Review

Layers of Fear

Una obra maestra incompleta
LEVELUP 7 Regular

PROS:

Soberbia atmósfera e inmersión

Excelentes modelos y escenarios en Unity

Interesante trama

CONS:

Poca interactividad

Corto

La última creación de horror atmosférico de Bloober Team SA, Layers of Fear es el relato visual del descenso a la locura de un talentoso pintor que intenta terminar su cuadro definitivo mientras vaga por las soledades de una mansión victoriana en la que sólo persisten el sangriento y tortuoso recuerdo de su esposa e hijo. Se trata de un juego contemplativo, con poca interactividad pero altos niveles de inmersión y excelentes entornos creados en Unity, en el que el jugador intentará llegar al fondo de los desagradables hechos que han llevado a nuestro protagonista a vivir entre grotescas alucinaciones y la angustia de una obra maestra inacabada.

Un juego contemplativo

Enfrentado una vez más al dilema del lienzo vacío, nuestro protagonista, un pintor de renombre que progresivamente se ha aislado de la humanidad, habita en una dilapidada mansión de estilo victoriano. Sin contacto con su esposa e hijo más que a través de notas y recuerdos inconexos, nuestro autor arrivará a su estudio para dar las últimas pinceladas a su obra maestra, sin que sepamos al inicio cuál es la causa de sus constantes alucinaciones y desvaríos. Eventualmente, llegaremos a saber que nuestro protagonista no sólo ha sido víctima de grotescas circunstancias, sino que él mismo no ha sido completamente inocente en merecer un infierno personal en el que el amor por el arte no está desvinculado del amor por la piel y la sangre humanas.

En cuanto a concepto, Layers of Fear básicamente es básicamente una evolución del concepto de Scopophobia, uno de los trabajos anteriores del estudio. La palabra significa "miedo a ser visto", aunque en este caso quien nos contempla no es una persona sino una innumerable cantidad de cuadros inquietantes que habitan el universo visual del protagonista. Nuestro pintor camina por los innumerables pasillos de una mansión de pesadilla mientras es acosado por imágenes inquietantes de toda la tradición europea: El Bosco, Goya, Gericault, William Nicholson, Lavinia Fontana, van Eyck, etc. Dichas pinturas amenazan por todas partes y muchas de tus alucinaciones consisten en ver estos cuadros disolviéndose, apareciendo detrás de ti en formatos excesivamente grandes o pequeños, permaneciendo idénticos salvo por algún detalle, alterándose para mostrar seres deformes, etc. Por supuesto, también tus entornos cambiarán sin sentido lógico: es común llegar a un punto sin salida en el juego sólo para abrir una puerta que ya habías visitado y verla cambiar, o encontrar un portal al infierno en una inocente alacena que habías ignorado. El resultado es una especie de galería interactiva de arte grotesco, un viaje al espacio interior de la frágil psique de nuestro protagonista.

Es fácil, quizás demasiado fácil, comparar a Layers of Fear con P. T., el demo del cancelado Silent Hills: ambas son experiencias atmosféricas en las que recorres espacios que se repiten una y otra vez hasta que hagas algo que te permita avanzar en el infierno que te rodea, muchas veces rompiendo la lógica secuencial o incluso las leyes del espacio. Algunos estereotipos como teléfonos que suenan sin parar, música que sale de objetos sin relación a ésta o niños flotando sanguinolentos en tu bañera son visiones comunes a ambos. Sin embargo, detrás de estas similaridades en estructura, Layers of Fear brilla porque al menos intenta tener una visión original del horror, incluso aunque no le parezca demasiado terrorífica a muchos. El juego con la visualidad de los cuadros, por ejemplo, el diseño de ciertos espacios que desafían la lógica, la completa ausencia de personas en una gran parte del juego, la mezcla de narración visual y escrita, la presentación de modelos en muy alta calidad de objetos inquietantes, son recursos atmosféricos que dal al juego una marca muy personal y auténtica.

El juego no es especialmente terrorífico, aunque no está excento de experiencias jumpscare y semejantes, pero debemos recalcar la excelencia alcanzada por los valores de atmósfera e inmersión. Los modelos en Unity son increíblemente detallados; los efectos y transiciones a espacios de pesadilla son esmerados, las animaciones son notables, la decoración es auténtica y el efecto del conjunto es poderoso. Al ser un videojuego sobre el impacto del arte, el juego tiene una dirección visual impecable, lo cual es difícil de alcanzar en estos días genéricos donde las compañías ya no distinguen entre su arte oficial y el de otros; Layers of Fear devuelve un poco la fe en la originalidad del medio.

Una dirección visual impecable

Sin embargo, el juego dista mucho de ser perfecto por varios motivos. Si bien guión y atmósfera son de alta calidad (bueno, hubiera preferido un lenguaje más victoriano y elegante para ciertas notas), el problema de Layers of Fear es la interactividad, muy baja, y su poca duración. Para decirlo abruptamente: este juego me hace darme cuenta de lo mucho que extraño el horror atmosférico estilo victoriano/lovecraft en los videojuegos. Sí, tenemos Bloodborne, pero el fin de un juego así no es aterrorizar sino desafiarnos. Ver esos ambientes en Unity me hacen darme cuenta del potencial de volver a crear universos como los de Lovecraft en formatos de alta definición. Sin embargo, justo por eso el juego resulta un poco decepcionante: la interactividad es demasiado limitada y, por mucho que me duela usar la fea frase "simulador de caminar", el juego es poco más que eso. Sin embargo, justo por lo bueno que es el juego en atmósfera e inmersión es por lo que siento que hay potencial en él para establecer una nueva vena en cuanto a títulos de terror contemporáneos fuera del gastado sonsonete de los muertos vivientes y semejantes.

Layers of Fear me recuerda al relato Le Chef-d’œuvre inconnu, de Balzac, en el que un maestro de la pintura barroca busca denodadamente terminar su obra maestra sólo para, después de años de búsqueda y dolor, mostrar a los mejores pintores de la época, Poussin y Porbus, un lienzo con un fragmento de pie rodeado por un abigarrado torbellino de colores sin sentido. Es decir, es una obra maestra inacabada, que expresa la lucha por una gran creación pero que todavía es una promesa de algo mayor por venir. En fin, un título recomendable, salvo por su precio quizás excesivo para tan poca interactividad (P. T. era gratis después de todo), en el que las almas más sensibles al arte encontrarán algo para estremecerse. Aceptable.

¿QUÉ TE PARECIÓ Layers of Fear

?

16 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

16 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

7.7

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos