Review

Halo Infinite

Nunca es demasiado tarde para aprender nuevos trucos
LEVELUP 8 Bueno

PROS:

La sensación de combate es satisfactoria y ágil gracias a los poderes que el Jefe obtiene a lo largo del juego

Te invita a experimentar con tus herramientas y a ser agresivo

El mundo abierto funciona porque no es exageradamente grande, ni tiene una apabullante cantidad de actividades

Campaña de buena extensión

La caracterización de el Jefe Maestro es sobresaliente para un personaje con pocas líneas de diálogo

CONS:

El mundo de juego es estático: no reacciona orgánicamente

El ritmo puede sufrir debido a que la experiencia está esparcida a lo largo del mundo abierto, por lo que se llega a sentir poco denso y con pocos momentos épicos

La historia se siente inconexa con los juegos previos

Tags

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord / Foros / Telegram / WhatsApp

Había una vez una serie de videojuegos que se convirtió en un hito de escala global; su lanzamiento era motivo de fiesta y se abarrotaban las calles afuera de las tiendas para hacer fila con el fin de conseguir una copia de Halo. Tenías que estar ahí para disfrutarlo. Hoy las cosas son diferentes; ya no se hace fila para conseguir juegos y sin duda, la fama el Jefe Maestro no es la misma que recordamos. Pero no debería ser así. Esto es lo que intenta hacer Halo Infinite, entrega más reciente de 343 Industries que pretende regresar a Halo al lugar que corresponde: en el Olimpo de los videojuegos. Ya pudimos poner nuestras manos en él y déjanos decirte que estamos muy emocionados con el trabajo de 343 Industries. Enseguida te contamos por qué en esta reseña.

Halo Infinite en Amazon.com.mx

NOTA: LEVEL UP forma parte del programa de afiliados de Amazon México y recibe una comisión en compras realizadas por medio de los enlaces utilizados en esta publicación. Ninguno de los productos mencionados en la publicación fueron establecidos por las marcas o la tienda y no hay contenido patrocinado por las mismas.

Lo primero que brilla en Halo Infinite es que la sensación de juego es muy familiar, como si el estreno de la saga completa hubiera sido ayer. Todo está aquí: el sentimiento de ingravidez cuando saltas, el pitido que hace el escudo cuando está a punto de romperse y el sonido cuando se regenera. Esto es más evidente en las etapas iniciales, donde recorremos niveles que nos recuerdan el pasado de la serie. Bien se nos podría presentar como cualquier otra entrega de Halo y no nos daríamos cuenta de que se trata de una nueva.

Y a pesar de que se siente tan familiar, tan pronto como pones las manos en el control las novedades te asombran. Lo primero es el gancho retráctil, una de las nuevas herramientas que empuña el Jefe Maestro. Esta herramienta lo dota de una movilidad inaudita: puedes escalar plataformas elevadas, avanzar implacablemente hacia los enemigos, te ayuda a ocultarte para regenerar sus escudos y maniobrar por el escenario de manera ágil. Lo mejor es que su uso es tan natural que parece que se trata de una herramienta que hemos usado toda la vida.

"El juego se siente renovado, fresco y, sobre todo, ágil y muy divertido."

Asimismo, el Jefe ahora cuenta con un detector que resalta armamentos y objetos de interés alrededor del él con el fin de orientar al jugador, de la misma manera en que sucede en otros títulos. Y, honestamente, es una función que utilizamos frecuentemente, incluso en el calor del combate para encontrar con facilidad el armamento.

No es la única sorpresa bajo del brazo: el Jefe ahora posee la capacidad de levantar algunos contenedores que explotan al contacto después de ser arrojados y cuando les disparas. Además, tiene otras habilidades, como la posibilidad de desplegar un escudo (como en Halo 3), entre otras que puede actualizar varias veces para aumentar su poder.

Estas novedades en el reportorio de habilidades y movimientos del Jefe Maestro abren una abanico de posibilidades que se conjugan satisfactoriamente con lo que ya conocemos de la serie, sin que se sienta fricción con el sistema tradicional del juego. Todo esto nos habla de que esta entrega fue diseñada para brindarle al jugador un nivel de libertad como pocas veces se ha visto en la serie.

En consecuencia, el juego se siente renovado, fresco y, sobre todo, ágil y muy divertido. Halo Infinite te invita a experimentar y a resolver problemas de maneras creativas como nunca antes se había hecho.

Por otro lado, tenemos que hablar sobre el mundo abierto. Zeta Halo es una locación que te recibe en grande, con un mundo de tamaño aceptable, sin ser abrumadoramente gigantesco. Dentro de las actividades que encontrarás, por supuesto, existen las misiones de historia que progresan el guion. Hay misiones secundarias, que son expediciones a instalaciones enemigas donde, naturalmente, debes eliminar todo lo que se mueve y cumplir objetivos muy sencillos. También tienes la oportunidad de auxiliar a las fuerzas de la UNSC que están esparcidas por todo el territorio, ya sea al rescate de soldados o conquistando bases bajo el control enemigo.

Otra empresa muy popular es ir a la caza de objetivos de gran valor. Durante estas misiones, tendrás que enfrentar a los más formidables y maliciosos efectivos de la fuerza opositora. Son minifejes acompañados por una docena o más de enemigos que deberás eliminar antes de pasar al platillo principal: una épica batalla contra un enemigo formidable. Sin duda, estas misiones fueron nuestras favoritas durante nuestra experiencia, principalmente por el reto que implican y los planes creativos que pusimos en marcha para eliminarlos.

Pero estas no son todas las actividades; también tenemos las de otro tipo: bitácoras con archivos de audio, algunos coleccionables y las clásicas calaveras. Todo esto te espera a lo largo y ancho del escenario que espera a ser explorado con toda clase de vehículos y en especial el gancho.

"Algo interesante sobre la historia no son los acontecimientos, sino más bien la caracterización del Jefe Maestro"

¿Y que sería de un Halo sin la historia? Halo Infinite comienza como pocas entregas, con el Jefe Maestro vulnerable luego de fracasar en su misión. Enseguida, es rescatado por un piloto ignoto para dar comienzo a un segundo round, pero antes debe encontrar a El Arma, una nueva inteligencia artificial, para descifrar qué rayos ocurrió con Cortana porque… pues algo no sucedió de la manera en que se supone que debía ocurrir.

Todo esto introduce a la fuerza opositora, los Desterrados, la facción enemiga que conocimos en Halo Wars 2, y a Escharum, el jefe de guerra y teniente de Atriox. Al mismo tiempo se introducen nuevos jugadores que vendrán a agitar el escenario geopolítico y los mitos de la serie, y la preparan para el futuro.

Algo interesante sobre la historia no son los acontecimientos, sino más bien la caracterización del Jefe Maestro, pues es representado como nunca antes en la serie: a pesar de que está cubierto con cientos de capas de armadura, su comportamiento y lenguaje corporal es sumamente expresivo. Además, el guion está hecho con bastantes momentos de drama para humanizarlo. Sin duda, esta es una oportunidad especial para su desarrollo.

Y quien también se desarrolla es la nueva inteligencia artificial similar a Cortana, nombrada únicamente como El Arma. A diferencia de la IA original, este nuevo personaje es por completo diferente: no es sarcástica, ni tiene humor oscuro, más bien es ingenua y apenas está conociendo al Jefe, por lo que en momentos duda de sus capacidades. Se trata de una nueva relación con el potencial de popularizarse entre los fanáticos y gran parte se debe a la carismática caracterización de Jennifer Taylor.

Lo que nos deja insatisfechos es la poca o nula interactividad que hay en el ambiente. Para esta época se antojaría que el mundo abierto fuera dinámico, que tuviera vida y elementos emergentes que capturen tu atención. Sin embargo, sucede todo lo contrario: el mundo es inerte y estático, sin elementos a tu alrededor que puedas aprovechar de maneras inteligentes o divertidas. Basta decir que en todo el juego sólo hay un árbol que es destruido; uno sólo entre cientos que existen. Ahora sabemos por qué los anillos son armas tan poderosas: es que los árboles son indestructibles.

Otro aspecto que no fue de nuestro completo agrado es que la historia comienza sin mucho contexto… porque dicha explicación se encuentra en materiales ajenos a los videojuegos. Es por esta razón que jugar por primera vez podría sentirse desconcertante.

Fuera de lo anterior, la experiencia clásica de Halo se siente demasiado extendida a lo largo del mundo abierto, por lo que los momentos memorables y grandes oportunidades para lucirse llegan esporádicamente o tardan en aparecer.

"¿Qué esperas?, ¡ve a jugarlo en Xbox Game Pass!"

Lo que emociona poco de la entrega es, honestamente, parte de la historia (y es que ya ha pasado mucho tiempo desde que una historia del Jefe Maestro en un videojuego nos atrapa como en sus mejores años). En esta entrega, se nota un intento de dejar a un lado cierta parte de la trama, sin necesariamente olvidar todo el pasado. Sólo digamos que quieren dejar atrás lo más rápido posible cierto juego que polarizó a los fans, y con justa razón.

Además, hay algunos elementos de la historia que, inicialmente, no tienen tanto sentido para ciertos personajes debido a que actúan un poco fuera de sus personalidades conocidas. Pero no te preocupes: no ahondaremos más para evitar spoilers. Sin duda, más adelante podremos abordar la trama a detalle sin arruinarla. Por lo pronto, presentamos una opinión un poco vaga.

También tenemos que mencionar al piloto del que hablamos al principio, el cual no fue de nuestro total agrado porque es responsable de ciertos momentos incómodos que solamente fuerzan otros momentos de drama.

La belleza en el campo de batalla
La belleza en el campo de batalla

Y así llegamos a la conclusión. Nos sorprende que 343 Industries haya cumplido la misión de retener lo característico de la fórmula original para ofrecer la experiencia que anhelan los fans, evitando que se sienta repulsión por mecánicas polémicas o cambios radicales. Lo nuevo que se añade se siente orgánico con lo original. Pero, sobre todo, se trata de una entrega que se juega bien, tiene una buena duración, dificultad y prepara a la serie para un futuro prometedor.

Es muy similar a una línea de diálogo entre el piloto y el Jefe Maestro, donde el primero le comenta al segundo que no es momento para hacerse el héroe, a lo que el Jefe responde: “No, hacemos nuestro trabajo”. Esto es lo que se siente con 343 Industries. Halo Infinite funciona porque entendieron a la perfección lo que debían hacer: su trabajo.

A pesar de que se llega a sufrir por su formato, recomendamos Halo Infinite ampliamente. ¿Qué esperas?, ¡ve a jugarlo en Xbox Game Pass!

¿QUÉ TE PARECIÓ Halo Infinite

?

17 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

17 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8.6

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos