Review

Hunt: Showdown

El terror y la competencia llegan a PlayStation 4
LEVELUP 7.7 Regular

PROS:

Nivel de competencia alto

Bellos escenarios con buen nivel de detalle

No todo es asesinar al rival, existen objetivos por cumplir

Elementos de Horror Western bien aprovechados

Experimentarás muchos sentimientos mientras juegas

CONS:

Menús y pantallas de carga muy frecuentes

Errores de programación como la carga de texturas tardía

La dificultad se reduce mucho si vas acompañado

Sensación de falta contenido y más modos de juego

Hablar de Hunt: Showdown es recordar un título que ha sufrido múltiples transformaciones desde su etapa de desarrollo. Su nombre preliminar fue Hunt: Horrors of the Gilded Age, y era un juego cooperativo ubicado en Louisiana de 1895 con todas las bondades del western y altas dosis de terror. En los avances mostrados por Crytek USA pudimos ver que la perspectiva era en tercera persona y la acción parecía no tener fin, sin embargo, el producto final sería algo completamente diferente. Tras cambios internos y el cierre de Crytek USA, el desarrollo de Hunt pasó a manos de la central Crytek. Finalmente, a pesar de las dudas sobre su futuro, el proyecto fue anunciado oficialmente en mayo de 2017 pero ahora como Hunt: Showdown y un concepto muy diferente a la idea original.

El terror y los monstruos seguían ahí, pero todo tenía un perfil más sobrio y realista, además, el estilo de juego sufrió cambios drásticos, ahora todo era en primera persona y tenía elementos característicos de un Battle Royale. Nuestras dudas quedaron resueltas cuando los jugadores de Steam tuvieron un acceso anticipado a Hunt Showdown en febrero de 2018. Un año después, la versión final vería la luz en PC y tras unos meses llegaría a Xbox One. Hace apenas unos días la versión de PlayStation 4 llegó al mercado, ¿habrá valido la pena esperar tanto?

Competitivo hasta la médula

Algo que debemos mencionar desde el principio, es que estamos ante un juego 100% online que no es free-to-play, así que prepárate para invertir 40 dólares y tu suscripción a PlayStation Plus para poder disfrutar de esta aventura. Una vez que dejamos en claro el golpe certero a tu cartera, vale la pena mencionar el concepto que tras mutar con el paso del tiempo deja un buen sabor de boca y está bien plasmado en pantalla: el horror western.

Hunt: Showdown nos ubica en una tierra dominada por el mal. En este infierno del oeste tomaremos el papel de un cazarrecompensas sin saber para quién trabajamos, nuestras verdaderas intenciones serán ganarnos una fortuna al limpiar el pueblo de todo engendro que se aparezca y así obtener la cabeza de los seres de otro mundo que lo aquejan. Muchos serán los valientes que arriesguen sus vidas, pero solo unos pocos se llevarán el premio.

Los elementos del pasado brincan a la vista, desde la ropa de los personajes, el arte, las armas y el diseño de los niveles, por ejemplo, los pantanos o las casas abandonadas que tendremos que recorrer para cumplir nuestro objetivo. La sensación de caminar por un pueblo fantasma lleno de neblina o un pantano por la noche se agradece bastante y se complementa con la tensión que provoca encontrarse algún zombie o peor aún, otro cazarrecompensas.

Hunt: Showdown cuenta con dos modos de juego y ese tal vez es su principal problema, la falta de variedad, pero eso ya lo hablaremos más adelante. Debes saber que aunque es un FPS, en realidad estamos ante un juego de supervivencia con objetivos por cumplir, no se trata simplemente de ser el último en quedar pie como ocurre en los Battle Royale, aquí tendrás que pasar varias etapas para salir triunfante.

Esto es precisamente lo que hace divertido la aventura en busca de recompensas mientras los otros jugadores se apresuran a ser los primeros en cumplir el objetivo de la misión. En caza del botín tendremos que ir en busca de nuestra presa en solitario o hasta con 2 compañeros. Durante la primera etapa de este modo podemos aprovechar para lootear y tendremos que encontrar portales especiales que irán cerrando la zona hasta ubicar nuestro objetivo. Son 3 criaturas en total: una araña gigante y 2 seres del inframundo conocidos como Carnicero y Asesino. Una vez que encontramos las pistas, el mapa –que de por sí no es muy grande– nos indicará donde está el jefe final, y, naturalmente el siguiente paso será eliminarlo. Todos esto contra reloj y poniendo a los demás cazadores en competencia por cumplir el mismo objetivo Una vez que el cadáver esté en el piso, tendremos que esperar por su paso al otro mundo, en esta etapa cualquier jugador enemigo podrá ubicarnos a la distancia y tratar de robar nuestra presa. Una vez que el monstruo haya desaparecido seremos recompensados y tendremos que salir a toda velocidad en busca de un punto de extracción para ganar. La parte injusta es cuando, después un arduo trabajo, algún campero te tiende una emboscada y te roba tu premio, pero así es la vida del cazador oportunista. A diferencia de otros juegos, el objetivo principal no es matar al enemigo, pero si otros cazadores se cruzan en nuestro camino la única opción será eliminar a la competencia. A pesar de que en este modo participan solamente 12 personas o menos, el proceso es largo y puede llevarte más de 40 minutos terminar una partida. Pensando en esto, se ha agregado un modo más sencillo y sin tantas complicaciones.

En juego rápido iremos en solitario y elegiremos un personaje prediseñado con 3 tipos de armamento, ya en el juego iremos mejorando nuestro arsenal. Lo más importante es encontrar 4 portales de forma veloz, si somos los primeros en lograrlo el siguiente paso será purificar nuestra alma, este proceso es tardado y nos deja expuestos ante los demás jugadores si utilizan la habilidad visión oscura. Si conseguimos completar el ritual seremos libres, en caso de no terminar quien haya conseguido un mejor porcentaje de purificación será el ganador. Al final, ganes o pierdas recibirás recompensas como dinero y experiencia que irán desbloqueando armas y habilidades.

Puede parecer poco que hacer pero la fórmula está tan optimizada que funciona e incluso genera adicción, finalmente esa es la intención del juego competitivo que está muy bien representada. Funciona muy bien, sí, pero al ver los menús se siente que algo falta, como si el concepto del juego no se estuviera aprovechando al máximo. Un par de modos extra o una aventura off line original se hubiera agradecido bastante.

La vida del cazador no es cosa fácil

Si lo tuyo son las emociones fuertes y vivir tenso de por vida, este es el juego que estás buscando. Los elementos del survival horror son la cereza en el pastel y es que, a pesar de que puedes equipar algunas habilidades a tu cazador, se siente frágil, débil, muy humano. Por lo menos al principio, tus armas no serán algo del otro mundo ya que tendrán espacio para pocas balas y tendrás que recargar constantemente. Esta situación nos podrá a prueba cuando un enemigo se lance a toda velocidad al detectarnos a la distancia.

En cuanto a las criaturas que intentarán acabar con nuestras vidas hay diferentes tipos pero no son muchos. Los más comunes son los clásicos sacos de carne que reaccionan de forma torpe, habrá perros zombie y algunos esqueletos con fuego, además de una especie de enjambre viviente que nos ataca con insectos. También encontraremos unos cuantos seres corpulentos, otros protegidos por un caparazón y algunos más completamente ciegos que se guiarán hasta nosotros a través de sanguijuelas.

En ocasiones la mejor opción es pasar de largo y otras darnos el tiempo de destruirlos para que no interrumpan la investigación de un área. Aunque no son muy inteligentes sus ataques pueden ser devastadores, así que te recomiendo no subestimar a estas criaturas. Tener enemigos además de los jugadores hace que el juego sea más dinámico y al mismo tiempo más estresante.

Debo decir que jugar Hunt: Showdown me provocó muchos sentimientos, los ambientes están muy bien logrados, tanto así que es fácil que te sientas solo, y si te sumerges lo suficiente terminarás lleno de ansiedad, miedo, enojo; además, si pierdes (lo que pasará mucho al principio), añade kilos de frustración a la fórmula. Puede que esto no suene bien, pero es algo similar a lo que provoca Dark Souls cuando mueres sin parar y al final sientes la satisfacción de vencer a ese jefe después de horas de intentos fallidos. Además, si decides ir en equipo con un amigo o un jugador al azar todo se volverá mucho más fácil, ya que tendrás la posibilidad de revivir a un compañero caído, situación que no ocurre si decides ir tú solo.

Las despedidas son dolorosas

Hay juegos como Monster Hunter donde crear a tu personaje es placentero a pesar de no tener tantas opciones de personalización. Ver a tu personaje triunfando y portando atuendos espectaculares es algo que siempre te va a alegrar el día, en Hunt: Showdown esto no sucede.

De hecho, te recomendamos no encariñarte con tu cazador porque es probable que no lo vuelvas a ver al terminar la curva de aprendizaje, justo al alcanzar el nivel 11. Esto debido a que al alcanzar esta etapa el personaje ya no ya no volverá y una vez que muere tendrás que reclutar a algún otro personaje predefinido por el sistema. Ni siquiera existe un modo para personalizar tu avatar, lo único que podrás hacer es dotarlo de habilidades, armas o ítems como botiquines, bombas molotov y otras herramientas.

Al morir, lo único que heredas son los puntos de experiencia. Esto te sirve para desbloquear algunas armas y poder comprarlas. Hablando de compras, el juego tiene microtransacciones, de hecho, algunos creen que esto puede ser considerado pay-to-win porque las mejoras no son simplemente cosméticas. Es decir, podrás adquirir armas legendarias que tienen mejores estadísticas con bonos de sangre (dinero real), mientras que los demás jugadores se esfuerzan para obtener equipo más o menos decente. Estas armas no son eternas; de hecho, una vez que tu personaje muere las perderás, pero quedarán desbloqueadas para que puedas adquirirlas con Hunt dólares (dinero del juego) una vez más.

Por si fuera poco, en la tienda puedes conseguir paquetes que te darán acceso a cazadores especiales que, además de verse mejor, tienen algunas características que proporcionan ventajas, pero al igual que las armas, una vez que mueran tendrás que invertir monedas del juego para volverlo a adquirir.

La belleza de la soledad

Visualmente Hunt: Showdown cumple su cometido, como lo mencioné anteriormente los escenarios están bien diseñados y contagian una sensación de desolación, además de verse afectados por el día y la noche cuenta con elementos climáticos como niebla. Los reflejos en charcos, y las texturas lucen bien aunque de vez en cuando se cargan lento en los modelos. Por la naturaleza del juego se entiende que los escenarios se sientan vacíos, y la carencia de acción es evidente después de avanzar un buen rato.El diseño de los monstruos es digno de mencionarse, cuando están cerca de ti podrás ver el brillo en su carne putrefacta, sus expresiones violentas entre otros detalles que añaden terror a la experiencia.

En cuanto a los modelos de los cazadores pasa algo extraño: cuando aparecen en los menús se ven muy bien, pero en el juego lucen diferente. Eso lo comprobé al voltear a ver a mi compañero tras terminar la misión y notar que no tenía texturas, ni pupilas. Tal vez fue un glitch pero esta situación no debería ocurrir. Sobre todo al usar el Cry Engine, motor gráfico que ha recibido tan buenos comentarios por juegos como FarCry o Crysis.

Sobre el audio hay mucho que decir, y es que es parte fundamental de la experiencia. Desde los pasos hasta el sonido de disparos y gritos, todo se escucha formidable y te transporta en medio de la acción. El ruido ambiental puede ser tu mejor aliado o tu peor enemigo, ya que si pisas ramas, cristales o eres detectado por un caballo moribundo o una jauría de perros guardianes, pondrás en alerta a tus enemigos de tu ubicación. Es muy recomendable jugar con audífonos para tener una mejor detección del espacio donde juegues.

Hunt: Showdown

La emoción no es eterna

Hunt: Showdown cumple el cometido al ofrecer una experiencia competitiva adictiva con un tema interesante que ofrece una buena mezcla de géneros. Con el paso del tiempo puede que esta chispa por ganar se vaya perdiendo y quieras pasar a un modo de juego solitario, sin embargo, esto no será posible. Es justo aquí donde este título queda a deber: no tener distintos modos de juego o algo más allá de la cacería de recompensas, o por lo menos algún tipo de misión o búsqueda de nuevas criaturas que debamos exterminar.

La idea me parece muy buena, sin embargo, puede que con el tiempo sea más difícil encontrar partidas disponibles, sobre todo con opciones gratuitas y extremadamente populares como Fortnite o Apex Legends que comparte una base de jugadores similar. No estamos ante la mejor versión del juego, pero si eres jugador de consola no está de más tener otras opciones en tu librería, sobre todo si te gusta el terror y las ambientaciones ubicadas en el pasado.

¿QUÉ TE PARECIÓ Hunt: Showdown

?

0 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

0 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

0

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos