Review

Age of Empires III: Definitive Edition

¿Un regreso a los días de gloria?
LEVELUP 7 Regular

PROS:

El modo Batallas Históricas es uno de los mejores agregados al paquete

Mejoras en servicios: matchmaking, tablas de líderes y servidores

CONS:

El contenido da la impresión de que es mucho, pero no es nuevo

Poca mejora en el comportamientode la Inteligencia Artificial

Visualmente no decepciona, pero las animaciones acartonadas delatan su edad

En ocasiones, la mezcla de audio sube y baja de volumen sin explicación

Muchas veces se dice que la tercera es la vencida, pero para Age of Empires el éxito llegó desde el comienzo; incluso se puede hablar de que llegó a la cúspide en su segundo intento. Por eso, Age of Empires III, título originalmente lanzado en octubre de 2005 en PC, es más bien recordado como un lanzamiento que dividió las opiniones porque no logró capturar el mismo nivel de atención que sus antecesores, a pesar de vender muy bien en su época. El tiempo y, sobre todo, la comunidad, supieron darle a esta entrega, desarrollada originalmente por Ensemble Studios, el lugar en la historia que merecía, especialmente después de la disolución del estudio en 2009. Así llegamos al lanzamiento de Age of Empires III: Definitive Edition, entrega que pretende revivir la emoción por el juego mientras el mundo pone las miras en la cuarta entrega, de la cual conocemos muy pocos detalles.

Como sabes, Age of Empires III: Definitive Edition es el tercer relanzamiento de la franquicia que recibe la nomenclatura definitiva. Igual que Age of Empires y Age of Empires II, la tercera parte recibe numerosas adiciones gráficas y de calidad de vida para empatar la experiencia con el estándar moderno. Visualmente, puedes esperar una paquetería gráfica renovada, con texturas en definición 4K y nuevos modelos para las construcciones y unidades, aunque se descuidó un poco la animación. En cuanto a funciones, te espera una nueva interfaz gráfica que deja limpia la pantalla para ofrecer una experiencia cinemática que acentúa los nuevos gráficos. No te preocupes, si lo deseas, puedes optar por utilizar la interfaz de antaño. Otras adiciones son soporte para mods, nuevos modos de juego, decks predefinidos para las ciudades y una banda sonora revitalizada.



Por otro lado, es evidente que hubo mucho empeño en los servicios en línea. Por ejemplo, la infraestructura para los servidores es más robusta; el matchmaking, las tablas de líderes y los enfrentamientos rankeados mejoraron. En concreto, hablamos de que todas las áreas del juego fueron trabajadas para hacer honor a la etiqueta Definitive Edition. Sin embargo, sentimos que el jugador veterano que regresa al campo de batalla podría encontrar una situación de sequía debido a que el contenido nuevo es relativamente escaso.

Una gran sorpresa es el modo Batallas Históricas. A diferencia de la campaña principal, estas misiones están basadas en escenarios históricos reales, donde destacan el cuidado y la atención a los detalles. La variedad es sobresaliente porque se eligieron batallas en periodos amplios con naciones de todo globo. Además, la presentación se cuidó al extremo de ofrecer cada batalla con su respectiva narración, a manera de pequeño corte cinemático en el inicio y el fin de la misión.

"Se trata de un toque excelente que sigue la línea por la cual destacó la franquicia desde su concepción"

El desafío nos dejó satisfechos, pues los mapas se sienten sólidos y ofrecen situaciones de juego variadas con un amplio espectro de objetivos primarios y secundarios por cumplir. El resultado es divertido, al mismo tiempo que desafiante. Se agradece el acercamiento histórico de la modalidad y estamos seguros de que los fanáticos de la historia se sentirán satisfechos con las narraciones al final de cada misión, que cuentan los eventos que acaban de ocurrir y sus consecuencias. Definitivamente, se trata de un toque excelente que sigue la línea por la cual destacó la franquicia desde su concepción.

Otra sorpresa dentro de la Definitive Edition es la adición de 2 civilizaciones: incas y suecos. Los suecos ofrecen un estilo de juego que aprovecha una de las diferencias fundamentales de la tercera entrega de Age of Empires en relación con las anteriores: la adquisición de mercenarios, que son más baratos y llegan rápidamente al campo de batalla. Además, esta civilización emplea unidades especiales con mosquetes de pólvora y artillería económica. Los incas ofrecen un estilo de juego clásico, apto para los principiantes de la franquicia o los graduados de la segunda entrega. La fortaleza económica de los incas se debe a la explotación de las llamas, animales emblemáticos de la región responsables del auge comercial de esta civilización. Las opciones tienen particularidades que las hacen únicas, incluso cuando se comparan con el resto de las civilizaciones, así que también podemos decir que hubo un gran trabajo de investigación para poder representarlas con gran atención al detalle.



Gráficamente, Age of Empires III: Definitive Edition se ve bien, a secas. No se trata de una entrega que deslumbre por su calidad visual, sin embargo, el resultado empata con el estándar moderno... por lo menos; nos referimos al estándar de la última década. Las unidades tienen profundidad visual que permite apreciar a detalle uniformes, figuras y rostros. Lo mismo puede decirse sobre las construcciones, que ahora se perciben con más autenticidad. Lamentablemente, las animaciones son deficientes, y muestran la verdadera edad del juego, que en este aspecto luce acartonado.

"Lamentablemente, las animaciones son deficientes, y muestran la verdadera edad del juego"

Otro de los aspectos en los que quedó a deber esta edición definitiva es la inteligencia artificial de las unidades. Por ejemplo, en muchas ocasiones, los personajes se quedan parados sin hacer nada, y también notamos que las hileras traseras de un grupo no suelen atacar como hacen las filas delanteras, a menos que el enemigo se acerque demasiado. Además, los grupos de unidades avanzan a la velocidad de la más lenta, lo que termina siendo un fastidio.

En conclusión, las adiciones a la calidad de vida, la nueva interfaz gráfica y hasta el modo de batallas histórica se agradecen; sin embargo, no representan una justificación de altura como en Age of Empires II: Definitive Edition. A estas alturas, esperábamos una mejora sustancial en el departamento del sistema de juego, por ejemplo, con mejores controles, formaciones y, sobre todo, una mejor respuesta de la inteligencia artificial.

De esta manera, las 3 entregas de Age of Empires han alcanzado la etiqueta definitiva y ahora miran a la posteridad con la promesa de que una cuarta entrega les hará justicia, pero creemos que falta muchísimo tiempo para que eso suceda. A pesar de todo, esta es la manera definitiva de jugar Age of Empires, justo como lo dice su título sin importar su número.

¿QUÉ TE PARECIÓ Age of Empires III: Definitive Edition

?

5 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

5 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8.8

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos