y tu desempeño fue favorable; en caso contrario, obtienes la mitad (en promedio). La inversión de tiempo necesaria para desbloquear a los personajes no es abrumadora y con dedicación puedes adquirirlos en una semana. Incluso hay retos donde obtienes un ingreso adicional de puntos.

No pude evitar sentir que el modelo de progresión es similar a un free-to-play, donde debes invertir muchas horas o recurrir a una tarjeta de crédito para desbloquear la oferta de personajes, aunque en Rainbow Six Siege el dinero real no sirve para comprarlos. Digamos que la acción de reunir puntos para comprar personajes no me parece justa después de desembolsar el costo de una entrega AAA completa que son $59 USD. La entrega debería celebrar la diversidad táctica que ofrecen los Operadores en lugar de limitarla para quienes empiezan el juego.

Descanso táctico
Descanso táctico

El comportamiento del armamento me parece satisfactorio debido a que cuenta con una pesada patada de retroceso, y eso te deja con 2 alternativas: disparar en ráfagas o controlar el fuego automático del arma, acción que requiere maestría de tu parte. Cada Operador está limitado a elegir entre 3 armas, mientras otros sólo pueden elegir entre 2 . Puedes comprar aditamentos con Renombre, pero también son sumamente limitados; hay miras telescópicas y otros aditamentos que pueden ser obligatorios, como la empuñadura que reduce la patada de retroceso y el compensador que disminuye la desviación lateral. También están los silenciadores y los bozales que eliminan el destello de cada disparo. A pesar de que la variedad es limitada y algunos aditamentos son obligatorios, ofrecen matices tácticos atractivos. Hay elementos cosméticos que puedes comprar en la tienda en línea con dólares o con puntos de Renombre. La verdad es que a nadie lastiman con la introducción de microtransacciones porque son un elemento completamente opcional.

Rainbow Six Siege es una experiencia táctica donde colocas cargas, explotan paredes, tiras granadas y esperas, e intercambias fuego y bajas en una batalla estancada sin un bando que retroceda o avance. La tensión puede llegar a niveles que únicamente los veteranos sabrán controlar, y debes tener presente que atacar requiere una combinación precisa entre coordinación y entendimiento con los miembros de tu equipo.

Parece que actualiza su estado de Facebook…
Parece que actualiza su estado de Facebook…

Un aspecto que disfruté mucho fue la posibilidad de acceder a la información sobre el campo de batalla: esa es la mejor arma. Recuerda que en cada ronda de ataque controlas drones remotos para encontrar el objetivo. Si el equipo falla al inicio, deberán hallarlo durante la partida, lo que podría significar perder tiempo. Los defensores, por su parte, pueden operar cámaras de seguridad para descubrir las intenciones del enemigo. Así las cosas, además de tener en cuenta las habilidades de los personajes, debes considerar los drones del enemigo y las cámaras de vigilancia, porque un buen equipo aprovecha las ventajas y acaba con sus oponentes sólo con la recolección de información el campo de batalla.

En un apartado menos competitivo, Rainbow Six Siege ofrece un modo donde debes cumplir los objetivos en cooperativo contra una horda de enemigos controlados por la computadora, algo refrescante después de pasar un par de horas en el multijugador. Esto puede servirte como preparación para la acción dentro de las Situaciones, donde enfrentas retos al tiempo que aprendes las mecánicas del juego y adquieres Renombre para comprar algunos Operadores. Visita este apartado cuando inicies el juego para que reúnas algunas monedas del juego y no empieces de cero .

He escuchado decir que Rainbow Six Siege se parece a Counter-Strike: Global Offensive —incluso pensé lo mismo al inicio—, pero la comparación sólo es válida en cuanto a los equipos y a que los bandos son terroristas y policías. Aquí necesitas combinar ingenio, paciencia y buen posicionamiento, mientras que en Counter-Strike el jugador con los reflejos más rápidos generalmente gana el enfrentamiento, sin mencionar que no hay destrucción. Rainbow Six Siege es táctico y estratégico y puede tomar tiempo y preparación coordinar un buen ataque, mientras que CS es básicamente, acción y velocidad.

Otra queja que escucho constantemente es que el juego no vale lo que cuesta porque no tiene contenido suficiente. Mi respuesta es que son patrañas: 10 mapas ubicados en locaciones comunes como una casa de 2 pisos, otra en las montañas, una embajada, un banco y hasta un club nocturno —todos con gran nivel de detalle—, es variedad suficiente para entretenerte una eternidad, sin mencionar que en el futuro habrá contenido adicional gratuito. El valor real de Rainbow Six Siege son las capacidades estratégicas que ofrecen los escenarios, su nivel destrucción y los Operadores. Ninguna partida es igual a la anterior, ni la experiencia de atacar y defender entre partidas.

La experiencia de jugar Rainbow Six Siege y su oferta competitiva gracias al nivel de destrucción en los escenarios me deja contento, sólo me molesta que Ubisoft haya abandonado las tradiciones de la franquicia al dejar a un lado el modelo de un jugador. Rainbow Six Siege resultó un digno exponente de la serie que evolucionó de situaciones tácticas estáticas a enfrentamientos dinámicos sin igual. Si eres fanático de los FPS por equipos y buscas un buen reto en conjunto que sea diferente a la oferta actual, debes dar oportunidad a esta entrega.

¿QUÉ TE PARECIÓ Rainbow Six Siege

?

22 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

22 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos